2018 · 08 · 20 • Fuente: Santiago Aristia, FRANCE 24

Palestina: el correo que tardó ocho años en llegar desde Israel

Los palestinos en la ocupada Cisjordania comenzaron a recibir una entrega especial: más de 10 toneladas de correo retrasado por Israel en los últimos ocho años.

Mohamad Torokman / Reuters | Un trabajador palestino muestra artículos enviados por correo hace ocho años cuando llegan a su destino, después de que Israel permitió el envío de cartas en Cisjordania desde Jordania, donde estaban detenidos. Jericó, Cisjordania, el 19 de agosto de 2018.

Cartas provenientes de todo el mundo, regalos, medicinas, compras realizadas a través de internet y hasta una silla de ruedas con un mensaje que decía “para ser entregada en Gaza”, fueron algunos de los artículos que llegaron desde Jordania.

Las fotos publicadas en el sitio web del servicio postal palestino muestran camiones repletos de bolsas de correo blancas y celestes.

Fueron más de 10 toneladas de correo y alrededor de ocho años de bloqueo. En 2010 las autoridades de Israel impidieron la entrada del correo desde Jordania a los territorios de Cisjordania, a pesar de que un acuerdo de 2016 permite el intercambio libre de envíos.

Los trabajadores postales han estado clasificando miles de sacos en la ciudad cisjordana de Jericó durante los últimos días después de que las autoridades israelíes permitieran la entrada de cartas y paquetes por esta única oportunidad.

Israel no permitía el envío del correo por "razones de seguridad"

El correo de Cisjordania y la Franja de Gaza, cuyas fronteras están bajo control de Israel, primero pasa por Israel, donde se realizan controles de seguridad.

Las autoridades de Israel dijeron que la transferencia fue un gesto de una sola vez y que se estaban realizando esfuerzos para implementar un acuerdo de 2016 que permitiría enlaces de correo internacional directo con Cisjordania.

El acuerdo de intercambio libre de correo entre Israel y Palestina

En 2016, se alcanzó un acuerdo para permitir que los palestinos recibieran correo internacional sin la intervención previa de Israel, pero el ministro de comunicaciones de la Autoridad Palestina, Allam Moussa, acusó a Israel de demorar la implementación de la iniciativa.

Por su parte, desde la COGAT, el cuerpo militar israelí, que es el responsable de la coordinación civil en los territorios, comunicaron que el acuerdo aún no entró plenamente en vigor y que esta entrega única fue una medida tendiente a alentar la confianza. Desde el organismo del Ministerio de Defensa de Israel también señalaron que la medida forma parte de un intento de fomento de la confianza tras el acuerdo de entrada postal.

Israel controla todo lo que ingresa a Cisjordania

Por el momento, todos los bienes destinados a Cisjordania y Gaza están controlados por Israel, y el servicio postal israelí se encarga del correo.

Ramadan Ghazawi, un funcionario del Servicio postal palestino que trabaja en la oficina de correos de Jericó, critica la manera desorganizada en la que fue concretada la entrega de los correos: "Después de ocho años no llegó categorizado como se supone que debe ser, con listas. Lo tenemos todo mezclado (…) estamos marcando todos los correos en el sistema internacional (IPS), y los estamos categorizando en las oficinas postales”.

Algunos de los productos transferidos se habrían roto, y Ghazawi explica que para evitar quejas los entregan junto con una declaración diciendo que las autoridades israelíes los habían entregado en esta condición.

En tanto, Hussein Sawafta, director general del servicio postal palestino, atribuye el retraso a la intolerancia israelí: "Recibimos hoy toneladas de correo palestino debido a la intolerancia de las autoridades de la ocupación que se negaron a pasarlo por Jordania ".

Israel ocupa Cisjordania militarmente desde la llamada Guerra de los seis días, en 1967. Como controla todas las entradas y salidas de este territorio, puede evitar el paso de mercancías a su antojo. Una situación que complica tanto la economía palestina como las libertades civiles de los palestinos.

Fuente: Santiago Aristia, FRANCE 24