2018 · 08 · 19

Colonos israelíes atacan a un palestino y sus dos hijos en Nablus

Tres miembros de una familia palestina han resultado gravemente heridos durante un nuevo ataque de colonos israelíes en la ciudad cisjordana de Nablus. Los atacantes sionistas como siempre, están libres. Si el atacante fuera palestino, éste estaría muerto con 40 balas en su cuerpo, su vivienda demolida y sus parientes encarcelados.

Según han informado este domingo los medios palestinos, el incidente tuvo lugar la noche del sábado cuando una turba de colonos procedentes del asentamiento de Yitzhar, en el sur de Nablus, atacaron con piedras y botellas de vidrio el coche de un palestino identificado como Abdel Hafez Musa, lo que le provocó heridas a él y a sus dos hijos.

“Cuando regresaba de Ramalá hacia Tulkarem, mis dos hijos y yo fuimos atacados por al menos 15 colonos israelíes enmascarados que bloquearon la carretera frente a nosotros y rodearon el vehículo, lo que nos impidió avanzar”, ha explicado Musa de 43 años.

Durante ese brutal ataque, el hijo de 13 años de Musa, Tareq, fue golpeado por una gran piedra, mientras que su hijo de 4 años, Muhamad, resultó herido debido a fragmentos de botellas de vidrio.

La violencia de los colonos contra los palestinos y sus propiedades es habitual en la ocupada Cisjordania y rara vez es objeto de proceso judicial

 

View image on TwitterView image on Twitter
 

Entre los actos de violencia hay incendios de propiedades y mezquitas, lanzamientos de piedras, cultivos y olivos arrancados y ataques a hogares vulnerables, entre otros.

En otro ataque perpetrado el pasado jueves, unos colonos israelíes, del mismo asentamiento israelí de Yitzhar, atacaron un hogar palestino en un intento por incendiarlo, pincharon neumáticos y dañaran 40 vehículos en represalia por el atropello, del que ya se ha descartado que se trate de un ataque terrorista.

Estas actitudes provocativas, no obstante, se han intensificado después de que el parlamento del régimen israelí aprobara la “ley del estado-nación” que considera “estado judío” los territorios palestinos ocupados, declara la ciudad ocupada palestina de Al-Quds (Jerusalén) como la capital del régimen de Tel Aviv y respalda la construcción y ampliación de los asentamientos ilegales habitados por judíos, entre otros temas. 

 

Fuente: HispanTV