2018 · 08 · 02 • Fuente: Middle East Monitor en Español

Tribunal Supremo israelí pospone su resolución sobre la demolición de Al Khan al Ahmar

El Tribunal Superior de Justicia del estado sionista ha anunciado el miércoles que pospondrá su decisión sobre la alegación presentada por la parte palestina para detener la demolición y evacuación de la aldea de Al-Khan al-Ahmar, situada al este de Jerusalén, durante cinco días.

Niñas palestinas en una escuela de Al Khan al Ahmar (Rebuilding Alliance)

El Tribunal Superior de Justicia del estado sionista ha anunciado el miércoles que pospondrá su decisión sobre la alegación presentada por la parte palestina para detener la demolición y evacuación de la aldea de Al-Khan al-Ahmar, situada al este de Jerusalén, durante cinco días.

El presidente del Comité de Resistencia contra el Muro y los Asentamientos, Walid Assaf, ha explicado en un comunicado que “esta es la política que se supone en la ocupación israelí”. Y ha incidido en la importancia de mantener el “sumud” (resistencia pacífica) y de mantenerse conectado con la gente de este pueblo, de forma que su comunidad no sea desplazada de forma caótica como ocurrió durante la Nakba de 1948.

Al-Khan al-Ahmar es un pueblo que se halla a 16 kilómetros de Jerusalén en la Ruta 1, carretera que discurre entre Jerusalén Ocupada y Jericó. La localidad está enclavada entre los asentamientos ilegales de la ocupación de Ma’aleh Adumim y Kfar Adumim.

El pueblo es una de las 14 localidades con población beduina en la zona que se extiende entre la zona este de Jerusalén Ocupada y las afueras de Jericó y el Mar Muerto. Según la Oficina Central Palestina de Estadística, tiene una población de unas 2.764 personas aproximadamente, la mayoría pertenecientes a las tribus de Al Jahalin y Al Ka’abneh. Estas comunidades son herederas de las que emigraron desde el Negev y Beer Sheva a esta zona y se instalaron en ella en 1948.

El número total de comunidades beduinas es de 46. Habitan en una zona con un área total de aproximadamente 16.000 dunums (1.600 hectáreas aprox.) y tanto estas comunidades como la zona en la que habitan, que se extiende desde Tubas, en el norte, hasta Hebrón, en el sur, son parte fundamental de la cultura beduina palestina y por extensión de Palestina.

Esta localidad tiene este nombre, Al-Khan-al-Ahmar (La posada roja), porque las características de la arena de la región hacen que tienda a tener tonos rojizos. En ella residen aproximadamente 180 personas que habitan en alrededor de 40 casas e instalaciones comunes, entre ellas una rudimentaria escuela de primaria conocida como Madrasat-al-Itarat (La Escuela de los Alrededores).

Desde que se reanudara el conflicto con la ocupación, que pretende esta vez demoler el pueblo y expulsar a esta comunidad de su tierra, han pasado ya 44 días. Durante todo este tiempo el pueblo de Al-Khan-al-Ahmar y los grupos de activistas locales y extranjeros se han enfrentado a las excavadoras de la ocupación a pecho descubierto.

Fuente: Middle East Monitor en Español