2018 · 07 · 24 • Fuente: El Ciudadano - Chile

BDS desde el sur de Chile: Israel y la falacia de una 'democracia' bajo un régimen de Apartheid

Israel se autoproclama la “única democracia de medio oriente”, pero la realidad dista totalmente de su propaganda de victimización, siendo el Estado de Israel el victimario que desde el año 1948 mediante la proclamación de un “hogar nacional para los judíos” en tierra santa, la palestina histórica

Debido a los últimos acontecimientos, donde el ejército de ocupación israelí desde el inicio de la Gran Marcha del Retorno el 30 de marzo hasta la fecha, ha dejado un saldo de más de 137 palestinos muertos y cerca de 15 mil heridos. Entre los asesinados, periodistas y una paramédica palestina de solo 20 años, todos supuestamente protegidos por la ley internacional. Según señala el programa del Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas, que trata sobre la situación de los derechos humanos en los territorios palestinos ocupados, el Ejército sionista viola los derechos humanos básicos, incluido el derecho a la libertad de circulación, al trabajo, la atención médica y la libertad religiosa de los palestinos.

Actualmente, en el mes de julio Israel ha realizado diversos bombardeos en la franja de Gaza, donde al menos ha habido dos niños asesinados, uno de 15 y otro de 16 años; así como un joven de 20 años, y a lo menos otros 25 civiles han resultado heridos como resultado de los recientes ataques aéreos en la sitiada Franja de Gaza, la cual es controlada militarmente por Israel en sus fronteras por aire, mar y tierra.

Mientras Israel, potencia ocupante que tiene el poder de la fuerza militar, siga perpetuando el régimen de apartheid, no podrá existir la libertad, justicia y paz que tanto anhelan los palestinos, mediante la constitución de un Estado palestino con fronteras definidas, democrático, laico y soberano.

¿Por qué estamos ante un régimen de apartheid? Solo por mencionar algunas de las formas de dominación, discriminación y racismo que ejerce Israel al margen de la legalidad internacional y en total impunidad. Mencionaremos las siguientes:

Construcción Muro de separación racial (o Apartheid) de más de 700 km de largo y 8 mt de alto en Cisjordania. Fue declarado ilegal por la Corte Internacional de Justicia el año 2004, ordenando su inmediata desmantelación. Hasta hoy Israel sigue impune e incumple resoluciones de tribunales internacionales.

Demolición de viviendas palestinas: entre 2006 – 2018 ya van 1342 casas destruidas con bulldozer, lo cual significa que 6024 personas (incluidos 3040 niños) hayan perdido sus hogares de forma arbitraria y violenta.

Robo de recursos naturales como el agua: Israel roba 85% de los recursos hídricos en los territorios palestinos. Informe del año 2010 estima que entre 650 y 800 millones de metros cúbicos la cantidad de agua robada por la entidad sionista en los territorios palestinos cada año. El informe agregó que la empresa israelí de aguas bombea grandes cantidades de agua de la napa freática de Cisjordania o de los pozos, sin pagar nada en contra partida y después la misma empresa vende el agua robada a la población de Cisjordania.

Puntos de control o checkpoints: vulneran el derecho a libertad de movimiento de los palestinos en su propio territorio. Mediante dichos controles arbitrarios establecen carreteras exclusivas para judíos israelíes, con grandes construcciones modernas, dejando a los palestinos sin carreteras y segregando el territorio formando verdaderos guettos.

Construcción de asentamientos ilegales en territorios palestinos ocupados desde 1967: En la actualidad hay más de 200 asentamientos ilegales y algunos de ellos son grandes ciudades modernas. En total cuentan con una población de más de 600 mil colonos. Más del 99% de las tierras en el territorio ocupado de Cisjordania calificadas por Israel “para uso estatal” han sido asignadas “para las necesidades de las colonias israelíes”, mientras que solo el 0,24% de ellas se entregaron a palestinos (datos Informe ONG israelí Paz Ahora);

– Existen más de 7000 prisioneros políticos palestinos entre ellos más de 500 niños encarcelados por detenciones administrativas ilegales, vulnerando flagrantemente el derecho internacional de los derechos humanos así como la Convención de Derechos de Niños, niñas y adolescentes de la ONU.

Israel se autoproclama la “única democracia de medio oriente”, pero la realidad dista totalmente de su propaganda de victimización, siendo el Estado de Israel el victimario que desde el año 1948 mediante la proclamación de un “hogar nacional para los judíos” en tierra santa, la palestina histórica, ha llevado a cabo un plan de limpieza étnica creado y ejecutado por la ideología política sionista, que plantea la premisa “una tierra sin pueblo, para un pueblo sin tierra”, dando a entender que en la palestina histórica, no existían los palestinos, negando nuestra existencia e iniciando un exterminio étnico y cultural sin paragones en la historia reciente de la humanidad.

Dentro del mismo Estado de Israel, actualmente existen más de 65 leyes dictadas por el parlamento “Knesset” israelí que discriminan a los palestinos en Israel y en los territorios ocupados palestinos también. Algunas de dichas leyes son las siguientes (Fuente: Al Jazeera News / Traducción: Palestinalibre.org):

Derecho a adquirir tierras. Israel Lands (1960) La propiedad de “tierras de Israel” controlada por el estado, el Fondo Nacional Judío (JNF) y la Autoridad de Desarrollo – sólo puede ser transferida entre las tres entidades, sabiendo que el JNF arrienda tierras que solamente a judíos. El 93% de la tierra en Israel es pública y pertenece al estado, al JNF o a la Autoridad de Desarrollo. Los ciudadanos palestinos no pueden arrendar el 80% de la tierra controlada por el Estado.

Derecho al retorno. Ley de Propiedad de Ausentes (1950), los refugiados palestinos expulsados ​​después del 29 de noviembre de 1947 son “ausentes” y se les niegan sus derechos. Sus tierras, casas, apartamentos y cuentas bancarias fueron confiscados por el Estado. Paradójicamente, la “Ley del Retorno” (1950) dio a los judíos de cualquier parte del mundo el derecho de convertirse automáticamente en ciudadanos israelíes. Lo anterior vulnera las resoluciones de la ONU sobre derecho al retorno de los más de 5 millones de refugiados palestinos alrededor del mundo que anhelan volver a su tierra natal.

Derecho a residencia. Desde 1967, se han revocado los derechos de residencia de casi 15.000 palestinos de Jerusalén Este, según el Ministerio del Interior Israelí. El sistema obliga a muchos palestinos a abandonar su ciudad natal, lo que equivale a una transferencia forzosa, una violación de la ley internacional, según Human Rights Watch;

Derechos de familia: La prohibición de la unificación familiar, cuando un cónyuge es ciudadano israelí y el otro es residente de los territorios ocupados;

Negación del Derecho a conmemorar Nakba. La Ley Nakba introducida en el año 2011 permite al ministro de Finanzas reducir fondos a alguna institución que apoya o lleva a cabo alguna actividad que conmemora el Día de la Independencia de Israel como un día de luto.

La ultima ley dictada por el Knesset que ha dejado a la comunidad internacional estupefacta es la ley “Estado-Nación” donde Israel ha elevado a un rango casi constitucional (“casi” porque Israel NO tiene Constitución Política como todos los países democráticos), el régimen de apartheid que vulnera los derechos humanos de los palestinos. Lo anterior, mediante la aprobación con rango de “ley básica” , define oficialmente a Israel como el “Estado Nación del pueblo judío”, reserva el derecho a la autodeterminación a este colectivo y establece que el hebreo sea la única lengua oficial. Por otro lado, la ley consagra que la capital de Israel es “Jerusalén completa y unida”, declaración totalmente ilegal según el derecho internacional.

Como chilenos de origen palestino invitamos a sumarse a todas las organizaciones de derechos humanos, organizaciones sociales y políticas a la campaña pacífica internacional de BDS, Boicot, Desinversión y Sanciones a Israel, para exigir a nuestras autoridades tomar acciones para realizar un embargo militar a Israel, no seguir comprando armas a un Estado que se financia del terrorismo y limpieza étnica que lleva contra el pueblo palestino hace 70 años.

El parlamento chileno con 72 votos a favor aprobó este jueves 19 de julio el proyecto de acuerdo presentado por un grupo de 10 diputados que solicita al Ministerio de Relaciones Exteriores extremar los esfuerzos para que -mediante el cumplimiento estricto de las resoluciones de la ONU y del Derecho Internacional- se materialice un Estado Palestino libre, independiente y soberano, tal como reconoció Chile el año 2011, ante la ONU. Desde la guerra de 1967, Israel ha colonizado ininterrumpidamente los territorios palestinos, haciendo imposible la solución de dos Estados.

Aplaudimos la iniciativa del parlamento pero seguimos instando al Gobierno de Chile y al Ministro de Relaciones Exteriores a actuar para que tome acciones concretas sancionando al Embajador de Israel en Chile, llamar a informar y eventualmente terminar relaciones diplomáticas y comerciales con un Estado racista y régimen de apartheid, donde Chile no debería ser cómplice mediante el silencio o la falsa neutralidad de llamar a la paz, sino que debe ser actor principal en promover el irrestricto respeto de los derechos humanos de los pueblos en las instancias internacionales tanto como nacionales. En tanto no somos una isla, y al contrario somos parte de un sistema globalizado e interconectado que tiene las herramientas jurídicas y político-diplomáticas para exigir el respeto al derecho internacional y a los derechos humanos de todas las personas, sin distinción.

Juventud Chileno-Árabe Por Palestina De Valdivia

BDS desde el sur de Chile

Fuente: El Ciudadano - Chile