2018 · 07 · 17 • Fuente: Middle East Monitor en Español

BDS: Las grandes ciudades españolas apoyan los derechos palestinos

El movimiento internacional por el Boicot, la Desinversión y las Sanciones (BDS) ha anunciado que las mayores ciudades de España se unieron el mes pasado a la campaña por los derechos del pueblo palestino.

Una protesta en Barcelona en junio de 2014

También condenaron la decisión del presidente estadounidense Donald Trump de trasladar la embajada de ese país a Jerusalén, así como las recientes masacres perpetradas por los israelíes en Gaza.

Un informe presentado por este movimiento el lunes pasado explica que el Ayuntamiento de Madrid ha condenado el uso indiscriminado y desproporcionado de la fuerza contra civiles palestinos, y ha hecho un llamamiento para que Israel ponga fin al bloqueo que sufren más de 2 millones de palestinos en Gaza.

Barcelona, la segunda mayor ciudad de España, también se sumó al llamamiento palestino a dejar de suministrar armas a Israel. El Pleno Municipal de la capital catalana aprobó por abrumadora mayoría imponer un embargo militar contra Israel, e instó al Gobierno español a garantizar su implementación.

Valencia, por su parte, ha sido la mayor ciudad del mundo que ha aprobado la creación de una “zona libre de apartheid israelí” y que ha apoyado explícitamente el movimiento BDS.

El informe señala también que el Pleno Municipal de Pamplona ha emitido una resolución en la que apoya el derecho de los refugiados palestinos a regresar a sus hogares, y en la que llama al Gobierno español y a la Unión Europea a imponer sanciones contra Israel y a cortar las relaciones diplomáticas. La resolución también expresa solidaridad con los pacíficos manifestantes palestinos que participaron en las Marchas de Retorno, y condena la matanza de casi 150 manifestantes por parte del ejército israelí.

Las ciudades de Tarrasa y Badalona –que ocupan el tercer y el cuarto lugar, respectivamente, en cuanto a las ciudades más pobladas de Cataluña-, también pidieron al Gobierno español que deje de armar a Israel, a la luz de las últimas masacres de palestinos en Gaza y de las habituales violaciones de derechos humanos en Palestina. Asimismo instaron al resto de países de la Unión Europea a imponer un embargo militar contra Israel  y a detener los acuerdos de comercio preferente con ese país.

“Cuando los gobiernos centrales no protegen los derechos humanos, son los ayuntamientos quienes tienen la responsabilidad y la oportunidad de desempeñar un papel histórico en favor de la justicia,” dijo Anna Sánchez, la coordinadora de la campaña internacional del Comité Nacional por el BDS Palestino. “Barcelona, Valencia, Pamplona, Badalona y Tarrasa han demostrado cómo los ciudadanos pueden tener éxito a la hora de convencer a sus ayuntamientos para apoyar la lucha palestina por la libertad y la dignidad,” agregó.

El informe también subraya que el Comité por el BDS espera que el número de ciudades que se oponen a las violaciones de los derechos humanos vaya en aumento, tanto en Europa como el resto del mundo, y que los municipios desempeñen un papel fundamental a la hora de aislar a Israel y de poner fin a su régimen colonial y segregacionista.

No sólo las grandes ciudades se han unido sin embargo a esta campaña. En mayo Trebujena, una pequeña localidad andaluza, se declaró “zona libre de apartheid israelí”. La ciudad catalana de Salt también ha aprobado una propuesta a favor de un embargo militar contra Israel.

Fuente: Middle East Monitor en Español