2018 · 07 · 11 • Fuente: Taxi amarillo, El Periódico de Aragón

Israel derriba una aldea palestina de manera ilegal

Las autoridades israelíes comenzaron la semana pasada a demoler las estructuras del asentamiento palestino de Khan Al Ahmar, la mayoría de las cuales fueron levantadas con fondos de la comunidad internacional. Paralelamente, han empezado a expulsar por la fuerza a los residentes de esta aldea, situada al este de Jerusalén.

Según denuncia la oenegé Acción contra el Hambre en un comunicado, «el traslado forzoso de la comunidad beduina palestina es una grave violación del Cuarto Convenio de Ginebra y abre el camino para el desplazamiento masivo de cientos de otras comunidades en Cisjordania».

Los 181 residentes de Khan Al Ahmar se han enfrentado durante años a frecuentes incursiones militares, demoliciones y confiscación de bienes comunitarios para obligarlos a trasladarse. Ahora, las autoridades israelíes pretenden desplazar a los residentes de la aldea de Khan Al Ahmar a una zona próxima a un vertedero de basura en Jabal West, un lugar que los residentes han rechazado de forma categórica.

Las autoridades israelíes argumentan que las instalaciones en la comunidad fueron construidas ilegalmente, a pesar de que es casi imposible para los palestinos obtener permisos de construcción en la zona C de Cisjordania. Entre enero y junio del 2016, solo se aprobó el 0,5 % de las 428 solicitudes de permisos.

Hay otras 45 comunidades de beduinos y de pastores en el centro de Cisjordania que las autoridades israelíes también tienen previsto reubicar. Estas comunidades albergan a 8000 palestinos que ahora se enfrentan al riesgo aún mayor de que sus casas, escuelas, instalaciones y centros comunitarios sean destruidos y sean obligados a abandonar sus hogares.

Fuente: Taxi amarillo, El Periódico de Aragón