2018 · 07 · 05 • Fuente: Jeff Halper, Middle East Monitor / Traducción: Palestinalibre.org

Demolición de Khan Al-Ahmar: otro capítulo en la limpieza étnica de Palestina

Khan Al-Ahmar, situado irónicamente en el sitio bíblico de la Posada del Buen Samaritano, es el hogar de 173 personas. Es probable que la demolición sea mañana para dar paso a la expansión genuinamente ilegal del asentamiento de Kfar Adumim, un suburbio de Ma'aleh Adumim.

Fuerzas israelíes atacando violentamente a los palestinos mientras eran expulsados de sus hogares en la aldea de Khan Al-Ahmar, en Jerusalén, el 4 de julio de 2018 [Agencia Issam Rimawi / Anadolu]

Comienza la cuenta regresiva. La comunidad beduina de Khan Al-Ahmar y su famosa escuela de neumáticos y adobes están a punto de ser demolidas en uno o dos días por la "Administración Civil" de Israel.

La demolición de Khan al-Ahmar es simplemente otro capítulo en un proceso de desplazamiento que ha estado sucediendo durante 70 años. El grupo beduino que habita Khan Al-Ahmar es Al-Jahhalin, una tribu que fue expulsada del desierto del Néguev en 1952 para dar paso a la nueva ciudad israelí de Arad. Simplemente arrojados al otro lado de la frontera (aunque algunos jahhalin aún tienen ciudadanía israelí), encontraron un nicho en el desierto de Judea entre Jerusalén y Jericó, donde pudieron continuar sus vidas como pastores nómadas.

Pero en 1967, esta tierra se convirtió en una parte valiosa de Cisjordania. Controlar esta área significaba que Israel podría cortar con eficacia Cisjordania a la mitad, excluyendo así la posibilidad de cualquier estado palestino allí. Los beduinos fueron constantemente empujados a áreas cada vez más remotas y restringidas. En 1976 Israel estableció Ma'aleh Adumim, hoy el tercer asentamiento más grande en el Territorio Ocupado con más de 40,000 (judíos) habitantes, en el centro de la vida de los Jahhalin. Desde 1997, la Administración Civil ha estado forzando a los Jahhalin a abandonar sus tierras por completo, reubicándolas por la fuerza en una apartada colina, literalmente, en el basurero municipal de Jerusalén. Camiones llenos de basura pasan a través de su pueblo lleno de chabolas en el camino para a continuación arrojar la basura, y el hedor es abrumador.

Fuerzas israelíes arrestan violentamente a palestinos que intentaban impedir que demolieran sus hogares en la aldea de Khan Al-Ahmar, en el este de Jerusalén, el 4 de julio de 2018 [Agencia Issam Rimawi / Anadolu]

Los Jahhalin son parte de una de las comunidades más grandes, con unos 40,000 beduinos, que viven en Cisjordania. Los beduinos (el mismo término significa "morador del desierto") son expertos en la vida nómada en el desierto. De hecho, sus rebaños de ovejas y cabras proporcionaron una gran parte de la carne y los productos lácteos a la economía palestina. Notificados por Israel de que perseguiría sus vidas como pastores,  los ha encerrado en más de 100 campamento, ya no pueden mantener sus rebaños y han caído en la pobreza absoluta, la familia beduina promedio gana solo $ 270 por mes. La mayoría de las comunidades beduinas no tienen acceso a agua potable. Por lo tanto, consumen solo 1/5 del requerimiento diario de agua establecido por la OMS; Los israelíes, por el contrario, consumen diez veces más agua por día, y los colonos 25 veces más si uno incluye su paisajismo, lujosas piscinas e incluso los lagos artificiales de los asentamientos. El cuarenta y uno por ciento de las familias beduinas no tienen electricidad; El 79% tiene "inseguridad alimentaria" (es decir, desnutrición y sin un suministro confiable de alimentos); se les niega educación básica y servicios de salud; y la amenaza de la demolición y la expulsión cuelga constantemente sobre sus cabezas. Además de la tragedia humana de todo esto, y la expulsión forzada es un crimen de guerra, estas políticas israelíes representan un genocidio cultural.

La intención declarada de la Administración Civil es eliminar a todos los beduinos del Área C, como parte de un proceso de remoción que afecta a la población palestina en general. El área C representa el 62% de Cisjordania, y es donde se encuentran los asentamientos israelíes. Dos millones y medio de palestinos de Cisjordania, el 84 por ciento de la población, están encerrados en unos 70 pequeños enclaves, aislados y empobrecidos llamados Áreas A y B, y el otro 38 por ciento.

El mes pasado, tres jueces de la Corte Suprema israelí, incluido el juez Noam Sohlberg, que vive en un asentamiento en Cisjordania, aprobaron la demolición de Khan Al-Ahmar porque fue construida "ilegalmente". Esto es sofistería egoísta, por supuesto, porque la Administración Civil tiene una política de no otorgar permisos de construcción a los palestinos en los últimos 50 años, lo que los obliga a construir viviendas para ellos mismos "ilegalmente". Esto pone de relieve la realidad de que sin el respaldo legal para las políticas de ocupación de la Corte Suprema israelí, la ocupación se habría derrumbado hace mucho tiempo por la muy ilegalidad.

 

ZERO building permits were issued by Israel in 2015 ! Israel tightens #Palestinian construction in Area C - #OccupiedPalestine MEMO infographic by QUAD Business House

Publicado por Middle East Monitor en Jueves, 13 de abril de 2017

 

El Tribunal Supremo se niega a aplicar el derecho internacional a la ocupación (especialmente el Cuarto Convenio de Ginebra que prohíbe la construcción de asentamientos, la confiscación y anexión de tierras ocupadas y el desplazamiento de personas que habitan un territorio ocupado) y acepta todas las acciones del ejército (incluido el de la Administración Civil) que el ejército israelí justifica como necesario para la "seguridad". Los palestinos del territorio ocupado, incluido los Jahhalin de Khan Al-Ahmar, viven en una aterradora realidad kafkiana donde no disfrutan de protección legal del estado, el ejército o de los ataques de los colonos.

Khan Al-Ahmar, situada irónicamente en el sitio bíblico de la Posada del Buen Samaritano, es el hogar de 173 personas, 92 de ellos niños. La escuela, construida por voluntarios italianos en 2009, la primera escuela que Jahhalin tuvo, alberga a 150 niños. Es probable que la demolición sea mañana para dar paso a la expansión genuinamente ilegal del asentamiento de Kfar Adumim, un suburbio de Ma'aleh Adumim. Después de años de protestas y cabildeos con gobiernos en el exterior, la destrucción de Khan Al-Ahmar, junto con toda la violencia, represión e injusticia de la ocupación de Israel, demuestra la bancarrota moral y la ineficacia política de nuestros gobiernos en la aplicación de los derechos humanos y el derecho internacional. El plan de Trump, su "Ultimate Deal", pronto "le dará" a Israel toda la zona C.

Las opiniones expresadas en este artículo pertenecen al autor y no reflejan necesariamente la política editorial de Middle East Monitor.

Fuente: Demolition of Khan Al-Ahmar: Another chapter in the ethnic cleansing of Palestine

Copyleft: Toda reproducción de este artículo debe contar con el enlace al original inglés y a la traducción de Palestinalibre.org

Fuente: Jeff Halper, Middle East Monitor / Traducción: Palestinalibre.org