2018 · 06 · 29 • Fuente: Tarneem Hammad, Middle East Eye / Traducción: Palestinalibre.org

Como adolescente en Gaza, quiero paz y una vida normal, como tú

Israel debe tomar medidas para fomentar una cultura de coexistencia pacífica entre palestinos e israelíes

Foto: El sol sale sobre la ciudad de Gaza el 3 de junio de 2018 (AFP)

¿Alguna vez has visto el lado bello de Gaza?

Para mucha gente, lo primero que viene a la mente cuando se menciona el enclave es una imagen de edificios en ruinas, como pasteles de boda derrumbados, que han sido arrasados ​​por misiles israelíes. Es difícil imaginar a Gaza como un próspero centro turístico mediterráneo, con una playa donde los niños juegan, corren y construyen castillos de arena.

No te culpo si no te lo puedes imaginar, especialmente si leíste u observaste las noticias el 14 de mayo: toma tras toma, cuerpo tras cuerpo, una y otra vez. En tan solo unas pocas horas, más de 60 palestinos murieron y miles resultaron heridos.

Distorsión de los medios

Si piensas más profundamente, te darás cuenta de que somos humanos como todos los demás. Los medios se están equivocando sobre Gaza. Cuando las noticias dicen que "la gente murió", esto es engañoso; la gente no eligió ser asesinado. Cuando los medios se refieren a "enfrentamientos", esto también es inexacto; no hay enfrentamientos entre manifestantes pacíficos y francotiradores israelíes, tanques y munición real.

La mayoría de los informes de noticias sobre los recientes eventos en Gaza han estado desinformando al público sobre el verdadero motivo de la Gran Marcha del Retorno. Hamas no es el motor que impulsa a las masas. Es la elección del pueblo, la voluntad de la gente. Hamas podría haber tenido un papel en avivar aún más la situación y exigir más confrontación en represalia por las vidas perdidas, pero eso es todo.

Las masas de personas desarmadas que protestan frente al ejército más fuerte del mundo, exigiendo sus derechos básicos para viajar, vivir, trabajar, moverse libremente y regresar a su patria original, no son conductas imprudentes. Demuestra que los palestinos en Gaza mantienen su patria cerca de sus corazones.

He escuchado a personas decir que defender a los palestinos no es una causa políticamente conveniente, pero ¿qué causa vital es?

Violencia mortal

Lo que los palestinos obtuvieron a cambio de arrojar piedras y quemar neumáticos fue gas lacrimógeno y munición real. Hombres, mujeres y niños recibieron disparos en la pierna, usando balas que los médicos describieron como "muy destructivas", causando serias lesiones en los huesos y los tejidos. Muchos de los que no fueron asesinados necesitarán terapia física y una prolongada rehabilitación. En algunos casos, se les amputará sus piernas o brazos, ya que falta asistencia hospitalaria gracias al bloqueo de Gaza por parte de Israel durante más de una década.

Desde la ofensiva israelí de 2014, el 14 de mayo fue uno de los días más mortíferos de violencia contra los palestinos.

Trabajadores de emergencia palestinos llevan a una mujer herida en medio de las protestas en la frontera de Gaza el 14 de mayo de 2018 (AFP)

Las protestas pacíficas no fueron solo sobre el traslado de la embajada de los Estados Unidos a Jerusalén. Hemos protestado y hemos exigido nuestro derecho a la libertad, nuestro derecho a regresar a casa, durante 70 años. En esta ocasión, coincidió con el traslado de la embajada.

Culpar a Hamas es parte de un proyecto de deshumanización llevado a cabo por los medios. Hubo protestas en Cisjordania, por ejemplo, que Hamas no controla. El Consejo Nacional Palestino aceptó la existencia de Israel en 1988; el partido que no quiere la paz es Israel, porque quiere la totalidad de la tierra.

¿Dónde está la comunidad internacional?

A pesar de todo esto, los medios siguen culpando a los palestinos. Me sigo preguntando ¿qué más tenemos que hacer? ¿Qué se necesitará para que la comunidad internacional defienda a Palestina? 

Gaza alberga a dos millones de personas apiñadas en una pequeña extensión de tierra, con escasez de energía, agua y empleos. Como adolescente palestino, quiero hacer las paces. Quiero vivir una vida normal, como millones de personas en todo el mundo.

Israel debe terminar el asedio. Sin una cultura de coexistencia pacífica entre palestinos e israelíes, la paz no es posible. Los palestinos tienen derecho a vivir en libertad y dignidad en un estado propio; no podemos seguir luchando por el resto de nuestras vidas.

En este momento, Israel controla su futuro y el nuestro. Si Israel quiere hacer las paces, debe dar pasos hacia la reconciliación. No será fácil, pero es de vital importancia. No podemos dejar que nuestro pasado controle nuestro futuro.

Las opiniones expresadas en este artículo pertenecen al autor y no reflejan necesariamente la política editorial de Middle East Eye.

Sobre el autor: Tarneem Hammad nació en Arabia Saudita pero ahora vive en Gaza. Ella trabaja como instructora de inglés en Amideast y escribe para We Are Not Numbers.

Fuente: As a teenager in Gaza, I want peace and a normal life, like you

Copyleft: Toda reproducción de este artículo debe contar con el enlace al original inglés y a la traducción de Palestinalibre.org

Fuente: Tarneem Hammad, Middle East Eye / Traducción: Palestinalibre.org