2018 · 06 · 20 • Fuente: Eugenio García Gascón, Blog Público - España

Prohibido filmar o fotografiar a soldados y policías israelíes

Las ONG israelíes progresistas tienen delante un nuevo obstáculo, una ley que se está cociendo en el gobierno y en la Kneset para prohibirles documentar los excesos del ejército y la policía con los palestinos. No obstante, las ONG están preparadas para ser condenadas a penas de cárcel de hasta diez años antes que renunciar a su derecho a filmar los abusos que se cometen diariamente.

Agentes de la policía israelí fronteriza. / REUTERS

Una nueva ley que el gobierno israelí espera que el parlamento apruebe próximamente castiga con penas de hasta diez años de cárcel a quienes fotografíen o filmen a soldados o policías mientras realizan servicios que puedan conducir a su procesamiento.

La ley se ha cortado a medida de Elor Azaria, un sargento que en 2016 remató a sangre fría a un joven palestino, Abdel Fattah al Sharif, que unos minutos antes había apuñalado a un soldado en la ciudad de Hebrón, en la Cisjordania ocupada. Azaria fue condenado a 18 meses de cárcel y salió en libertad en mayo último.

Pero la trascendencia de este incidente fue más allá de lo habitual puesto que un palestino grabó un video con la secuencia en la que se ve a Azaria rematar a Sharif mientras este se halla inmovilizado en el suelo, rodeado de soldados, y no constituye ningún peligro para nadie.

La cámara con que se grabó el incidente pertenecía a B’Tselem, una organización israelí progresista que presta sus cámaras a activistas palestinos en las zonas de conflicto con el fin de que sean los propios palestinos quienes graban los excesos que cometen policías y soldados. Numerosos abusos de esta naturaleza han sido documentados por los activistas palestinos de esta manera.

Ha sido precisamente la proliferación de imágenes comprometidas lo que ha movido a los parlamentarios israelíes, y al gobierno, a buscar una defensa para sus soldados y policías. Un comité interministerial aprobó este domingo el primer borrador del proyecto ley aunque se acordó que aún se introducirán algunas modificaciones antes de llegar a la Kneset en las próximas semanas.

Un soldado israelí apunta con su arma a unos fotógrafos durante enfrentamientos con manifestantes palestinos en una protesta en la ciudad cisjordana de Hebrón. / REUTERS

El abogado del estado, Avichai Mendelblit, ha advertido al gobierno de que la ley puede resultar “problemática” y ha añadido que seguramente es “anticonstitucional”, de manera que existen posibilidades de que el Tribunal Supremo la suspenda, al menos si no se introducen cambios significativos en su actual redacción.

La idea del gobierno es lavarle un poco la cara a la iniciativa que defiende el diputado Robert Ilatov, de Israel es Nuestra Casa, un partido de extrema derecha que lidera el ministro de Defensa, Avigdor Lieberman. La iniciativa cuenta con el apoyo del ejecutivo lo que significa que si se acaba presentando en la Kneset no tendrá muchas dificultades para prosperar.

Según fuentes de la coalición que sostiene al gobierno de Benjamín Netanyahu citadas por el diario Haaretz, el gabinete ha persuadido a Ilatov para que introduzca algunas modificaciones. De esta manera, la ley prohibirá que se filmen a soldados durante sus tareas militares pero no habrá una prohibición completa de filmar y documentar sus actividades.

Aunque la redacción final todavía no se ha consensuado, diputados de la coalición de gobierno sostienen que se pedirá prisión de hasta tres años por impedir que los soldados y los policías cumplan su cometido. La versión de la ley aprobada el domingo por el comité ministerial menciona cinco años de cárcel para cualquiera que filme o distribuya imágenes en las redes sociales que documenten enfrentamientos entre soldados y palestinos con el intento de “romper el espíritu de los soldados y los ciudadanos israelíes”.

Sin embargo, si el tribunal considera que el autor de esas actividades las difunde con la intención de hacer daño a la seguridad nacional, podrá recibir una sentencia de hasta diez años. El proyecto de ley tiene un anexo donde se explica cuál es la situación que ha conducido a propiciar la iniciativa legislativa.

“Durante muchos años, Israel ha sido testigo con preocupación del fenómeno en el que se documenta a los soldados del ejército por medio de videos, fotografías o grabaciones de audio, por grupos antiisraelíes y propalestinos como B’Tselem, las mujeres de Mahshom Watch, Rompiendo el Silencio, y otros grupos del BDS (Boicot, Desinversiones y Sanciones contra la ocupación)”.

“En muchas instancias, esas organizaciones se pasan días enteros cerca de los soldados del ejército esperando acciones que ellos puedan documentar de manera arbitraria con el fin de calumniar al ejército”, dice el anexo del proyecto de ley. “La documentación de este tipo generalmente interfiere con las obligaciones operativas del ejército, y a veces va acompañada de acusaciones e insultos que se lanzan a sus caras (de los soldados)”.

El gobierno no oculta que su intención es que el proyecto de ley sea aprobado en la Kneset. El ministro Lieberman felicitó el domingo al comité ministerial que aprobar la primera redacción del proyecto de ley “prohíbe tomar fotografías de nuestras fuerzas de seguridad con el objetivo de deslegitimarlas”.

“Los soldados israelíes son atacados por grupos de gente que quieren destruir Israel y que apoyan el terrorismo que quiere desacreditarlos, humillarlos y hacerles daño. Hay que poner fin a eso”, dijo Lieberman.

Algunas organizaciones mencionadas por los ministros han respondido que no cederán y continuarán grabando los abusos de los soldados. Ha sido el caso de B’Tselem, que está detrás de la grabación del soldado Azaria.

El prestigioso periodista Gideon Levy también se ha expresado contra la ley. “Violaremos esta ley con orgullo. Tenemos la obligación de violar esta ley, como cualquier otra ley que lleve una bandera negra. No vamos a dejar de documentar. No vamos a dejar de fotografiar. No vamos a dejar de escribir, con toda nuestra fuerza”.

Fuente: Eugenio García Gascón, Blog Público - España