2018 · 06 · 19 • Fuente: Agencia EFE

Tribunal israelí invalida algunas confesiones de imputados por caso de la familia Dawabshe

Un tribunal israelí invalidó hoy parte de las confesiones de dos judíos extremistas procesados, uno de ellos menor, por el ataque en el que se quemó una vivienda y causó la muerte de tres miembros de una familia palestina, incluido un bebé de 18 meses, en Cisjordania en 2015.

Saed, Reham y Ali Dawabshe. Crédito de la foto: Rex Features

El Tribunal de Distrito de Lod (centro de Israel) desestimó las declaraciones obtenidas bajo coerción durante interrogatorios del Shin Bet (servicio interior de inteligencia israelí), recogieron medios locales, pero sí dio validez a las confesiones hechas en otros momentos de la investigación.

Amiran Benoliel, mayor de edad y presunto autor material del ataque, y un menor cuya identidad está protegida y enfrenta cargos por presunta colaboración en el atentado, fueron imputados hace dos años por el conocido caso de Duma.

Es el nombre de la localidad palestina en Cisjordania donde en julio de 2015 se arrojaron cócteles molotov a dos viviendas de la familia Dawabshe mientras dormían, causando la muerte de un padre, la madre y su hijo de 18 meses, y dejando gravemente herido al hijo mayor de la pareja, de cuatro años, que estuvo en rehabilitación casi un año.

Sobre la pared de una de las casas se encontró una pintada en hebreo que decía: "Larga vida al rey mesías" y "venganza", textos característicos que pone la extrema derecha israelí, generalmente colonos, en propiedades palestinas.

El caso aún no ha sido sentenciado.

Las primeras confesiones se obtuvieron tras el "interrogatorio necesario" del Shin Bet mediante tortura y abusos, asegura la defensa, por lo que pidió la invalidez de las declaraciones, destaca el diario Haaretz.

La agencia declaró que en investigaciones terroristas semejantes es legal que los sospechosos sean sometidos "a presión moderada física", pero defendió que los interrogatorios fueron llevados a cabo con la aprobación de las autoridades.

Ambos acusados volvieron a confesar en un "interrogatorio estándar", apunta el diario y señala que la invalidez de las declaraciones dificultará la obtención de una condena.

El ataque conmocionó a gran parte de la sociedad israelí, que mostró su repulsa y lo calificó de "terrorismo judío". 

Fuente: Agencia EFE