2018 · 06 · 04 • Fuente: Ian Lee, Dominique vanHeerden, CNN en Español

Palestinos lloran a enfermera muerta por fuerzas de Israel: 'Su única arma era su chaleco médico'

Razan al-Najjar es conocida por el mundo como la enfermera palestina que resultó muerta por el disparo de un francotirador durante las protestas del viernes.

Razan al-Najjar ofrece auda médica a manifestantes heridos en Gaza.

Para sus padres, ella era una hija querida que murió a pocos cientos de metros de su hogar en Khan Younis, cerca de la barda que separa Gaza de Israel.

Afiches con la imagen de Raza al-Najjar adornan las calles de su barrio.

Las calles aledañas y las farolas están ahora adornadas con la imagen sonriente de su hija.

Su padre, Ashraf al-Najjar, acompaña a CNN por las escaleras que llevan a su departamento. El resto de la familia, su pequeño hogar ahora lleno de dolientes, se sientan incrédulos.

La madre de Razan, Sabreen, vestida completamente de negro, aprieta el chaleco médico de su hija bañado en sangre.

Los padres de Razan con el chaleco médico ensangrentado de su hija.

Nos cuenta que Razan había sido voluntaria desde el inicio de las protestas, trabajando sin paga.

"Tenía miedo por ella, pero Razan nos dijo que no tenía miedo, ella se sentía obligada a ayudar y claramente llevaba un chaleco médico", dijo.

Sabreen dice que su hija "podía ser pequeña, pero era fuerte, y su única arma era su chaleco médico".

Ashraf se sienta junto a su esposa en un silencioso estado de negación, de vez en cuando asintiendo con la cabeza.

Es un chaleco que Razan pensaba la protegería.

"Estoy protegida por mi chaleco", le decía a sus padres antes de salir a ayudar. "Dios está conmigo, no tengo miedo".

La muerte de Razan al-Najjar ocurrió tras varias semanas de protestas palestinas, conocidas como la Gran Marcha del Retorno, durante las cuales más de 100 palestinos han muerto por fuego israelí.

Ella es el segundo operario médico en morir. Más de 200 otros han resultado herido, de acuerdo con el Ministerio de Salud Palestino.

El ejército israelí dice que está investigando la muerte, y añadió que las fuerzas israelíes "trabajan constantemente para extraer lecciones operativas y reducir el número de víctimas en el área de la valla de seguridad de la Ribera Occidental".

"Quiero justicia para Razan", dijo Sabreen mientras saca un rollo de gasa del chaleco médico de su hija.

"¡Aquí está su arma! Quiero que el mundo sepa que esta es el arma de Razan al-Najjar ... ¿Y esta es la identificación de una terrorista?", preguntó de forma retórica, mostrando la identificación médica que su hija llevaba al momento de su muerte.

La identificación de Razan.

Otro trabajador médico que estaba en el lugar ese día nos cuenta que vio al francotirador y que pidió a los otros tener cuidado.

"Algunas personas en redes sociales dicen que a Razan le disparó un francotirador mujer. Yo vi al francotirador ... era un hombre", dijo Rasha Qudeih.

Voluntarios médicos palestinos protestan afuera de la oficina de la ONU en Gaza.

Los amigos de Razan y sus compañeros voluntarios dicen que la recordarán por su valentía y que ahora más que nunca continuarán con su trabajo.

Ver: 

La enfermería española condena el asesinato de una compañera Palestina

Asesinato de voluntaria de salud en Gaza consterna a la ONU

Fuente: Ian Lee, Dominique vanHeerden, CNN en Español