2018 · 06 · 01 • Fuente: BDS - Madrid

El Ayuntamiento de Madrid condena la última masacre en Gaza y llama a levantar su bloqueo ilegal. Respuesta positiva, pero insuficiente

Desde el grupo de Boicot, Desinversiones y Sanciones (BDS) Madrid consideramos que la moción aprobada hoy en el pleno del consistorio refleja la condena unánime de la ciudadanía a las masacres y el bloqueo de Gaza. Sin embargo, adopta una postura equidistante que no ayuda a salvaguardar los Derechos Humanos que pretende defender.

Manifestante palestino señala que el pueblo palestino son un laboratorio de experimentación de las armas israelíes. / BDS Movement

Lo que ha pasado durante estas últimas semanas en Gaza no son “sucesos” como se recoge en el encabezado de la nota de prensa publicada en la web del Ayuntamiento. Lo que ha pasado durante estos últimos días en la Franja de Gaza es una nueva masacre más de población civil palestina que ha sido brutalmente asesinada por el simple hecho de reclamar sus derechos.

El Ayuntamiento ha condenado “el uso desproporcionado e indiscriminado de la fuerza por las fuerzas de ocupación israelíes contra civiles palestinos”. Disparar indiscriminadamente contra población civil desarmada que se manifiesta de manera pacífica es un crimen de guerra. No se trata de ataques “desproporcionados”, se trata de ataques ilegales según el Derecho Internacional Humanitario.

Para prevenir futuras masacres como ésta, o la del 2014 o la del 2009, para ponerle fin a esta Nakba continua que dura ya más de 70 años lo que necesitamos no son muestras de “dolor y profunda consternación”, necesitamos que las instituciones públicas sean coherentes con su obligación de promover y proteger los Derechos Humanos.

Necesitamos que nuestras instituciones tomen medidas efectivas para la protección de los derechos del pueblo palestino, incluyendo su derecho a la autodeterminación, y que rompan con las complicidades que ayudan a mantener un régimen de colonialismo, ocupación ilegal y apartheid.

Desde el grupo de BDS Madrid esperamos del Ayuntamiento de Madrid coherencia con sus políticas en defensa de los Derechos Humanos, evitando equiparar sufrimientos y responsabilidades entre dos partes, porque no existen tales.

Por estos motivos, saludamos la demanda de levantar el bloqueo criminal e ilegal de Gaza a la vez que le pedimos al Ayuntamiento de Madrid que, en línea de las decisiones aprobadas por los Ayuntamientos de Barcelona, Badalona y Terrasa, inste al gobierno de España a imponer un embargo militar a Israel (como ya lo han hecho más de 2.500 personas en esta petición de la Red Solidaria Contra la Ocupación de Palestina) por la altas probabilidades de que el material de defensa y seguridad exportado sea utilizado para la comisión de graves crímenes de guerra y contra la humanidad.

Israel mata porque tiene armas. Israel no rinde cuentas porque los gobiernos no imponen las sanciones que el propio Derecho Internacional prevé por los crímenes que comente. El final del régimen de apartheid israelí, al igual que pasó en Sudáfrica, sólo llegará cuando desaparezcan las complicidades que lo sustentan.

Fuente: BDS - Madrid