2018 · 04 · 19 • Fuente: Huda Baroud, Al Monitor / Traducción: Palestinalibre.org

Una iniciativa para imitar: Restaurante de Gaza ofrece gratis comida a las familias más vulnerables

El dueño del restaurante Gazan, Abdallah Lafi, muchas veces fue a la escuela hambriento, y ahora ha lanzado una campaña para ayudar a otros niños y familias a comer.

Personal del restaurante Abdallah en una imagen del 25 de marzo de 2018. Facebook / Abdallah.Restaurant

En la Franja de Gaza, donde el 80% de los residentes dependen de la asistencia humanitaria para sobrevivir, varias iniciativas civiles ayudan a los pobres proporcionándoles alimentos y tratamiento médico o cancelando sus deudas. Una de las iniciativas que lleva funcionando desde hace cuatro años es "Faker Bghayrak" ("Piensa en los demás"), una iniciativa juvenil que brinda alimentos y tratamiento médico a los enfermos. Una campaña más reciente, "Sameh, Toujar", alienta a los comerciantes a aliviar las deudas de los habitantes de Gaza que no pueden pagar.

Una reciente campaña de la  cadena de restaurantes Abdallah  ofrece a los habitantes de Gaza desayuno y cena gratis todos los días. Los tres restaurantes de la cadena, en el barrio de Rimal, al oeste de la ciudad de Gaza; en el vecindario de Sabra, en el centro de Gaza; y en el vecindario de al-Zaytun, al sur de la ciudad de Gaza, son parte de la iniciativa diseñada para alimentar a 100 familias pobres a diario.

"Desde que comenzamos la campaña, muchas familias que no tienen los medios para comprar alimentos han venido a nuestros restaurantes para el desayuno o la cena para servirse frijoles, falafel y garbanzos. Solo servimos estas dos comidas", explicó Atta, un camarero en el restaurante de Sabra, a Al-Monitor.

Algunos estudiantes que no tienen dinero para comprar sándwiches vienen al restaurante Abdallah antes de la escuela para llevarse un sándwich de falafel y una ensalada pequeña. "Incluso antes de que comenzara la campaña solíamos dar a los niños sándwiches de falafel gratis en su camino a la escuela por la mañana. Solo nos cuesta dos bolas de falafel y una barra de pan. Los niños realmente lo aprecian ", agregó Atta.

Essam Jouda, de 9 años, se detuvo junto a Abdallah en su camino a la escuela y agarró un sándwich de la mano de Atta. "Soy el menor de seis hijos. Mi padre solía trabajar en la construcción pero dejó de trabajar hace mucho tiempo. Cuando teníamos comida sobrante, mi madre me preparaba un bocadillo, ahora a veces voy a la escuela sin desayunar", comentó  a Al-Monitor.

El restaurante comenzó a ofrecer a los niños sándwiches para el desayuno hace unos meses, cuando uno de los empleados del restaurante vio cómo Essam y su amigo estaban mirando el falafel y les ofreció un par de sándwiches gratis. Pasaron por otro sándwich gratis al día siguiente. Cuando los niños siguieron llegando, el personal del restaurante decidió hacer está actividad de forma permanente.

El propietario de la cadena de restaurantes Abdallah, Abdallah Lafi, había trabajado en restaurantes durante 15 años cuando abrió su propio restaurante de frijoles y falafel cuando tenía alrededor de 20 años.

Le señaló a Al-Monitor: "Mi familia era pobre, así que tuve que trabajar para ayudar. Antes de abandonar completamente la escuela a la edad de 15 años, recuerdo ir a clase sin desayunar. Cuando trabajé por primera vez en un restaurante de falafel, solía pagar el sándwich que hacía y comerlo allí mismo. Es por eso que no puedo soportar ver a los niños pequeños de pie junto a la puerta del restaurante, sin poder comprar un sándwich de 1 shekel, que cuesta solo 28 centavos".

El trabajo duro de Lafi le permitió ahorrar suficiente dinero para abrir su primer restaurante, donde sirvió falafel, frijoles, garbanzos y guisantes a precios bajos. Rápidamente consiguió clientes regulares y pudo abrir dos restaurantes más en 10 años.

"Los niños se acercaban a mí o al personal del restaurante en su camino hacia o desde la escuela, al amanecer y algunas veces al atardecer, y pedían sándwiches. Una vez, una joven madre se me acercó y me dijo que sus hijos anhelaban comer chickpea fatteh, que es un plato hecho con migas de pan y garbanzos con almendras y, a veces, carne picada, pero no podía permitirse comprarlo. Solo costaron 5 shekels, o alrededor de $ 1,40, pero ella no tenía el dinero", señaló Lafi.

Este incidente específico fue el motivo del lanzamiento de la campaña. "Hice mi ingreso diario y las ganancias semanales y descubrí que podía proporcionar el desayuno y la cena a 100 familias pobres por semana a 5 shekels por cada comida. Anuncié la campaña en mis tres restaurantes a nuestros clientes, y hemos estado proporcionando alimentos para familias pobres durante aproximadamente cinco meses. La cantidad de personas necesitadas que llegan a los tres lugares ha aumentado gradualmente desde entonces", expresó.

En marzo, Lafi les pidió a sus amigos y clientes que trabajaban en los medios que promovieran la campaña  para alentar a otros restaurantes a hacer lo mismo.

"La cantidad de personas que ingresan para obtener comida gratis ha seguido aumentando, dado el actual bloqueo israelí y el empeoramiento de las condiciones financieras en la Franja de Gaza. Esto sin mencionar las repercusiones interminables de las sanciones impuestas por la Autoridad Palestina, como los recortes salariales [para los funcionarios públicos] y la jubilación anticipada [obligatoria] ", agregó.

Lafi no recibe ninguna asistencia o apoyo para su campaña de ninguna organización gubernamental o caritativa en Gaza. "No pedimos apoyo a nadie y ninguna institución gubernamental o incluso civil se ha ofrecido a ayudar. Sin embargo, algunos palestinos que viven en el extranjero me han contactado directamente para ayudar a cubrir el costo de la comida. Creo que aceptaré su ayuda ya que no querría decepcionar a nadie, y la cantidad de personas necesitadas sigue aumentando", dijo.

El éxito de la campaña lanzada por el restaurante Abdallah revela la pobreza que sufren las familias de Gaza.

Acerca del autor: Huda Baroud es una periodista palestina que trabaja a nivel local e internacional desde el año 2006. Se graduó de la Facultad de Información de la Universidad Islámica en 2009. Comenzó su carrera en la revista canadiense Al-Watan, publicada en árabe, y luego trabajó en el periódico Filastin. Ahora trabaja como periodista independiente. Baroud recibió el Premio de Periodismo Árabe en la categoría juvenil del Dubai Press Club en 2013. Actualmente se enfoca en informes de investigación y redacción de artículos.

Fuente: Gaza restaurant offers food to poor families

Copyleft: Toda reproducción de este artículo debe contar con el enlace al original inglés y a la traducción de Palestinalibre.org

Fuente: Huda Baroud, Al Monitor / Traducción: Palestinalibre.org