2018 · 03 · 27 • Fuente: Middle East Monitor en Español

El gobierno de Israel se mueve para amordazar a los profesores que respaldan al BDS

Un documento presentado por el gobierno israelí para la educación superior, encabezado por el ministro de Educación, Naftali Bennett, aceptado el domingo, determina “un código de ética (…) que impide que los académicos pidan un boicot a Israel”, informó Haaretz.

Un documento presentado por el gobierno israelí para la educación superior, encabezado por el ministro de Educación, Naftali Bennett, aceptado el domingo, determina “un código de ética (…) que impide que los académicos pidan un boicot a Israel”, informó Haaretz.

Según el documento, los principios requieren una “prohibición de la discriminación, positiva o negativa, de los estudiantes con base en sus opiniones políticas” y una “prohibición de discriminación, positiva o negativa, de un miembro de la facultad o candidato a entrar, basado en sus opiniones políticas”.

El cuarto principio prohíbe la “propaganda partidaria en el marco de la enseñanza” y el quinto prohibiría “presentar o publicar materiales con opiniones políticas o personales como si fueran opiniones de la institución”.

Las medidas, dice Haaretz, “se extenderán tanto a profesores como a administradores”.

Además, el comité también propuso que se prohibiera a los profesores “aprovecharse de la plataforma de enseñanza para exhortar sistemática e indebidamente una posición política que claramente se salga del material del curso”.

Este documento ha sido enviado a los directores de las instituciones académicas de Israel para que respondan, antes de que el tema sea “presentado ante todo el consejo”.

El Comité de Directores Universitarios ha llamado al documento “una colección de reglas dictadas por el gobierno sobre un conjunto de actividades académicas de la facultad académica en Israel”.

Fuente: Middle East Monitor en Español