2018 · 03 · 14 • Fuente: Sputnik Mundo

Israel dialoga con varios países para trasladar sus embajadas a Jerusalén

Israel mantiene contactos con una serie de países con el fin de que estos trasladen sus embajadas a Jerusalén, declaró a Sputnik el embajador de esta nación en Rusia, Harry Coren.

"Estamos contactando con otros países, no profundizaré en los detalles, pero confiamos que habrá otros Estados que tomen el camino de la verdad histórica y el reconocimiento de que Jerusalén es la capital del pueblo hebreo y del Estado de Israel y, quiera Dios, escuchemos una decisión positiva de la parte rusa", expresó.

El diplomático recordó que la semana pasada tuvo lugar una reunión entre el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, y el presidente de Guatemala, Jimmy Morales, quien confirmó los planes de traslado de la embajada de esta nación centroamericana a Jerusalén.

El mandatario guatemalteco concretó a principios de marzo que su país trasladará el próximo mes de mayo la embajada en Israel desde Tel Aviv a Jerusalén.

A finales de 2017 Guatemala se convirtió en el primer país del mundo en anunciar su intención de llevar a cabo este traslado, siguiendo los pasos del presidente estadounidense, Donald Trump.

Antes de hacer el anuncio, Morales telefoneó al primer ministro de Israel, Benjamín Netanyahu, para comunicarle su decisión.

Mientras Netanyahu expresó su satisfacción, la dirección palestina calificó la decisión de "vergonzosa e ilegal".

Anteriormente EEUU anunció su decisión de mudar su sede diplomática a esta ciudad, luego de que el líder estadounidense, Donald Trump, reconociese a Jerusalén como capital de Israel, y ordenase al Departamento de Estado iniciar el proceso de traslado de la embajada de Tel Aviv a esa ciudad.

La medida provocó el rechazo de la comunidad internacional, y Hamás exhortó a iniciar una nueva intifada contra Israel para hacer frente a la política de Estados Unidos.

Días después la Asamblea General de la ONU con 128 votos a favor, nueve en contra y 35 abstenciones proclamó nula la decisión de la Casa Blanca de reconocer a Jerusalén como capital de Israel.

La solución del conflicto árabe-israelí

Israel se niega a participar en la iniciativa de Palestina de convocar un nuevo formato que busque la solución del conflicto árabe-israelí, ya que considera que este camino no conduce a nada, declaró a Sputnik Harry Coren.

"Si los palestinos prefieren dedicarse ahora a estas cosas, no resultará nada provechoso, sobre todo porque Israel no participará en esto", expresó el diplomático.

El embajador señaló que "no es la primera vez que observamos esta decisión de la parte palestina de buscar los llamados caminos fáciles cuando el camino más correcto y único posible, que cuenta con apoyo de Rusia, es la vía de las conversaciones directas sin condiciones previas de ningún tipo".

"Los palestinos llegaron a la conclusión de que tienen que intentar nuevamente crear una coalición o conferencia internacional, y esto no es por primera vez, en el pasado incluso se celebraron reuniones del cuarteto internacional con la participación de otras partes interesadas, pero eso no condujo a nada", alegó.

egún Coren, Israel considera que tanto Rusia como los otros participantes del cuarteto de mediadores para Oriente Medio —EEUU, la UE, la ONU— "están satisfechos con el formato existente, al igual que nosotros".

En ese sentido, el diplomático comentó que su país considera vigente la propuesta de Moscú de ofrecer un espacio para un posible diálogo directo palestino-israelí, siempre que se respete este formato bilateral.

"Continúa siendo vigente, pero si los representantes palestinos incluso durante sus visitas a Moscú debatían formatos internacionales, ¿de qué vale hablar del espacio de Moscú?", señaló.

Koren aseguró que su país esperará "a que ellos se tranquilicen y lleguen a la comprensión de que la única salida a esta situación radica en reunirse e iniciar las conversaciones directas".

"El lugar donde se realicen es un tema de carácter secundario", señaló el embajador.

No obstante, subrayó que Israel atiende "con todo respeto" a la propuesta rusa de celebrar este tipo de reuniones en Moscú.

Es imposible solucionar el conflicto israelí-palestino sin mediación de Estados Unidos, subrayó Harry Coren.

"Respetamos plenamente el papel que interpreta EEUU (en la solución del conflicto en Oriente Próximo) y que, por cierto, ahora rechazan los palestinos, pero nada avanzará sin la participación de EEUU, y esto es lo que también comprende Rusia", dijo el diplomático.

El presidente de la Autoridad Nacional Palestina (ANP), Mahmud Abás, propuso a fines de febrero al Consejo de Seguridad de la Organización de las Naciones Unidas la celebración de una conferencia internacional a mediados de año para discutir el proceso de paz palestino-israelí.

Abás también afirmó que Palestina hará grandes esfuerzos para ser reconocida como miembro pleno de la ONU.

El presidente de la ANP señaló ante el Consejo de Seguridad, reunido para discutir la situación en Oriente Medio, que el reconocimiento del Estado palestino no contradice las negociaciones para resolver el conflicto con Israel.

Situación en Siria

Israel no busca entrometerse en la situación en Siria ni provocar escalada de tensiones en el país árabe, declaró a Sputnik el embajador israelí en Moscú, Harry Coren.

"Reiteramos en repetidas ocasiones en alto nivel que Israel no se ha entrometido, no se entremete ni quiere entrometerse en la situación en Siria, no estamos interesados en ningún tipo de escalada" de tensiones, dijo Coren.

No obstante, agregó que "no permitiremos cruzar 'líneas rojas' marcadas en repetidas ocasiones por nosotros, y responderemos de manera adecuada; si la otra parte, se trata en particular de Irán, intenta dar pasos destructivos como lo ocurrido recientemente con el dron iraní, Israel responderá como lo ha hecho hasta ahora".

El 10 de febrero, el Ejército israelí aseguró que había interceptado un dron iraní que cruzó la frontera desde el territorio sirio.

En represalia la aviación israelí bombardeó supuestos "objetivos iraníes" en Siria.

La defensa antiaérea siria derribó un avión de combate F-16 de Israel.

Irán negó que tenga drones en Siria y dijo que su presencia en el país árabe se limita al asesoramiento militar.

Las autoridades israelíes acusan a Irán de querer convertir Siria en un bastión con miles de milicianos chiíes y bases aéreas y navales.

Gary Coren alertó que los propósitos de desplegar tropas iraníes en la frontera entre el país hebreo y Siria agravará la situación.

"Hubieron intentos de desplegar en nuestra frontera elementos que se subordinan a los Cuerpos de los Guardianes de la Revolución iraní y a Hizbulá, algo que no toleraremos (…) Estos pasos tácticos de nuestros adversarios pueden llevar a una peligrosa escalada de las tensiones", dijo Coren a Sputnik.

El diplomático recalcó que su Gobierno nunca tolerará la caída "fortuita" de proyectiles en el territorio israelí.

"El efecto disuasorio que Israel ha creado garantiza cierta tranquilidad", agregó el embajador.

Siria vive desde marzo de 2011 un conflicto armado en el que las tropas gubernamentales se enfrentan a grupos armados de la oposición y a organizaciones terroristas.

Rusia, Turquía e Irán en el marco del proceso de paz de Astaná (Kazajistán) impulsaron la creación de cuatro zonas de distensión en Siria para afianzar la tregua y separar a los rebeldes de los grupos terroristas.

Estas zonas abarcan Guta Orienta (en los suburbios de Damasco), determinadas partes en el norte de la provincia de Homs, la provincia de Idlib y varias áreas de las provincias vecinas (Latakia, Hama y Alepo), así como algunos distritos en el sur de Siria.

Esta última está llamada a cubrir prácticamente los límites de Siria con la zona de los Altos del Golán bajo control de Israel.

El Gobierno de Tel Aviv espera que el área de distensión permita excluir la presencia de "fuerzas hostiles" de Irán y el movimiento Hizbulá.

Fuente: Sputnik Mundo