2018 · 03 · 13 • Fuente: Agencia EFE

Netanyahu alcanza un acuerdo para solucionar la crisis de la coalición de gobierno

El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, ha alcanzado un acuerdo con los ultraortodoxos que forman parte de la coalición de gobierno para resolver la crisis provocada por un proyecto de ley para incorporarlos al servicio militar obligatorio, que finalmente aprobó hoy el Comité Ministerial de Legislación.

Este comité aprobó esta mañana el texto, que contempla que los ultraortodoxos que estudien en las yeshivás (escuelas talmúdicas) puedan aplazar el servicio militar hasta los 26 años, a cambio de lo cual el partido Judaísmo Unido de la Torá votará a favor del presupuesto estatal esta semana.

El acuerdo sigue a negociaciones directas anoche entre el jefe del gobierno y el viceministro de Sanidad, Yaakov Litzman, presidente de Judaísmo Unido de la Torá, que se opone a que los ultraortodoxos sean llamados a filas.

Ampliar la edad del servicio de los 18 a los 26 permitirá que muchos de ellos se eximan, porque los casados están exentos de realizarlo y en esa comunidad contraen matrimonio jóvenes.

"La crisis se puede solucionar y es insignificante", declaró la ministra de Justicia, Ayelet Shaked, que añadió que el texto consensuado es solo preliminar y deberá ser aprobado por la Fiscalía y coordinado con el Ministerio de Defensa.

Los Sabios del Consejo de la Torá de Agudat Israel (institución religiosa ultraortodoxa) aprobaron anoche el texto, dando así una vía de salida a la crisis política que amenazaba con tumbar el gobierno desde hace días.

El sector ultraortodoxo rechaza que los varones sean obligados a hacer el servicio militar, como hace el resto de la sociedad, ya que consideran que deben su vida al estudio de la Torá (Pentateuco) y los textos sagrados judíos.

Judaísmo Unido de la Torá -que aporta seis de los 66 diputados de la coalición de gobierno sobre una Cámara de 120- anunció la semana pasada que no apoyaría el presupuesto de Estado para 2019 si no se aprobaba antes una ley que les exima, mientras que el titular de Finanzas, Moshe Kajlón, aseguró que dimitirá si no se establecen las cuentas públicas para el próximo ejercicio esta misma semana.

El pacto alcanzado tiene que ser aún aprobado por otros socios de coalición, como el ministro de Defensa, Avigdor Lieberman, líder del secular Israel Nuestro Hogar, que se opone a las presiones de los ultraortodoxos.

El diputado de ese partido Oded Forer aseguró hoy a la emisora Kan que su grupo no apoyará ningún proyecto de ley que no reciba el apoyo del aparato de seguridad de las Fuerzas Armadas Israelíes y pidió cambios sobre el actual.

Analistas advirtieron la semana pasada que Netanyahu -acosado por varios casos de corrupción y pendiente de que la Fiscalía decida si imputarle en dos de ellos tras la recomendación policial en ese sentido- podría estar interesado en forzar la ruptura de la coalición para ir a elecciones anticipadas y renovar su mandato antes de que se abra un proceso judicial contra él.

Diversos medios señalaban hoy que se habría echado atrás en sus intenciones al comprobar que la coalición se opone a elecciones anticipadas y que, de ser forzada a celebrarlas, no permitirían que se hicieran en tres meses, como pretendía el mandatario.

Fuente: Agencia EFE