2017 · 12 · 05 • Fuente: Agencia EFE

Shaath: Reconocer Jerusalén como capital israelí traería 'violencia horrible'

El reconocimiento de Jerusalén como capital de Israel por el presidente estadounidense, Donald Trump -que este valora y podría hacer esta semana- traería una "violencia horrible", avisó hoy el destacado miembro de la Organización para la Liberación de Palestina (OLP) y asesor presidencial Nabil Shaath.

"El mundo árabe, el mundo musulmán, el mundo cristiano, todos están mandando mensajes a Trump de que esto va a destrozar cualquier posibilidad de la paz (entre israelíes y palestinos). Va a crear una violencia horrible", señaló el histórico dirigente y negociador en declaraciones a un grupo de periodistas, entre ellos Efe.

"No queremos violencia, pero tampoco podemos controlar la violencia en toda la región" indicó y añadió que, por ejemplo, el grupo Estado Islámico "va a reclutar en Europa gente para 'liberar Jerusalén", y un cambio del statu quo daría excusas para atentar a grupos extremistas.

Para Shaath, "la única solución es una solución de dos estados, que preserve los derechos de las dos partes y la libertad de todas las religiones" en la ciudad santa para cristianos, judíos y musulmanes.

"Espero que Trump impida esta catástrofe", dijo mientras matizó que tanto el traslado de la embajada de EEUU de Tel Aviv a Jerusalén como el reconocimiento iría contra la legislación y el consenso internacional y tendría consecuencias nefastas.

El miembro de la OLP considera que "para tener paz, Jerusalén tiene que ser realmente un modelo para esa paz. Hay dos estados, dos capitales y dos 'jerusalenes': Jerusalén Este es la capital de los palestinos y Jerusalén Oeste es la capital del estado de Israel", con paz y seguridad para todos, y democracia en ambos lados.

Para el liderazgo palestino, es imposible que haya un pacto de paz que "empiece por destruir la esencia de la solución de dos estados y la posibilidad de dos países, Israel y Palestina".

Shaath recordó a Washington que "el mundo está cambiando, ahora es más multipolar. EEUU no tiene el monopolio, no es el dueño del mundo, tiene socios: rusos, chinos, europeos, Brasil, India, Japón y Sudáfrica", y es un mundo que "tiene que ser regido por la ley internacional".

Fuente: Agencia EFE