2017 · 11 · 30 • Fuente: Sputnik Mundo

'Los israelíes debemos devolver los territorios palestinos que ocupamos y mantenemos a la fuerza'

A 70 años de la división del territorio palestino, el israelí de origen argentino Meir Margalit, exconcejal en Jerusalén y fundador del Comité contra las Demoliciones de Casas Palestinas, aseguró a Sputnik que se está extendiendo la idea de igualdad entre todos los habitantes de esa región.

La Resolución 181, votada el 29 de noviembre de 1947 en la Asamblea General de las Naciones Unidas, determinó la partición del territorio palestino en dos Estados, el judío y el árabe. Para Margalit, los años que transcurrieron permiten reconocer los errores de aquella decisión.

"Si en aquel momento hubiéramos pensado en el conflicto israelí-palestino y en las secuelas que esta resolución ha tenido, probablemente la repartición de tierras no hubiera sido tal cual se propuso", afirmó.

Sin embargo, el exconsejal sostuvo que en aquella época "no había más remedio que tomar esa resolución" ya que "fue dos años después de la finalización de la Segunda Guerra Mundial y todavía se podía oler en el aire el humo de los crematorios".

A pesar de ese contexto crítico, Margalit recordó que en 1947 existían personalidades, como Martín Buber, que se pronunciaron en contra de la partición territorial y la creación de dos Estados diferentes y alzaban la voz en favor de la creación de un solo Estado binacional.

"Cuando uno hace recuento de la sangre derramada en esta zona se dice a sí mismo: 'qué pena que en aquel entonces no seguimos los consejos de Buber y de su gente'", expresó.

Un año después de la Resolución 181, en mayo de 1948, el movimiento sionista fundó el Estado de Israel en tierras bajo administración de la Corona británica, expulsando a unos 700.000 palestinos de sus poblados. Con la declaración de independencia, los israelíes tomaron aproximadamente la mitad de los territorios destinados al Estado árabe según la declaración. Los restantes territorios por Jordania y Egipto hasta 1967.

En el presente, la Autoridad Nacional Palestina está constituída en los territorios de Cisjordania y Gaza Estado de Palestina, con un reconocimiento limitado y representación como observador ante Naciones Unidas.

Según Margalit, el hecho de que Palestina no sea un Estado independiente es uno de los principales impedimentos para alcanzar algún tipo de acuerdo de paz, ya que cualquier tratado se debe establecer entre países independientes.

Otro factor que perjudica el cese del conflicto es la rivalidad entre entre el Movimiento Palestino de Liberación Nacional (Al-Fatah) y el Movimiento de Resistencia Islámica Palestina (Hamas). Para el exconsejero, el acercamiento que demostraron recientemente estos grupos no es real porque "hay demasiado rencor e intereses como para que esto se materialice de un día para el otro". "Hay buenas intenciones pero todavía no veo el acercamiento", puntualizó.

En el centro del conflicto se encuentra la ocupación del territorio palestino por parte de Israel, como resultado de la Guerra de los Seis Días en 1967 y el mantenimiento de la política de asentamientos que continúa hasta hoy. Para Margalit "no habrá solución en el Medio Oriente en tanto no devolvamos lo que hemos tomado por la fuerza".

Existen otras propuestas para salir del conflicto, como una división funcional de la tierra y no territorial o la creación de una confederación con fronteras abiertas, en la cual judíos puedan asentarse en Cisjordania así como árabes y palestinos puedan hacerlo en Israel.

"Ahora más gente entiende que hay que pensar en forma creativa, hay que buscar alguna fórmula distinta. Hay que dejar de lado ideas como ‘soberanía' y ‘tierra toda mía' y pensar en plural, en todos los habitantes de esta tierra, los judíos y los árabes por igual. Esa idea cada vez se está asentando cada vez más", aseguró.

​En cuanto al rol que puede jugar Latinoamérica en la búsqueda de paz, Margalit explicó  que es muy importante su accionar porque "sabe en carne propia lo que significan los derechos humanos, la justicia y la igualdad".

"Los latinos entienden mucho mejor que los europeos y los norteamericanos", afirmó. Por esto, el argentino israelí pidió que los países de América Latina se involucren más en el conflicto de Medio Oriente, para darle al proceso un empujón que lo lleve a buen puerto.

Fuente: Sputnik Mundo