2017 · 11 · 30 • Fuente: Agencia Europa Press

Al Fatá y Hamás acuerdan aplazar la transferencia de poder en la Franja de Gaza

Al Fatá y Hamás han acordado este miércoles aplazar la transferencia de poder en la Franja de Gaza a manos del gobierno de unidad, en medio de las disputas surgidas en los últimos días.

El subsecretario del Consejo Revolucionario de Al Fatá, Fayez Abú Eita, ha confirmado que ambas facciones han pedido a Egipto --que ejerce labores de mediación-- posponer la finalización del proceso, acordado en El Cairo en octubre.

Así, han argumentado que para ello es necesario "finalizar los acuerdos para completar la reconciliación nacional a la que aspira el pueblo palestino", según ha informado la agencia palestina de noticias Maan.

La decisión ha sido anunciada apenas un día después de que el gobierno de unidad de Palestina pidiera a los empleados de la Autoridad Palestina que dejaron de trabajar en la Franja de Gaza en 2007 tras la toma de control del enclave palestino por parte de Hamás que vuelvan a sus puestos, provocando las críticas del grupo islamista.

El Ejecutivo pidió a los funcionarios, unos 20.000, que vuelvan al trabajo, así como una supervisión del proceso "a través de un mecanismo que activará la función del gobierno en los distritos del sur (en referencia a la Franja), como parte de la aplicación del acuerdo de reconciliación alcanzado en El Cairo".

Así, recalcó que "todos los ministros deben poder llevar a cabo sus funciones en los distritos del sur, tal y como lo hacen en los del norte (en referencia a Cisjordania), sin obstrucciones", según ha informado la agencia palestina de noticias WAFA.

La decisión pone en duda la situación a la que harán frente las decenas de miles de funcionarios contratados durante los últimos diez años por Hamás, que prometió entregar traspasar el poder en Gaza de cara al 1 de diciembre.

El grupo islamista tildó la decisión de "violación" de los acuerdos existentes, según ha recogido la agencia palestina de noticias Maan. Medios internacionales habían indicado que el acuerdo de reconciliación contemplaba que el asunto fuera resuelto entre Hamás y Al Fatá de cara a febrero de 2018.

La Autoridad Palestina se hizo a principios de mes con el control administrativo de los puestos fronterizos, en el marco de la aplicación del acuerdo, en el que siguen como principales escollos la situación de los funcionarios gazacíes y la posesión de armas por parte de Hamás.

El grupo islamista rechazó nuevamente el lunes la posibilidad de entregar las armas, prometiendo además expandir sus actividades a Cisjordania "para combatir a la ocupación".

Hamás y Al Fatá no han acordado de momento ningún gabinete de unidad que incluya al primero de estos movimientos, aunque es posible que el tema salga a colación en las conversaciones que ambas partes mantendrán próximamente en El Cairo.

Fuente: Agencia Europa Press