2017 · 11 · 29 • Fuente: Tercera Información

La plataforma de pago 'on line' PayPal 'boicotea' a la población palestina en Gaza y Cisjordania

Alianza por la Solidaridad y Action Aid lanzan una campaña internacional para exigir a PayPal que ofrezca su servicio a la población palestina al igual que lo hace con la israelí.

La discriminación de PayPal afecta al desarrollo económico en una zona de extrema pobreza debido al cierre de fronteras y la ocupación impuesta por Israel.

Alianza por la Solidaridad, junto con Action Aid, lanza una campaña para que la plataforma de pago ‘on line’ PayPal, presente hoy en 170 países, no discrimine a la población palestina y extienda su servicio a Gaza y Cisjordania, donde no opera mientras que si ofrece sus servicios en asentamientos ilegales de Israel en territorio palestino. Este ‘boicot ‘ de PayPal hacia los palestinos y palestinas está afectando gravemente al desarrollo económico y empresarial en ambos territorios, dado que es el método de pago más extendido a nivel mundial para hacer negocios con el exterior y poder recibir y efectuar pagos internacionales.

La campaña, que se lanza en el Día Mundial de Solidaridad con el Pueblo Palesino, tiene como eje una recogida de firmas destinada, en el caso de España, al director general de PayPal en España y Portugal, Raimundo Sala Albert, petición que se acompaña de una carta en la que se le pide que “dé respuesta a las peticiones de los empresarios y organizaciones palestinas, y facilite que sus servicios estén disponibles” en Gaza y Cisjordania, argumentando que “estos servicios facilitarán a las mujeres y hombres jóvenes palestinos aliviar los niveles de desempleo y pobreza, causados la ocupación israelí”.

Se estima que más de un 39% de la población en Palestina vive por debajo de la línea de pobreza, con índices de desempleo que alcanzan el 43 % en Gaza, índice que alcanza el 88% en el caso de las mujeres. Naciones Unidas reconoce que 2,3 millones de personas necesitan asistencia humanitaria. Por el contrario, el nivel de vida en Israel es entre 10 y 30 veces superior al palestino, que tiene una renta per cápita de 2.900 euros anuales en Cisjordania y 1.430 en Gaza. Es una situación provocada por una ocupación israelí que controla las fronteras, restringe los movimientos de personas y bienes y viola sistemáticamente los derechos humanos de la población palestina.

Alianza por la Solidaridad y Action Aid consideran inadmisible que PayPal permita a medio millón de colonos israelíes operar con esta plataforma de pago desde territorios que pertenecen a Palestina, mientras que los palestinos bajo ocupación ilegal en Cisjordania no pueden acceder a ellos.

Especialmente afectado se está viendo el sector de las nuevas tecnologías, una de las pocas industrias que está creciendo en Gaza y Cisjordania, debido a un aumento de los profesionales especializados. Así, el veto no es sólo un problema para quienes quieren comprar algo por internet, sino también para nuevas empresas de emprendedores palestinos, que a menudo deben reeneviar los pagos que les llegan por PayPal a otras plataformas, con una pérdida de ingresos que es fundamental en estos territorios.

En la carta al responsable de PayPal España, Alianza por la Solidaridad le recuerda que 2017 ha sido un año marcado por el 50 aniversario de la ocupación israelí del territorio palestino y que el Consejo de Seguridad de la ONU en su Resolución 2334 (2016) reafirma que la ocupación de tierra de los asentamientos “no tienen validez legal y constituye una violación flagrante del derecho internacional y supone un obstáculo al logro de la solución de dos-Estados y una paz justa, duradera y comprensiva”.

Por ello, le solicita el respeto de los principios del Derecho Internacional y que siga los mandatos de la Resolución del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas para proteger los derechos humanos de las y los palestinos y comience a proporcionar servicios a la población palestina.

Fuente: Tercera Información