2017 · 11 · 29 • Fuente: Milagros Sandoval, Agencia EFE

La legalidad completa de Israel pasa por un Estado palestino, dice diputado

"La legalidad del estado de Israel será completa cuando haya un Estado palestino a su lado", ha manifestado hoy en Madrid el diputado y líder de la Lista Común Árabe en el Parlamento o Kneset israelí, Aymán Odeh.

"Si contemplamos el proceso en una fotografía histórica, se ven los avances, pero nos falta el apoyo popular" de la sociedad israelí para completar el puzzle de ese estado, añade Odeh, que está en la capital española invitado por Casa Árabe para conmemorar el Día Internacional de Solidaridad con el Pueblo Palestino.

"Si hacemos una lectura histórica, vemos que hace mas de diez años no contábamos con el mismo apoyo que hoy, en el que la ONU nos ha reconocido como estado observador, y entramos a organizaciones como la Unesco y la Interpol", repasa el parlamentario, al tiempo que propone "construir puentes con los gobernantes demócratas judíos".

Odeh, de 42 años, nacido en Haifa (Israel), es uno de los trece diputados de la Lista Común Árabe, tercera fuerza parlamentaria en Israel, detrás del Likud (30 diputados) y del Campo Sionista (24).

"Cuando era joven no veía apoyos en la sociedad israelí. Hoy, más del 50 por ciento de esa población apoya la idea de un Estado palestino", explica.

"Apoyamos la lucha del pueblo palestino para acabar con esta muy larga ocupación del siglo XXI", que sobrevino tras la aprobación de la resolución 181 por la ONU, que estipulaba la creación de un "estado judío" y otro "estado árabe", de la que hoy se cumplen 70 años, añade.

El parlamentario dice estar "seguro de que pronto habrá una estado palestino" y expresa su apoyo a los frutos de la Primera Intifada, la de las piedras de 1987 en los territorios ocupados de Cisjordania y Gaza, pues consiguió un impacto "importante en la opinión pública israelí y sirvió para el reconocimiento de Israel y de Oslo".

El establecimiento una infraestructura como la Autoridad Nacional Palestina (ANP) en Ramala "me hace sentir orgulloso", dice.

En cambio, se muestra contrario a las premisas de la segunda Intifada, porque "estoy en contra militarizar la lucha de resistencia, pero no hay que olvidar que lo peor es la ocupación".

Lista Árabe Común, que lidera Odeh, se formó para participar en las elecciones de 2015, cuando Israel subió el límite del voto necesario para entrar en el Parlamento a 3,25 % de los votos válidos, porque ningún partido árabe alcanzaba ese porcentaje.

Entonces, aparcaron sus diferencias y presentaron una lista unificada agrupando al partido Taal, Balad, Hadash y Lista Árabe Unida.

Odeh habla de las dificultades con las que se encuentran en el Parlamento israelí, donde "hay discriminación e incitación", pero "dentro de Israel tenemos muchos logros que conseguir: que no se destruyan casas de árabes o mejorar los presupuestos para los municipios árabes".

Añade que en contra tienen que "cada vez que nos acercamos a unas elecciones el discurso de la derecha israelí se hace más radical y nos dibujan como dos estructuras boxeando entre los árabes".

En cuanto a su condición de árabes israelíes anota que quieren "trabajar de una manera responsable dentro de la vida política israelí", pero "también que se acabe la ocupación y se cree un estado palestino al lado. Esta es nuestra tierra y somos ciudadanos de ella".

"Con el partido (pacifista) israelí Mertez tenemos una relación especial, con él queremos hacer un bloque progresista" y que trascienda a "movimiento popular en la calle", sostiene.

"El objetivo de ese bloque sería trabajar por la paz, en vez del primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, que trabaja por la guerra", opina, al tiempo que considera que "Netanyahu nos demoniza y nos presenta como enemigos".

"Yo no busco la justicia absoluta, sino la reconciliación histórica entre lo dos pueblos, concluye Odeh. 

Fuente: Milagros Sandoval, Agencia EFE