2017 · 11 · 29 • Fuente: TeleSur

Día Internacional de Solidaridad con el Pueblo Palestino

El conflicto entre Palestina e Israel data de principios del siglo XX cuando los sionistas empezaron a reclamar el establecimiento de un Estado judío en tierras palestinas.

En el 2012 la ONU reconoció a Palestina como Estado observador no miembro. | Foto: EFE

El 29 de noviembre de cada año, según las resoluciones 32/40B establecidas en la Asamblea General de las Naciones Unidas (ONU) el 02 de diciembre de 1977, se conmemora el Día Internacional de la Solidaridad con el Pueblo palestino, a fin de concienciar al mundo sobre la ocupación israelí, que el conflicto todavía no se ha resuelto y que los derechos de los ciudadanos no son respetados.

Inicio del conflicto palestino-israelí

Fue el 14 de mayo de 1948 cuando el Consejo de Seguridad de la Organización de Naciones unidas (ONU) aprobó la resolución 181, llamada la Partición de Palestina, que estableció la división de este territorio en dos Estados independientes, uno judío (israelí) en el 56 por ciento del espacio y otro árabe (palestino) en el 43 por ciento.

El 1 por ciento restante corresponde a Jerusalén que quedó como Corpus Separatum y bajo la administración de la comunidad internacional.

Con el paso de los años, Israel se ha hecho más grande, debido a que se ha apoderado de porciones territoriales que corresponden a Palestina, sometiendo a sus soldados y civiles que luchan por la defensa de sus derechos soberanos.

A pesar de lo complejo que pueda resultar entender los más de 100 años de este conflicto, está claro el ¿Por qué la solidaridad con el pueblo palestino?. Desde que se inició la disputa, el pueblo palestino ha sido víctima de una “limpieza” étnica, de acciones terroristas, del irrespeto a sus derechos humanos, usurpación de territorios, expulsión masiva y sistemática, encarcelamientos incluso de menores de edad y un sin fin de atropellos.

Desde 1947 Palestina ha perdido el 70 por ciento de su territorio, ocupado ilegalmente por el proyecto sionista. Como consecuencia de esta política de exterminio, millones de palestinos han sido sometidos al éxodo forzado, aunque mantienen y reivindican su identidad, su historia y su cultura.

Israel continúa su política criminal y de limpieza étnica contra el pueblo palestino.  El estado sionista ha atacado de manera criminal a la franja de Gaza, la mayoría de ellos civiles entre los cuales hay mujeres y niños.

En los últimos tiempos la comunidad internacional ha expresado constantemente su apoyo con este país, manifestado su rechazo a las acciones de Israel.

El 29 de noviembre de 2012 la Asamblea General de la ONU reconoció a Palestina como Estado observador no miembro de las Naciones Unidas en una resolución adoptada con 138 votos a favor, 41 abstenciones y 9 votos en contra. Estados Unidos, Israel, Canadá, Palau, Micronesia, la República Checa, Panamá, Nauru y las Islas Marshall fueron los países que votaron en contra.

Recientemente la ONU llevó a cabo una sesión especial en honor a la causa palestina, en la que el embajador Riyad Mansour calificó de insostenible la situación, debido a la violencia de las fuerzas de Tel Aviv y la campaña  para colonizar Cisjordania con asentamientos que modifican su territorio.

El ente internacional ratificó el respaldo mundial a la causa palestina y a una solución pacífica que pasaría por poner fin a la invasión judía.

Ataques y agresiones que ha vivido el pueblo palestino en el último siglo

- Hasta ahora, todas las resoluciones de las Naciones Unidas que obligan a Israel a poner fin a la ocupación del territorio palestino han sido ignoradas, acción que ha contado con el respaldo de Estados Unidos.

- Después de 66 años de la expulsión de unas 950 mil personas de Palestina, la confiscación de sus viviendas, tierras y propiedades, ningún refugiado o refugiada ha podido retornar a su casa y mucho menos ha recibido reparación.

- Israel no cesa de colonizar la tierra palestina y de expoliar a este pueblo de sus recursos. Niega su autodeterminación y viola sus derechos fundamentales, con total impunidad, según expertos.

- Desde el año 2013 Israel autorizó la construcción de 14 mil nuevas viviendas en asentamientos ilegales, 3 mil 226 de ellas en Jerusalén Este.

- Entre 2013 y 2015 Israel también asesinó a miles de palestinos y lastimó a unos mil 751; además demolió 508 viviendas, escuelas, fábricas y demás construcciones palestinas; desplazó a 899 de ellos y arrestó a otros 3 mil 300.

Fuente: TeleSur