2017 · 11 · 10 • Fuente: Francisco Romero, La Voz del Sur - España

'La población de Gaza no debería ser olvidada'

La plataforma Jerez con Palestina y Sáhara celebra una jornada para apoyar las reivindicaciones de dos pueblos "oprimidos".

Geli Sánchez, de la plataforma Jerez con Palestina y Sáhara, lee un manifiesto en apoyo a estos pueblos "oprimidos". Alejandro López Menacho

Los misiles comenzaron a caer en la franja de Gaza el 8 de julio de 2014. Para cuando dejaron de hacerlo, el 26 de agosto, dentro de la operación militar israelí Margen protector, habían sesgado la vida de más de 2.000 personas, unos 1.500 civiles fallecidos, y más de 500 menores entre ellos. “Las personas que no queremos mantener vinculación alguna con una entidad asesina y terrorista, como es la israelí, debemos posicionarnos de forma clara, no equidistante, neutral o ambigua, para despejar cualquier duda sobre nuestra implicación, en grado alguno, en unos hechos que serán, más pronto que tarde, juzgados por la Corte Penal Internacional", aseguraba la recién creada plataforma Jerez con Palestina durante el verano de hace tres años. La organización, integrada por movimientos sociales de la ciudad, nació para expresar su solidaridad “con todo el pueblo palestino y trasladar nuestro apoyo a la población de la Franja de Gaza, que se desangra ante los ojos de la comunidad internacional".

Desde entonces, los bombardeos y las muertes se siguen sucediendo en Gaza, aunque no tengan tanto eco en la prensa como hace unos años. Por eso ahora la plataforma se relanza en apoyo de Palestina y el pueblo saharaui, “porque sufren la misma opresión”, expresa una de sus miembros, Geli Sánchez, durante la jornada Palestina: la lucha por la justicia de un pueblo celebrada en la Sala Paúl. “La impunidad del gobierno de Israel sigue inmutable”, señala, y alerta de que “Gaza sigue siendo una prisión al aire libre” y que la propia ONU asegura que “podría volverse inhabitable en 2020 por la falta de agua, electricidad y de reconstrucción de viviendas”.

Un momento de la exposición del activista noruego Marius von der Fehr. Alejandro López Menacho. 

“La población de Gaza no debería ser olvidada”, apunta Sánchez durante la lectura de un comunicado de la resucitada plataforma Jerez con Palestina y Sáhara. “No nos olvidamos de los prisioneros, entre ellos muchos menores, que van a la cárcel en Israel sin juicio ni sentencia”, dice, por eso declara “nuestra solidaridad y compromiso con el pueblo palestino y saharaui”. La defensa del pueblo palestino, explica la plataforma, implica también apoyar la campaña de Boicot, Desinversiones y Sanciones (BDS) contra Israel, nacida en 2005 con el apoyo de 170 organizaciones de la sociedad civil palestina, y que pretende oponerse, de forma no violenta, a las instituciones que sostienen y financian este “régimen opresor”.

La campaña pide al Gobierno de Israel que ponga fin a la “ocupación y colonización de todas las tierras árabes tomadas en 1967 —Jerusalén Este, Cisjordania, Franja de Gaza y Altos del Golán sirios—, el otorgamiento de plenos derechos a los ciudadanos árabe-palestinos de Israel y el respeto, protección y promoción del derecho de los refugiados palestinos a retornar a sus casas y propiedades, tal como lo estipuló la resolución 194 del Consejo de Seguridad de la ONU”. El activista noruego Marius von der Fehr, residente en Jerez, también participa en la jornada para contar su experiencia en terreno palestino, ya que visitó hace unos años el conocido como Teatro de la Libertad, ubicado a la entrada del campo de refugiados de Yenín, donde viven unas 17.000 personas en un kilómetro cuadrado de terreno, donde pudo vivir en primera persona la agonía de un pueblo que está sufriendo una “limpieza étnica”.

Fuente: Francisco Romero, La Voz del Sur - España