2017 · 10 · 31 • Fuente: Agencia EFE

Deniegan la entrada a Israel a Raed Jarrar, responsable de AI en Oriente Medio

Jarrar difundió un artículo de Amnistía Internacional en el que pide a la comunidad internacional prohibir la importación de productos de asentamientos israelíes en territorio ocupado porque "los beneficios que han alimentado las violaciones masivas de los derechos humanos de los palestinos".

Israel denegó hoy la entrada al país al director de incidencia política de Oriente Medio y Norte de África de Amnistía Internacional (AI) en Estados Unidos, Raed Jarrar, según él mismo informó en su cuenta de Twitter.

"Me negaron la entrada a Israel. Pronto, más detalles", publicó en su cuenta personal.

Seguidamente, el responsable de Amnistía Internacional difundió el documento de denegación en el que constaban como razones "seguridad pública o protección civil u orden público".

"Ese momento en que trabajar para @amnestyusa es una amenaza para la 'seguridad pública'. Además, la ironía de denegarlo a un palestino por 'inmigración ilegal'", comentó en su red social en cuyo perfil se define como arquitecto árabe estadounidense.

Jarrar difundió un artículo de Amnistía Internacional en el que pide a la comunidad internacional prohibir la importación de productos de asentamientos israelíes en territorio ocupado porque "los beneficios que han alimentado las violaciones masivas de los derechos humanos de los palestinos".

Con la enmienda aprobada en marzo a la ley de emigración israelí de 2011, las autoridades pueden no expedir visados ni permisos de residencias a los extranjeros relacionados con actividades de boicot, aunque se contempla la posibilidad de que el Ministerio israelí del Interior revise cada situación y conceda el acceso en casos particulares.

Israel especificó en julio que vetaría la entrada a quienes ostenten cargos relevantes en organizaciones que apoyen la campaña de Boicot, Desinversión y Sanciones (BDS) y a activistas conocidos que actúen "de manera consistente en actividades de boicot y deslegitimación" del país, bien desde una organización o de forma independiente.

Tampoco se permitirá cruzar la frontera a cargos institucionales -por ejemplo alcaldes- que defiendan abiertamente el boicot ni a personas que llegan al país en representación de lo que se consideran "organizaciones de deslegitimación". 

Fuente: Agencia EFE