2017 · 10 · 04 • Fuente: Agencia EFE

Sin apoyo internacional no hay logros para presos palestinos, dice activista

El apoyo de la comunidad internacional es decisivo en las mejoras de las condiciones de reclusión de los presos políticos palestinos en Israel (6.500, entre ellos 300 menores), manifestó hoy la directora de la ONG Adamir, Sahar Francis.

"El contexto político afecta. La huelga de hambre protagonizada por mas de 1.500 presos palestinos en Israel en abril pasado durante 40 días no ha conseguido nada", reconoció Francis durante una entrevista con Efe en Madrid, donde se encuentra invitada por las ONG "Paz con dignidad", "Novact" y "Sodepaz".

"A esa falta de atención contribuyó el que en la región hay otros casos que atraen mas", como la guerra en Siria, añadió.

Ante ese fracaso los presos palestinos solo pueden recibir visitas de familiares de primer grado, continúan sin poder disponer de teléfonos móviles, cuya posesión está sancionada "con castigos en celdas de aislamiento", carecen del vis a vis o no pueden cursar estudios universitarios mientras permanecen recluidos.

En cuanto al vídeo que el Servicio Penitenciario de Israel divulgó sobre el carismático líder de Al Fatah, Marwan Barguti, condenado en 2002 a cinco cadenas perpetuas por otros tantos asesinatos durante la Segunda Intifada, para demostrar la ruptura de la huelga que había convocado, Francis mostró su escepticismo.

"Normalmente Israel suele utilizar este tipo de estrategias para desarmar a los presos, pero en este caso no lo consiguió", expresó la abogada y activista.

Francis consideró las imágenes en las que "Marwán" se dirige al baño de su celda en dos ocasiones para sacar algo que lleva envuelto en un papel dentro de sus bolsillos, como una "historia" no creíble.

"Incluso -añadió- una de las estrategias de Israel fue autorizar a los colonos a que se acercaran a la cárcel de Ofer, donde estaban muchos de los reclusos para que hicieran barbacoas y les llegara a los internos el olor".

La activista palestina, nacida en 1969 en la aldea de Fassouta, en el norte de Israel, y que trabaja desde hace 25 años en Admamir, cuya sede está en Ramala, estimó que mientras persista la ocupación de Israel en los territorios palestinos continuarán las detenciones de los presos políticos.

"La detención es una estrategia de Israel para mantener la ocupación" y los tribunales militares se han convertido en una estructura sistémica para ese fin.

La activista denuncia que entre los 6.500 presos palestinos hay 300 menores, 65 mujeres, 12 parlamentarios y entre 20 y 25 periodistas. Y 450 casos de detenciones administrativas.

En el capítulo de los menores palestinos recluidos en prisiones israelíes refiere que tienen entre 14 y 18 años, pero también que fueron arrestados niños menores de 13 años, aunque no por largos periodos.

"Tenemos documentados casos de niños menores de 12 años a los que los policías israelíes someten a acoso e interrogatorio y luego los sueltan".

"La mayoría fueron detenidos por lanzar piedras y algunos incluso por compartido la foto de un mártir en Facebook. También en los últimos dos años Israel culpó de haber intentado asesinar con un cuchillo a un israelí", agregó.

En el desglose de cifras, Francis computó a diez niñas menores de 15 años, encarceladas dos de ellas por largos periodos por intento de acuchillamiento.

La activista denunció que algunas confesiones de menores son obtenidas mediante presión, insultos, gritos y amenazas de tortura o con ser violados. A las niñas "las desnudan para registrarlas", dijo.

También mencionó la existencia de entre 20 y 25 casos de reclusos enfermos de cáncer, con diabetes o problemas estomacales, para los que las "asistencia médica es muy básica".

"Prácticamente los tratamientos de que disponen los reclusos palestinos en las cárceles israelíes -donde recuerda los casos de tortura- son para el dolor", concluyó. 

Fuente: Agencia EFE