2017 · 10 · 02 • Fuente: Asa Winstanley, Middle East Monitor / Rebelión (Traducido del inglés para Rebelión por J. M.)

Los manifestantes palestinos reciben sentencias más duras que los asesinos israelíes

El sistema arbitrario de los tribunales de Israel tiene una tasa de condena de 99,7 %, sólo para los palestinos. Este es otro hecho difícil y frío que hace que el sistema de Israel en la Cisjordania ocupada sea racista, una realidad sistemática del apartheid, respaldada por Estados Unidos y la UE.

Las fuerzas israelíes arrestan a un joven palestino el 23 de octubre de 2010 [Najeh Hashlamoun/Apaimages]

Elor Azaria, un soldado israelí que asesinó a un palestino a sangre fría, vio reducida su condena por el jefe de Estado Mayor del ejército.

Azaria se convirtió en un héroe para muchos en Israel después del episodio del año pasado en un puesto de control ilegal israelí en Hebrón, una ciudad en Cisjordania ocupada.

Abd al-Fattah Yusri al-Sharif y Ramzi Aziz al-Qasrawi, ambos de 21 años, fueron asesinados a tiros por soldados israelíes en marzo del año pasado. El Gobierno israelí los acusó de apuñalar y herir moderadamente a un soldado en el barrio de Tel Rumeida de la Ciudad Vieja de

Hebrón.Azaria fue capturado por una cámara cuando calmada y deliberadamente disparó a al-Sharif en la cabeza mientras el joven estaba en el suelo gravemente herido y completamente sometido.

Los colonos miran mientras las fuerzas israelíes evacúan el cadáver de Abdel Fattah Al-Sharif, asesinado por el médico del ejército israelí Elor Azaria en Hebrón, Israel, el 24 de marzo de 2016.

Durante el juicio, a Azaria se le ofreció apoyo de los más altos niveles políticos, con el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, pidiendo que le perdonen por completo.

En febrero de este año Azaria fue sentenciado a un irrisorio castigo de 18 meses de prisión.

Si las vidas palestinas fueran consideradas de algún valor en Israel, Azaria habría pasado la vida en la prisión. En cambio le dieron una palmada en la espalda. Y ahora su condena se ha reducido por una orden militar a 14 meses.

Después de esto, es probable que se reduzca otros seis meses por "buen comportamiento", por lo cual Azaria probablemente no pasará más de ocho meses en la cárcel. Poco ilustra la naturaleza apartheid de la "justicia" israelí mejor que esto.

Por el contrario Ahmad Yasser Baraghithi, de 21 años, fue condenado en 2014 a ocho años de cárcel presuntamente por lanzar piedras a las fuerzas de ocupación israelíes en Jerusalén durante las protestas palestinas contra la ocupación israelí. Son ocho años, no los ocho meses que parece probable que pague el asesino Azaria.

El hecho de que Azaria pase algún tiempo en la cárcel es sólo atribuible al valiente voluntario palestino que filmó el video donde se ve a Azaria asesinando calmadamente a al-Sharif. Se puede apreciar en la misma escena a los colonos israelíes del video gritando "el terrorista sigue vivo" y “el perro sigue vivo".

Durante el juicio el tribunal oyó que lo que Azaria hizo fue una práctica habitual del ejército israelí, que asesina a palestinos en Cisjordania de forma rutinaria.

"En los incidentes terroristas que presencié, vi con mis propios ojos que en todos los casos en que un terrorista atacaba, los soldados dispararon a discreción hasta que lo neutralizaban... y le [disparaban] una bala a la cabeza para asegurarse de que el terrorista no podía activar un cinturón con carga suicida o continuar el ataque. Estos soldados nunca acudieron a los tribunales", dijo a la corte un antiguo jefe civil de seguridad para los colonos judíos en Hebrón.

Los palestinos que filmaron el video y lo entregaron al grupo israelí de derechos humanos B'Tselem han recibido amenazas de muerte por exponer el crimen.

Muchos otros palestinos pasan mucho más tiempo en la cárcel que Azaria, a menudo por "crímenes" que no significan nada más que simplemente hablar contra la ocupación ilegal de Israel en Palestina.

La poeta y fotógrafa palestina Dareen Tatour pasó más de un año y tres meses en la cárcel y en arresto domiciliario por el "crimen" de escribir un poema titulado "Resiste pueblo mío, resístelos ". El poema llamó a los palestinos a luchar contra la ocupación israelí, "Resistir al ataque del colonialista" y "No prestar atención a sus agentes entre nosotros". Israel tiene una larga historia de criminalizar tal expresión literaria de la lucha de liberación palestina.

Lina Khattab es una joven palestina que en 2014 y 2015 pasó casi tanto tiempo en la cárcel como parece que Azaria pasará ahora. Su "crimen" fue bailar en una protesta contra la ocupación israelí, que fue calificada como una "manifestación ilegal". Casi cualquier manifestación que los palestinos organizan contra la ocupación en Cisjordania es considerada "ilegal" por Israel, mote que da un viso de legalidad a sus patrocinadores y aliados políticos en Occidente.

Los "tribunales militares" de Israel son simulacros de juicio que no tienen credibilidad alguna cuando se trata de acusados ​​palestinos. Los jueces y fiscales por igual son todos soldados israelíes, entonces, ¿se supone que debemos comprar la propaganda israelí que afirma que esta corrección del sistema hará que las autoridades de ocupación nos tengan en cuenta? No.

El sistema arbitrario de los tribunales de Israel tiene una tasa de condena de 99,7 %, sólo para los palestinos. Este es otro hecho difícil y frío que hace que el sistema de Israel en la Cisjordania ocupada sea racista, una realidad sistemática del apartheid, respaldada por Estados Unidos y la UE.

Puedes seguir al autor en Twitter en @AsaWinstanley

Fuente: Palestinian protesters receive harsher sentences than Israeli murderers

Fuente: Asa Winstanley, Middle East Monitor / Rebelión (Traducido del inglés para Rebelión por J. M.)