2017 · 09 · 29 • Fuente: Ali Abunimah, Electronic Intifada / Rebelión (Traducido del inglés para Rebelión por J. M.)

Los nuevos nazis de Alemania ven a Israel como un modelo a seguir

“Por desgracia nuestros peores temores se han hecho realidad,” dijo el presidente del Consejo Central de los judíos en Alemania, Josef Schuster, frente al éxito electoral en las elecciones generales del domingo de Alternativa para Alemania.

Israel y sus partidarios han hecho alianzas con racistas, antisemitas e islamófobos en toda Europa.

Conocido por sus iniciales en alemán AfD, el partido nacionalista de extrema derecha ganó casi 100 escaños en la cámara baja de Alemania.

"En estos días, un partido que tolera las opiniones de extrema derecha en sus filas e incita al odio contra las minorías en nuestro país tiene presencia no sólo en casi todos los parlamentos estatales, sino que también está representado en el Bundestag", dijo Schuster.

El partido es famoso por albergar todo tipo de racistas y extremistas, incluyendo a los apologistas de la historia de las guerras de Alemania y a los revisionistas del Holocausto.

Fue un desastre que los principales políticos de Alemania vieron venir.

Sigmar Gabriel, ministro de Relaciones Exteriores del país, advirtió a principios de este mes de que si el AfD obtenía un buen puntaje en las urnas "entonces tendremos verdaderos nazis en el Reichstag alemán por primera vez desde el final de la Segunda Guerra Mundial".

Financiador pro-Israel apoya a los nuevos nazis

Mientras que Alemania no necesita lecciones de cómo ser racista, esta catástrofe puede atribuirse en parte a los líderes de Israel y a sus fanáticos partidarios que durante años han hecho causa común con la extrema derecha de Europa, demonizando a los musulmanes como invasores alienígenas que deben ser rechazados e incluso expulsados ​​para mantener una mítica pureza europea.

También puede atribuirse a los líderes alemanes que durante décadas han fortalecido a este Israel racista mediante el financiamiento de la ocupación militar y la opresión de los palestinos.

Lo que sucedió en Alemania es otra faceta de la alianza supremacista blanca-sionista que ha encontrado un hogar en la Casa Blanca de Donald Trump.

En las últimas semanas insignias liberales como The New York Times y The Washington Post han estado buscando las inexistentes sombras de la interferencia rusa en las elecciones alemanas.

Mientras tanto, como dijo Lee Fang entrevistado para The Intercept, el instituto Gatestone, principal think tank del pensamiento para la industria de la islamofobia de Nina Rosenwald, estaba inundando las redes sociales alemanas con "un flujo constante de contenido inflamatorio durante las elecciones alemanas infundiendo pánico por la inmigración de musulmanes".

El Instituto Gatestone está presidido por John Bolton, el exdiplomático neoconservador estadounidense famoso por su apoyo a la invasión de Irak.

Los artículos de Gatestone afirmando que el cristianismo se "extinguió" y la advertencia sobre la construcción de mezquitas en Alemania fueron regularmente traducidos al alemán y publicados por políticos y simpatizantes del AfD.

Historia tras historia afirmaban que los migrantes y los refugiados estaban violando a las mujeres alemanas y trayendo enfermedades peligrosas al país, temas clásicos de la propaganda nazi que solían incitar al odio genocida contra los judíos.

En una trágica ironía, el padre de Rosenwald, un heredero de la fortuna de la tienda departamental Sears, usó su riqueza para ayudar a refugiados judíos a huir de la persecución en Europa.

Su hija tomó un camino diferente. El periodista Max Blumenthal ha llamado a Nina Rosenwald la "la dulce madre del odio antimusulmán".

Blumenthal publicó en 2012 que Rosenwald "usó sus millones para consolidar la alianza entre el lobby pro-Israel y la franja islamófoba".

Además de financiar a una multitud de los demagogos antimusulmanes más notorios, Blumenthal informó de que Rosenwald "sirvió en el consejo de AIPAC, el brazo central del lobby de Israel en Estados Unidos, y desempeña papeles de liderazgo en una gran cantidad de organizaciones pro-Israel".

El partido de Anders Breivik

En un perfil del día después de la elección, The Jerusalem Report, publicado por el derechista Jerusalem Post, dio a la diputada dirigente Beatrix von Storch una plataforma para exponer la ideología antimusulmana del partido.

El Informe del Jerusalem Post también cita al politólogo alemán Marcel Lewandowsky explicando que "los miembros del AfD ven a la Unión Europea como traidora a la herencia cristiana de Europa porque deja entrar a los musulmanes. La opinión es que la islamización de Europa fue causada por la UE”.

El "reemplazo" por los musulmanes, explicó Lewandowsky, "es el núcleo del miedo de los votantes del AfD".

Esto significa que la ideología central del partido es indistinguible de la de Anders Breivik, el noruego que asesinó a 77 conciudadanos, en su mayoría adolescentes, en un campamento juvenil del Partido Laborista, en julio de 2011, en nombre de detener la "islamización" de Europa.

Uno de los mayores beneficiados de la generosidad de Rosenwald, según Blumenthal, ha sido Daniel Pipes, el influyente demagogo pro-Israel y antimusulmán que Breivik citó 18 veces en su notorio manifiesto.

Admiración por Israel

El subdirector de la AfD, von Storch, que está en el Parlamento Europeo, también utiliza la entrevista de The Jerusalem Report para exponer la posición proisraelí de su partido, comparando su nacionalismo alemán con la ideología sionista de Israel.

Según el The Jerusalem Report , von Storch es un fundador de "Amigos de Judea y Samaria", una agrupación de extrema derecha del Parlamento Europeo que apoya la colonización ilegal de Israel de la tierra palestina ocupada.

Extrañamente, en la lista de ese grupo figura como una de sus personas de contacto el jefe del "Consejo Regional de Shomron", una organización de colonos en Cisjordania ocupada.

"Israel podría ser un modelo para Alemania", dijo von Storch en The Jerusalem Report. "Israel es una democracia que tiene una sociedad libre y pluralista. Israel también hace esfuerzos para preservar su cultura y tradiciones únicas. Lo mismo debería ser posible para Alemania y en cualquier otra nación".

La identificación de Von Storch con Israel se hace eco de la del demagogo nazi estadounidense Richard Spencer, que ha descrito su visión de un "ethno-Estado ario" como "sionismo blanco".

La presidenta de la AfD, Frauke Petry, también ha expresado su apoyo a los asentamientos israelíes en la Cisjordania ocupada. En febrero, dijo a la publicación judía de derecha Tablet que su única visita a Israel le dio una visión positiva del país.

"De repente la imagen que obtienes es algo diferente de la que tienes cuando vives lejos", dijo.

Estas opiniones, una vez más, se hacen eco de las de Anders Breivik, gran admirador del sionismo que abogó por una alianza con Israel para luchar contra los musulmanes y sus partidarios "marxistas multiculturalistas".

Los líderes de los colonos de Israel han tomado nota del apoyo del AfD. Mientras el mundo se debatía con el éxito electoral de AfD, Yehuda Glick, legislador del Partido Likud de Benjamin Netanyahu, anunció que todos los que estaban "en pánico" por el AfD deberían estar seguros de que Petry estaba trabajando "intensamente" para erradicar los elementos antisemitas.

Fuente: Germany’s new Nazis see Israel as role model

Fuente: Ali Abunimah, Electronic Intifada / Rebelión (Traducido del inglés para Rebelión por J. M.)