2017 · 09 · 28 • Fuente: Ramón Pedregal Casanova, Rebelión

¡Ciudadanos del mundo, venid a Palestina!

¡Gobiernos! ¡Organizaciones políticas y sociales! ¡Ciudadanos del mundo! ¡Venid a Palestina! ¡Aquí podréis ver cómo se ejecuta la barbarie sionista!

Y exclamo: ¡Vamos, despierta!

Buenos días razón de mi vida.

¡Vamos, despierta!

Sin ti el sol no se pondrá,

Sin ti el sol no saldrá.”

Del poema “El miedo”. Autor,   el poeta palestino : Sami Al Qasim. Traduce: Mª Luisa Prieto.

 

Balas

en la noche de luna llena

surcaron las colinas y los caminos.

Balas

chocaron contra los muros

y golpearon las puertas y ventanas.

Iban dirigidas a los corazones y a las entrañas.

Balas

...”

Del poema “Qibya”. Autor, el poeta palestino : Yabra Ibrahim Yabra. Traduce: Mª Luisa Prieto.

¡Gobiernos! ¡Organizaciones políticas y sociales! ¡Ciudadanos del mundo! ¡Venid a Palestina! ¡Aquí podréis ver cómo se ejecuta la barbarie sionista!

¡Podréis ver a las tropas de ocupación salir de sus cuarteles en los asentamientos coloniales (a finales de 2016 eran 200) y puestos de avanzada (a finales de 2016 eran 235), y asaltar los pueblos y ciudades de Palestina, golpear las puertas de las casas, romper sus cerraduras, sacar a sus habitantes y escoger entre la familia a quien se llevan!

¡Ciudadanos del mundo! ¡Así, durante el mes de Agosto, han arrancado a la familia palestina a 522 de sus hijos! ¡entre ellos se han llevado a 130 niños y niñas y 16 mujeres! ¡los han herido, los han torturado, los han encarcelado!

La barbarie sionista suma al final de un año sin grandes alteraciones, si es que consideramos que el colonialismo es un estado normal, cerca de 7000 prisioneros y prisioneras de Palestina. Cuando hay acontecimientos como el asalto sionista a la Explanada de las Mezquitas y a la Mezquita de Al-Aqsa las cifras de asesinados y prisioneros se disparan llegando a miles en pocos días.

Este mes de Agosto las ciudades que han sufrido más asaltos del nazismo sionista han sido Jerusalén, Al-Kalil, Ramallah, Nablus, Belén, Jenin, Turkaren, Qalqiya, Salfit, Jericó, Tubas y la Franja de Gaza. ¡Ciudadanos del mundo! ¡Venid a Palestina! ¡Aquí podréis ver cómo se ejecuta la barbarie sionista!

Los nuevos nazis capturan a sus presas la mayor parte de las veces de madrugada en sus casas, que con anterioridad las han señalado y guardan en su lista de próximos asaltos. Los degenerados buscan con ello sembrar el terror, convertir en ruinas la vida de mujeres, hombres, niñas y niños, siempre han buscado que huyan, que abandonen Palestina para ocuparla.

El caso expuesto seguidamente es el ejemplo más común y ha sido recogido de la página de Samidoun, una organización en defensa de los prisioneros:

El prisionero, Bassam al-Salhi, el hermano de Raed Salhi, dijo:

"El 9 de agosto de 2017 a las 3:43 am, me despertó de mi sueño la voz de mi madre gritando y llorando, diciendo que el ejército está matando gente y que dispararon dentro de la casa específicamente. Cuando me levanté salí a la sala de estar y mi madre estaba llorando y gritando. Ella me dijo que Raed es martirizado, que está herido y está detrás de la pared de nuestra casa. Yo estaba con mi hermano menor Mohammed y fuimos a intentar salvar a Raed, saliendo por la puerta que conducía a la pared trasera. Salté al balcón para tratar de llegar a la pared de atrás, porque nuestras casas en el campamento están muy juntas. Y las fuerzas de ocupación abrieron fuego sobre los pasamanos de nuestros vecinos, los soldados disparando fuertemente. Entonces vi a un soldado acostado en las rejas de nuestra casa y me pareció como si estuviera herido. Más tarde supe que los soldados que dispararon contra Raed golpearon al soldado, y todos los soldados se concentraron en evacuar al soldado herido. Pensé que aprovecharía su preocupación y salté a la casa de los otros vecinos, donde Raed yacía en el suelo cerca de su casa, justo detrás de la nuestra. Vi a Raed, que estaba tumbado en el suelo y tratando de caminar y perdía mucha sangre, y me acerqué a él y extendí mi mano para que la tomara, pero en este momento, uno de los soldados israelíes atrapó a Raed en su mira láser. Lo arrastré por las manos rápidamente, su pierna izquierda estaba sangrando. Tenía una bala en la pierna y estaba lleno de sangre, nos alejamos del lugar entre las casas hasta que nos instalamos lejos de nuestro asediado barrio lleno de soldados. Durante todo este tiempo, Raed estaba sangrando en grandes cantidades y hablando de muchas cosas, como si estuviera muriendo. Estaba empezando a escupir sangre y después de unos 15 minutos un gran número de soldados irrumpieron en el lugar, siguiendo el rastro de sangre. Uno de los soldados me pidió que me alejara de él, pero me negué, y entonces un soldado me atacó. Otro sacó su arma y disparó para asustarme, pero no me moví. Entonces el mismo soldado me golpeó en mi hombro y pierna derechos y me empujó lejos por la fuerza de Raed. Ellos lo llevaron lejos de mí, y un soldado examinó su pulso. No sabía qué hacer. Dos soldados lo llevaron por los brazos y las piernas y yo no sabía dónde lo llevaron después de que el ejército abandonara el campamento”.

La práctica de ejecuciones extrajudiciales y asesinatos de las fuerzas de ocupación israelíes es un crimen de guerra en virtud del derecho internacional, así se indica en el apartado a) del artículo 8 del Estatuto de Roma. El asesinato es un crimen de guerra y, por tanto, la ocupación asume plena responsabilidad en este contexto de crímenes de guerra contra el pueblo palestino en su conjunto”.

La historia de Raed Salhi se ha repetido durante el mes de Agosto 522 veces. Porque la existencia del pueblo palestino está marcada por el nazismo sionista, es preciso levantar la voz para que liberen a los prisioneros palestinos y palestinas, es urgente que gobiernos, organizaciones políticas y sociales y clases trabajadoras, amigos y amigas de Palestina dispongan, todos a una, su denuncia y sus medidas de Boicot, Desinversión y Sanciones contra el ente financiero-armamentístico-colonial. ¡Gobiernos! ¡Organizaciones políticas y sociales! ¡Ciudadanos del mundo! ¡Venid a Palestina! ¡Aquí podréis ver cómo se ejecuta la barbarie sionista! ¡Podréis ver a las tropas de ocupación salir de sus cuarteles en los asentamientos coloniales y asaltar los pueblos y ciudades de Palestina, golpear las puertas de las casas, romper sus cerraduras, sacar a sus habitantes y escoger entre la familia a quien se llevan! ¡y os asquearéis del crimen que se comete sin que ningún organismo internacional haga nada! Tenemos en nuestras manos la ocasión de oponernos al crimen, de darlo a conocer al resto de gentes honestas, trabajadoras, para que empiecen o aumenten su actividad transformadora de lo que ocurre en Palestina. Tened presente que Palestina es el punto desde el que se expande el primer veneno del viejo colonialismo y las fuerzas estratégicas del nuevo imperio. ¡Ciudadanos del mundo! ¡Venid a Palestina!

Sobre el autor: Ramón Pedregal Casanova, es autor de “Gaza 51 días” y “Palestina. Crónicas de vida y Resistencia”, “Dietario de Crisis”, “Belver Yin en la perspectiva de género y Jesús Ferrero” y “Siete Novelas de la Memoria Histórica. Posfacios”. Presidente de la Asociación Europea de Cooperación Internacional y Estudios Sociales AMANE. Miembro de la Comisión Europea de Apoyo a los Prisioneros Palestinos.

Fuente: Ramón Pedregal Casanova, Rebelión