2017 · 09 · 27 • Fuente: Tamara Nassar, The Electronic Intifada / Traducción: Palestinalibre.org

Israel planifica un crimen de guerra contra las familias de Khan al-Ahmar

Israel planea la expulsión de los residentes de Khan al-Ahmar y la destrucción de su pueblo en la Cisjordania ocupada, lo que para grupos de derechos humanos es claramente un crimen de guerra.

Niños durante el primer día de clases en la aldea de Khan al-Ahmar en Cisjordania Ocupada, el 23 de agosto de 2017. Israel planea demoler a toda la comunidad beduina, incluida la escuela. Foto: Shadi Hatem / APA imágenes

Israel planea la expulsión de los residentes de Khan al-Ahmar y la destrucción de su pueblo en la Cisjordania ocupada, lo que para grupos de derechos humanos es claramente un crimen de guerra.

A principios de este mes, las autoridades de ocupación israelí informaron a los miembros de la comunidad que serían trasladados a un nuevo lugar, a pesar de los procedimientos judiciales en curso en los tribunales israelíes.

Esto ha suscitado temores entre los funcionarios de la ONU, que la expulsión puede suceder cualquier día.

 

 

B'Tselem advirtió al primer ministro Benjamin Netanyahu y a otros funcionarios israelíes de que ellos serían personalmente responsables de estos crímenes de guerra si continúan con la demolición de Khan al-Ahmar y Susiya, una segunda aldea, para dar paso a los asentamientos israelíes.

"La demolición de comunidades enteras en los territorios ocupados es algo prácticamente sin precedentes desde 1967", agregó el grupo israelí de derechos humanos.

Ampliación de asentamientos

Khan al-Ahmar está situado entre los asentamientos israelíes de Maaleh Adumim y Kfar Adumim en la llamada zona E1 de la Cisjordania ocupada.

Esta tierra al este de Jerusalén es donde Israel planea expandir su mega-asentamiento de Maaleh Adumim, completando el aislamiento de las partes norte y sur de Cisjordania entre sí.

Todos los asentamientos de Israel en la Cisjordania ocupada son ilegales en virtud del derecho internacional.

Khan al-Ahmar es el hogar de miembros de la tribu Jahalin, incluyendo 32 familias beduinas, que cuentan con aproximadamente 173 personas.

Es una de las 12 comunidades palestinas, con un total de aproximadamente 1.400 residentes, en la zona al este de Jerusalén, que se enfrentan a la expulsión israelí.

Los residentes palestinos de Khan al-Ahmar han solicitado previamente al Tribunal Supremo israelí que detenga las órdenes de demolición dirigidas a todas las estructuras del pueblo.

El Tribunal Supremo también ha recibido peticiones desde el asentamiento de Kfar Adumim, exigiendo que la única escuela en Khan al-Ahmar sea demolida, junto con más de 250 estructuras palestinas en la zona.

Las autoridades israelíes también solicitaron la autorización del Tribunal Supremo para completar la transferencia forzosa en abril de 2018.

El tribunal canceló una audiencia que se había fijado para el lunes para discutir el caso, en espera de nuevas presentaciones.

Transferencia forzosa

Israel quiere obligar a los residentes de Khan al-Ahmar a trasladarse a un área llamada " al-Jabal West", ubicada cerca del relleno sanitario de la aldea palestina de Abu Dis. Esta es un área a la que Israel previamente reubicó forzosamente a las familias de Jahalin en los años 90 para dar paso al asentamiento de Maaleh Adumim.

Si el proyecto de expulsión continúa, esta sería la segunda vez que la comunidad de Khan al-Ahmar sea desplazada forzosamente. Las familias fueron inicialmente expulsadas de la región de Naqab por el ejército israelí en los años cincuenta.

Esta semana, B'Tselem señaló que si Israel derriba la escuela de Khan al-Ahmar o expulsa a los residentes, incluso haciendo sus condiciones inhabitables, "esto violaría la prohibición de la transferencia forzosa establecida en el derecho internacional humanitario".

B'Tselem añadió: "Esta violación constituye un crimen de guerra, y todas las personas involucradas en su implementación tendrían responsabilidad personal, incluyendo el primer ministro, los altos miembros del gabinete, el jefe del Estado Mayor y el jefe de la Administración Civil", burocracia de la ocupación israelí.

Israel ha intentado de desviar la atención de la transferencia forzosa alegando que la reubicación beneficiará a los residentes de Khan al-Ahmar.

Sin embargo, los grupos de derechos humanos, incluido el israelí Bimkom, subrayan que la transferencia forzosa está prohibida independientemente del motivo. También perjudicaría el estilo de vida rural y el sustento de las comunidades ya empobrecidas.

Los aldeanos dependen de la tierra de pastoreo y la proximidad de otras tribus beduinas para su estilo de vida.

Israel ha tratado anteriormente reubicar a las familias a tierras confiscadas a otras comunidades palestinas, propuesta que fue rechazada por todos aquellos que han sido afectados.

Hostigamiento constante

Khan al-Ahmar y Susiya, aldeas palestinas de las Colinas al Sur de Hebrón en Cisjordania, están ambas en la zona C.

Esto es aproximadamente el 60% de Cisjordania que permanece bajo el completo control militar israelí bajo los términos de los acuerdos de Oslo firmados entre Israel y la Organización de Liberación de Palestina a principios de los años noventa.

Israel se niega a permitir prácticamente cualquier construcción palestina en el Área C, forzando a los palestinos a construir sin permisos y a vivir con constante temor de que sus casas sean demolidas.

La escuela de Khan al-Ahmar fue construida en 2009 con neumáticos de caucho y barro en un intento de evadir la restricción de Israel a los palestinos de usar cemento para la construcción.

Pero Israel encontró otra excusa para ordenar la demolición de la escuela, alegando que estaba demasiado cerca de la carretera principal.

La escuela fue construida con fondos de la Unión Europea y otros donantes europeos que no han hecho nada para responsabilizar a Israel por la destrucción de decenas de millones de dólares en los proyectos que han apoyado.

El mes pasado, Israel destruyó dos escuelas financiadas con fondos europeos en Cisjordania.

"Nos quedaremos para siempre aquí"

Además de la demolición, Israel intenta forzar a los palestinos a salir de sus hogares haciendo que las condiciones de vida sean insoportables.

Israel desmanteló y confiscó los paneles solares de Khan al-Ahmar, prohibió el acceso directo entre la aldea y la carretera principal y la privó de los servicios básicos como agua, alcantarillado, electricidad y acceso al transporte.

El renovado compromiso de Israel para demoler a Khan al-Ahmar se produce sólo semanas después de que Netanyahu participó en una celebración por los 50 años del asentamiento israelí en el norte de Cisjordania.

"Estamos aquí para quedarnos para siempre", indicó Netanyahu a la multitud. "No habrá más desalojo de asentamientos en la tierra de Israel".

Medios de comunicación israelíes informaron esta semana que el gobierno de Israel está impulsando planes para otras 2.000 unidades de vivienda para colonos en Cisjordania ocupada.

Sobre el autor: Tamara Nassar es asistente de redacción en The Electronic Intifada.

Fuente: Israel planning war crime against Khan al-Ahmar families

Copyleft: Toda reproducción de este artículo debe contar con el enlace al original inglés y a la traducción de Palestinalibre.org

Fuente: Tamara Nassar, The Electronic Intifada / Traducción: Palestinalibre.org