2017 · 09 · 26 • Fuente: Rami Almeghari, The New Arab / Traducción: Palestinalibre.org

La musicoterapeuta está transformando las vidas de los niños traumatizados de Gaza

Armada con su laúd y una pasión por ayudar a otros, la musicoterapeuta Reem Anbar, se concentra en ayudar a los niños con necesidades especiales de Gaza, especialmente después de la ofensiva israelí de 2014.

Los niños con una variedad de discapacidades asisten a las sesiones de terapia musical de Reem Anbar [Rami Almeghari]

Las suaves olas golpean la costa de Gaza mientras un grupo de niños tocan música, dirigidos por su profesora Reem Anbar, una laudista palestina.

El complejo de Alshalihat, en las orillas de la playa, fue anfitrión de un campamento de verano, organizado por Handicap International, para los niños de Gaza, en particular a aquellos con necesidades especiales.

"Durante los últimos dos años, he realizado varias sesiones de capacitación para personas con necesidades especiales, tanto adultos como niños, utilizando ciertas técnicas propias", explicó Reem, una terapeuta musical de 26 años.

"Muchas de esas sesiones resultaron como terapia ayudada con la música, dedicada a las personas expuestas a algunas malas experiencias de vida", indicó a The New Arab, mientras los niños tocaban.

Reem ha tocado música desde los 12 años. Graduada en administración de empresas, viajó a Bélgica en 2014, donde comenzó a participar en la terapia musical infantil.

"Cuando participé en aquellas sesiones el extranjero, empleé mi talento para actuar frente a audiencias internacionales, y recuerdo que cuando me mudaba de un lugar a otro, la gente que sabía de mí me animaba a hacer más. Algunos me aconsejaron a estudiar terapia musical en el extranjero".

Reem Anbar realiza su clase a través de una sesión de terapia [Rami Almeghari]

Sus habilidades se transformaron en una necesidad después de la ofensiva israelí en Gaza en junio de 2014. Ella había comenzado a aplicar algunas de sus técnicas terapéuticas sobre sí misma y encontró en la música un gran alivio.

"La idea de la terapia musical volvió a mi mente mientras yo estaba relajada y sosteniendo mi laúd. Tocaba algunos tonos, y realmente no pensaba en nada, dándome cuenta de que esos sonidos me habían aliviado mucho. La música es la nutrición del alma".

Éxito inicial

Las primeras sesiones que Reem realizó de terapia musical fueron para una serie de mujeres, incluyendo niñas, en el centro de la Franja de Gaza.

"Conocí a una niña de 15 años, que pertenecía a una familia beduina altamente conservadora", comentó Reem. "La niña me dijo que fue acosada por un vecino cuando era una niña. Esta chica fue capaz de hablar con la ayuda de la música, y algunas técnicas especiales de baile que me las arreglé para enseñar a las participantes. Pocas horas, la niña comenzó a moverse, bailar y hablar sobre su trauma".

"Algunas de las técnicas que uso incluyen pedirles a los participantes que se relajen y escuchen atentamente mi música, pidiéndoles que comiencen a mover sus cabezas lentamente, removiendo sus propios pensamientos"

Reem se hizo más conocida cuando fue invitada a realizar una sesión musical para un grupo de hombres con discapacidades motrices.

"Uno de los participantes en esas sesiones musicales especiales, no quería expresarse y me dijo: ‘No soy capaz de moverme o participar’. Le respondí diciendo ‘no olvides que puedes tener una voz dulce’. Entonces, el hombre se sintió confiado y comenzó a participar como cantante durante las sesiones musicales".

Técnicas especiales

Durante las sesiones, Reem realiza diferentes estilos de terapia, algunas de las cuales ella misma ha inventado, y otras que ha aprendido de otros terapeutas.

"Algunas de las técnicas que uso incluyen pedirles a los participantes que se relajen y escuchen atentamente mi música, pidiéndoles que comiencen a mover lentamente sus cabezas, removiendo sus propios pensamientos, permitiéndoles hablar sobre sus propios sueños, deseos y experiencias".

"En el plano práctico, en primer lugar, enseño a mis alumnos los diversos niveles musicales y rimas y una vez que estoy segura de que han aprendido, empiezo a pedirles que toquen el  resultado".

"Esta técnica ha funcionado con este grupo de niños, por ejemplo, Hammad, un niño de 14 años en silla de ruedas, ahora toca la batería muy bien y es uno de los mejores participantes".

Ambicioso

Reem, considerada la primera musicoterapeuta de tiempo completo que trabaja en Gaza, está ocupada con programas de terapia y cursos de capacitación, algunos que ella misma dirige, otros dirigidos por organizaciones no gubernamentales, en todo el territorio costero densamente poblado sitiado por Israel.

La joven espera que algún día pueda realizar estudios musicales superiores, particularmente en musicoterapia, fuera de la Franja de Gaza.

"Cuando visité Bélgica en el año 2014, algunos organizadores de mi viaje me aconsejaron seguir mi educación allí, señalando que podría hacer mucho más, dado que la terapia por medio de la música es algo que rara vez se puede encontrar, en nuestro mundo".

Acerca del autor: Rami alMeghari es un periodista independiente palestino que vive y trabaja en Gaza. Síguelo en Twitter: @writeralmeghari

Fuente: Gaza's first music therapist is transforming the lives of war-traumatised children

Copyleft: Toda reproducción de este artículo debe contar con el enlace al original inglés y a la traducción de Palestinalibre.org

Fuente: Rami Almeghari, The New Arab / Traducción: Palestinalibre.org