2017 · 09 · 09

¡En Argentina los violadores a los Derechos Humanos no son bienvenidos!

El presidente Macri, perfectamente sabe que Netanyahu ha cometido crímenes de guerra, violaciones a los derechos humanos, desacato a todas, absolutamente a todas las resoluciones y dictámenes de los organismos internacionales, sin embargo, lo recibirá y estrechará sus manos manchadas con sangre.

¡Critican violaciones a los derechos humanos en algunos países, idiologicamente contrarios, pero callan cuando se trata de Israel, donde se comenten las peores atrocidades!

El día 12 de septiembre, Netanyahu visitará Argentina y posteriormente Colombia y México.

¿Los presidentes Macri, Santos y Peña Nieto, estrecharán estas manos manchadas con sangre?

Ellos saben que Israel es lejos, el país que más condenas ha recibido de todos los organismos internacionales y humanitarias por sus sistemáticas violaciones a los derechos humanos. Israel, hoy por hoy, es “récord mundial”, de violaciones y atropellos.

Ellos saben que Israel, nunca ha respetado resolución alguna de la ONU y su Consejo de Seguridad, como la reciente resolución 2334 del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, adoptada el 23 de diciembre de 2016, donde se refiere a la situación de los asentamientos israelíes en los territorios palestinos ocupados desde 1967, incluyendo Jerusalén Este. Esta resolución afirma que dichos asentamientos «no tienen validez legal» y los califica como una «flagrante violación» del derecho internacional, demandando a Israel detener tales actividades y cumplir escrupulosamente las obligaciones y responsabilidades jurídicas que le incumben como «poder ocupante» en virtud del Cuarto Convenio de Ginebra relativo a la Protección debida a las Personas Civiles en Tiempo de Guerra, del 12 de agosto de 1949. A pesar del clamor internacional, Israel, groseramente y con impresionante desfachatez del propio Netanyahu, se burló esta resolución tal como lo hizo con los centenares de resoluciones de la ONU y su Consejo de Seguridad y continuó con la construcción de asentamientos ilegales, incluso ahora con mayor intensidad.

Ellos saben que Israel se burla de todos los dictámenes y del derecho internacional, como el dictamen de la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya que declaró ilegal el Muro que Israel construye en Cisjordania ocupada. Sin embargo, Israel prosiguió con la construcción con un absoluto desprecio por la legalidad y el derecho.

Ellos saben y están informados sobre las atrocidades e ilegalidades que Israel lleva a cabo en los territorios palestinos ocupados: Colonización ilegal, limpieza étnica, opresión, castigos colectivos, destrucción de viviendas, ataque a periodistas y medios de comunicación, etc., etc.

Ellos saben todo esto, pero los intereses económicos y políticos están por encima de los derechos humanos y la legalidad internacional.

Es triste observar esta doble moral. Mientras se llenan la boca hablando de “libertad, democracia y de derechos humanos”, mantienen un silencio cómplice frente al mayor violador de los derechos humanos en el mundo y el que más vulnera la libertad de todo un pueblo como el caso del pueblo palestino bajo ocupación militar y gran parte expulsado de su tierra y hoy obligado a vivir en la diáspora.

¡Ellos estrecharán las manos de Netanyahu… da lo mismo que estén manchadas con sangre!

 

Fuente: Comité Democrático Palestino

América Latina, 29 de agosto de 2017.