2017 · 08 · 28 • Fuente: Ali Abunimah, The Electronic Intifada / Traducción: Palestinalibre.org

Científicos instan a boicotear la Conferencia de Bioquímica en Israel

Académicos palestinos, israelíes e internacionales están instando a sus colegas a boicotear el Congreso 2017 de la Federación de Sociedades Europeas de Bioquímica en Jerusalén que se realizará el próximo mes.

Los pacientes palestinos con cáncer en la ciudad de Gaza protestan contra las restricciones de viajes por parte de Israel para recibir tratamiento, en diciembre de 2016. Tales restricciones son en parte la razón por la que los académicos están pidiendo a sus colegas boicotear en septiembre la Conferencia de la Federación Europea de Sociedades Bioquímicas en Jerusalén. Mohammed Asad APA imágenes

Académicos palestinos, israelíes e internacionales están instando a sus colegas a boicotear el Congreso 2017 de la Federación de Sociedades Europeas de Bioquímica en Jerusalén que se realizará el próximo mes.

"Algunos de los asistentes no serán consciente de que Israel realiza ataques directos contra el derecho de los palestinos a la educación, incluyendo bombardeos a escuelas y universidades, y la obstrucción del acceso a sitios educativos", señalan los científicos y académicos en una carta que ha sido enviada a todos los oradores de la conferencia.

"Las restricciones que Israel impone a la enseñanza y a la investigación de nuestros colegas palestinos tienen graves consecuencias, no sólo en temas de investigación y en las oportunidades educativas, sino también en la salud de los palestinos".

Los 89 académicos que llaman al boicot incluyen investigadores de instituciones líderes de toda Europa y Norteamérica.

Aunque ningún país reconoce la reivindicación de Israel respecto de la soberanía sobre Jerusalén, el sitio web de la Conferencia de la Federación Europea de Sociedades Bioquímicas anuncia su ubicación en "Jerusalén, Israel."

También localiza las Alturas del Golán ocupadas, territorio sirio, como parte de "Israel".

Ya sea intencional o no, esto hace que el cuerpo académico sea participe directo en los esfuerzos de Israel por legitimar su violenta ocupación, anexión y colonización de estos territorios en violación del derecho internacional.

Instituciones cómplices

La conferencia está patrocinada por varias universidades israelíes que son directamente cómplices de las violaciones israelíes de los derechos de los palestinos, incluyendo el desarrollo de armamento, apoyo a los ataques israelíes contra Gaza y el reclutamiento para la policía secreta israelí.

Las universidades israelíes también participan directamente en los esfuerzos por socavar la solidaridad internacional para los derechos de los palestinos.

La Asociación de Jefes Universitarios de Israel, por ejemplo, es conocida por ayudar a los esfuerzos del gobierno israelí para censurar las enseñanzas sobre Palestina en universidades de otros países e intentar frustrar el movimiento mundial por los derechos de los palestinos.

Morir de cáncer

Uno de los temas de la conferencia es la bioquímica del cáncer. Las tasas de cáncer están aumentando, particularmente para los palestinos en la bloqueada Franja de Gaza.

Pero como señalan los estudiosos, Israel obstaculiza activamente el tratamiento que pude salvar vidas: "La tasa de supervivencia a cinco años para el cáncer de mama es tan baja como 30 por ciento en Gaza, que Israel ha asediado durante los últimos 10 años, en comparación con el 86 por ciento en Israel. En 2016, sólo el 44% de los pacientes de Gaza que solicitaron acceso a hospitales israelíes fueron admitidos; más de la mitad de los que se negaron a ingresar eran pacientes con cáncer".

Mientras tanto, el sistema de salud en Gaza está al borde del colapso debido a las severas reducciones de Israel del suministro eléctrico al territorio.

Sensible a la política

Anticipando argumentos típicos contra el boicot, los académicos afirman: "Para ser claro, el boicot académico a Israel que los palestinos han solicitado respeta el principio universal de la libertad académica, ya que sólo está dirigido a las instituciones israelíes, no a los académicos individuales. A pesar de las diferencias, está inspirado en el boicot académico de Sudáfrica, que fue solicitado en 1965 por 496 académicos de 34 universidades del Reino Unido".

El año pasado, después de una apelación similar, varios eruditos se retiraron de una conferencia sobre genocidio organizada por la Universidad Hebrea.

Los líderes universitarios israelíes han dicho que están siendo duramente golpeados por un "boicot silencioso", donde muchos académicos se mantienen alejados de las instituciones israelíes pero no hacen ninguna declaración pública.

Principales grupos de lobby de Israel también han reconocido el creciente impacto del llamado boicot silencioso.

Los académicos señalan que la Federación de Sociedades Europeas de Bioquímica ha sido sensible a las preocupaciones políticas con respecto a la ubicación de sus conferencias. En 2016, el organismo expresó su "solidaridad con la comunidad científica turca" frente a la restricción de las libertades académicas en Turquía, y posteriormente canceló la conferencia que tenía previsto celebrar allí.

"Al organizar su congreso en Jerusalén, la FEBS participa conscientemente o inconscientemente en el blanqueo de la violenta represión de Israel contra los derechos humanos palestinos", explicó Ahmed Abbes, director de investigación del instituto científico CNRS de Francia y secretario de AURDIP, un grupo académico que apoya los derechos de los palestinos.

"Esperamos que nuestros colegas aprovechen la oportunidad para consultar a sus conciencias, escuchar la voz de la sociedad civil palestina y rechazar cruzar esta línea de piquetes".

Acerca del autor: Ali Abunimah, es activista del BDS, además es Co-Fundador de The Electronic Intifada, y autor de One Country: A Bold-Proposal to End the Israeli-Palestinian. Sus opiniones en Twitter y en Facebook.

Fuente: Scientists urged to boycott Israel biochemistry conference

Copyleft: Toda reproducción de este artículo debe contar con el enlace al original inglés y a la traducción de Palestinalibre.org

Fuente: Ali Abunimah, The Electronic Intifada / Traducción: Palestinalibre.org