2017 · 08 · 09 • Fuente: Zena Tahhan, Al Jazeera / Traducción: Palestinalibre.org

Las detenciones de Israel de palestinos es la 'más alta en años'

Alrededor de 1.268 palestinos han sido detenidos por las fuerzas de ocupación israelíes durante los últimos dos meses.

Las fuerzas de ocupación israelíes arrestan a jóvenes palestinos fuera de la ciudad vieja de Jerusalén el 21 de julio de 2017 [Reuters]

Las fuerzas israelíes detuvieron a unos 1.268 palestinos en los territorios palestinos ocupados durante los últimos dos meses, según grupos de derechos humanos.

Varias organizaciones no gubernamentales, entre ellas el Grupo de Derechos de los Prisioneros, Addameer, con sede en Ramallah y el Centro de Derechos de Al-Mezan en Gaza, divulgaron las cifras en un comunicado de prensa conjunto publicado este martes.

En junio, se documentó la detención de 388 palestinos de toda Cisjordania, la Franja de Gaza y Jerusalén, incluidos 70 niños y seis mujeres.

En julio, las fuerzas israelíes procedieron a detener a otros 880 palestinos, entre ellos 144 niños y 18 mujeres.

El aumento de detenciones se intensificó después de la crisis de al-Aqsa en Jerusalén oriental, que comenzó el 14 de julio, después de que dos guardias israelíes fueran asesinados por tres ciudadanos palestinos de Israel, quienes fueron asesinados a tiros.

Más de 550 palestinos fueron arrestados en los últimos dos meses sólo de Jerusalén.

Los israelíes iniciaron una campaña de detención masiva durante y después de los acontecimientos de Al-Aqsa, dirigidas principalmente a palestinos de Jerusalén y Cisjordania", indicó a Al Jazeera, Laith Abu Zeyad, director internacional de Addameer.

"El número es definitivamente el más alto en 2017, pero también diría, el más alto en años".

Según Abu Zeyad, en octubre de 2015, las fuerzas de ocupación israelíes detuvieron a 1.195 palestinos, entre ellos 177 niños y 16 mujeres.

El ataque contra Al-Aqsa se produjo en el contexto de lo que se ha denominado la "Intifada de Jerusalén", que comenzó en octubre de 2015. Desde entonces, unos 285 palestinos han muerto en presuntos ataques, protestas e incursiones. Simultáneamente, 47 israelíes han sido asesinados por palestinos en atropellos y ataques con cuchillos.

Después del ataque, Israel respondió instalando detectores de metales y cámaras de vigilancia en las entradas del recinto de la Mezquita de Al-Aqsa, que fue visto por los palestinos como un intento israelí de imponer un mayor control sobre el lugar sagrado.

Durante más de dos semanas, los palestinos se negaron a entrar en la mezquita de Al Aqsa y recurrieron a orar afuera, estimulando un movimiento de desobediencia civil y presión internacional que obligó a Israel a eliminar las medidas adicionales.

Pero desde la retirada, las fuerzas israelíes han atacado a palestinos en los territorios ocupados en allanamientos y arrestos nocturnos, que  grupos de derechos describen como una forma de castigo colectivo y venganza por el retiro israelí de su posición en torno a Al Aqsa.

"La campaña de detención por parte de Israel, sea en tiempos de crisis o de relativa paz, es siempre una herramienta política y una forma de castigo colectivo, representando una política premeditada de desalentar la participación política palestina, y un intento de detener a un pueblo que está en conformidad con su derecho legítimo a la autodeterminación y la dignidad básica", señaló Abu Zeyad.

"La actual ola de detenciones se ha centrado en Jerusalén e intenta detener la propagación de las protestas y el activismo en toda Cisjordania. Estas  detenciones representan el castigo colectivo contra un pueblo que pacíficamente pide a las autoridades israelíes mantener el statu quo en el lugar sagrado", agregó.

Amina al-Taweel, portavoz del Centro para Estudios de Prisioneros Palestinos, explicó que la cifra promedio de palestinos arrestados por día oscila entre los 20 y los 25 en los últimos dos meses, y que algunos días llegaron a más de 150 durante la crisis de Al Aqsa.

"Algunos de los detenidos fueron enviados de vuelta a casa el mismo día, otros después de una semana, mientras que otros recibieron órdenes de arresto domiciliario", indicó Taweel a Al Jazeera.

"Se ha convertido en un instrumento de opresión sistemática, para reprimir cualquier reacción política, para frustrar cualquier ataque; no hay una razón clara para estos arrestos", añadió Taweel. "Cualquiera que tenga el potencial para estimular la desobediencia o unificar a los palestinos para su causa es tratado como una amenaza a la seguridad, por lo que van detrás de él o ella".

Taweel estimó que hubo 170 órdenes de detención administrativa solamente el mes pasado. Los detenidos administrativos son arrestados por "pruebas secretas", desconociendo las acusaciones contra ellos y no se les permite defenderse en los tribunales. Sus períodos de detención pueden renovarse indefinidamente.

Los arrestos se producen en diversas formas, pero principalmente durante los allanamientos nocturnos. "Ocurren entre las 12am a 3am, al amanecer, cuando todo el mundo se pone nervioso, especialmente cuando hay un entorno político delicado.

El ejército de ocupación rodea la ciudad y la incursiona. Irrumpen en las casas, a veces rompiendo la puerta de entrada, la cual está cerrada con llave, destruyen el mobiliario y registran la propiedad. Por lo general ponen a la familia en una habitación e interrogan a la persona que están buscando en otra habitación, y luego detienen a él o ella", explicó Taweel.

Otras formas de arrestos ocurren durante las medidas de represión de las fuerzas israelíes durante las protestas o enfrentamientos con palestinos. Las fuerzas israelíes, que se hacen pasar por árabes, conocidos como "mistaarivim" en hebreo, también arrestan a los palestinos asimilándolos en sus pueblos y aldeas.

Umm Firas, una madre cuyo hijo, Mohammed, fue arrestado recientemente y liberado del barrio de Silwan en Jerusalén oriental ocupada, indicó que las fuerzas israelíes detuvieron a su hijo dos veces en las últimas tres semanas.

"En el último arresto, vinieron por la noche por primera vez, estábamos sentados juntos y me lo arrebataron, lo esposaron en la entrada de la casa", dijo Umm Firas a Al Jazeera. "Lo arrestaron y lo llevaron a la corte al día siguiente, pero no encontraron evidencia en su contra".

"Ellos entran sin tocar la puerta, la manera en que entran en la casa es muy violenta, vienen armados de la cabeza a los pies de una manera muy bárbara, más de 15 soldados entran a la casa, cada uno con un rifle en su mano", reveló Umm Firas, describiendo la forma en que las fuerzas israelíes arrestaron a su hijo.

"La gente se acercaba a felicitarlo por su liberación, y luego lo detuvieron de nuevo, su abuela se iba a desmayar", agregó Umm Firas, diciendo que también llevaron al marido de su hermana de 71 años en Hebrón.

"No quieren que la gente defienda a Al-Aqsa".

Sobre el autor: Zena al-Tahhan es periodista y productora online de Al Jazeera English.

Fuente: Israel's arrests of Palestinians 'highest in years'

Copyleft: Toda reproducción de este artículo debe contar con el enlace al original inglés y a la traducción de Palestinalibre.org.

Fuente: Zena Tahhan, Al Jazeera / Traducción: Palestinalibre.org