2017 · 08 · 04 • Fuente: Agencia Prensa Latina

Sigue violencia en territorios palestinos ocupados, advierte ONU

La violencia en los territorios palestinos ocupados por Israel dejó en los últimos días de julio varios muertos y cientos de heridos, según un reporte divulgado hoy por la Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios de Naciones Unidas (OCHA).

El informe de esa entidad, que cubre lo ocurrido entre el 18 y el 31 del mes pasado, refleja la continuidad de las protestas, los enfrentamientos y la represión en las inmediaciones de los sitios sagrados de la Ciudad Vieja de Jerusalén Oriental, ocupada por tropas israelíes desde 1967.

De acuerdo con el documento circulado aquí, los choques entre manifestantes y soldados de Tel Aviv acumularon en esos días el lamentable saldo de cinco palestinos muertos y más de mil heridos, incluyendo al menos 34 niños, al igual que dos policías israelíes lesionados.

La mayoría de los enfrentamientos tuvieron lugar durante los rezos colectivos en protesta por la decisión de los ocupantes de colocar detectores de metal en los accesos a la Mezquita Al Aqsa, el tercer lugar más sagrado del islam.

El reporte de la OCHA recoge además que tres israelíes y tres palestinos perdieron la vida como resultado de ataques con cuchillo de árabes contra civiles y militares judíos.

Asimismo, señala la continuidad por las tropas de ocupación de las redadas, los castigos colectivos y el uso de una fuerza excesiva para reprimir las manifestaciones.

La OCHA cita entre los ejemplos de esas prácticas la toma del poblado de Kobar, en Ramallah, afectando a sus cinco mil habitantes, por tratarse del lugar de residencia de uno de los palestinos responsables de ataques.

Menciona igualmente la irrupción de uniformados en el hospital Al Maqased, en Jerusalén Oriental, acción que afectó la asistencia médica a pacientes.

Naciones Unidas ha condenado el uso de la violencia por las partes y reclamado el cese de los mensajes de odio, como punto de partida para el reinicio de negociaciones que lleven a la universalmente aceptada solución de los dos Estados.

Al cumplirse en junio medio siglo de la ocupación israelí de territorios palestinos, el secretario general de la ONU, António Guterres, demandó su fin y rechazó su devastador impacto humanitario.

El cese de la ocupación es la única manera de sentar las bases para una paz duradera que satisfaga las necesidades de seguridad de los israelíes y las aspiraciones de los palestinos a un Estado soberano y al acceso a sus derechos inalienables, subrayó entonces.

Fuente: Agencia Prensa Latina