2017 · 07 · 10 • Fuente: Motasem A. Dalloul, Middle East Monitor en Español

¿Qué pasó cuando necesité una pequeña cirugía en Gaza?

El martes 30 de mayo comencé a sentir un dolor repentino en mi oído izquierdo. No pude dormir, pues el dolor comenzó a extenderse por todo mi cuerpo. Contacté con el médico a eso de las 23:00h y le conté lo que me ocurría. Me recomendó tomar calmantes y me mandó acudir al hospital de Al-Shifa al día siguiente, por la mañana.

Los pacientes en Gaza no tienen acceso a la anestesia debido a una grave escasez de medicamentos [Motasem A Dalloul / Monitor de Oriente]

Por la mañana, después de confirmar la cita, me dirigí a la clínica de ENT del que es el mayor hospital de Gaza. El doctor descubrió que tenía una inflamación severa en el tímpano a raíz de una infección con pus. Después de una segunda opinión, el doctor decidió llevar a cabo una intervención de urgencia para eliminar el pus antes de que causara más daños.

Sin equipo médico

Los médicos fueron a recoger sus materiales de trabajo. Pude ver que a uno de los médicos, amigo mío, le daba algo de vergüenza traer materiales usados. Los materiales de usar y tirar son reutilizados de manera regular en Gaza, a raíz de la falta de suministros. Los médicos abandonaron la habitación y volvieron con un reducido número de instrumentos usados, que depositaron en un esterilizador antes de afirmar que estaban listos para empezar

En cuanto los médicos se acercaron hacia mí para iniciar la intervención, les pregunté si pensaban llevar a cabo la cirugía sin anestesia. Ambos respondieron que sí. La limitada cantidad de óxido nitroso disponible en Gaza hace que solo sea usado para operaciones importantes. Me aseguraron que no sería tan doloroso, y acepté seguir adelante.

Los pacientes en Gaza no tienen acceso a la anestesia debido a una grave escasez de medicamentos [Motasem A Dalloul / Monitor de Oriente]

Mientras un médico intentaba mantenerme quieto, el otro trabajaba con mi inflamado tímpano. El dolor era inaguantable. Intenté ignorarlo pero al cabo de un tiempo tuve que levantarme y parar la intervención. No quería seguir. Un doctor me dijo que tomara calmantes y antibióticos para aliviar el dolor, y añadió que continuaría durante varios días más. Sin embargo, la intervención debía terminarse, ya que la pus podía terminar dañando mi sistema auditivo. Hasta la fecha he sido incapaz de volver al hospital para tratarme, el dolor sigue siendo inaguantable y las reservas de anestesia de Gaza siguen sin ser repuestas.

Recortes de la Autoridad Palestina

Durante más de cinco meses, el Ministerio de salud palestino de Gaza ha estado sufriendo una grave falta de equipos y medicinas. Las autoridades afirman que el Ministerio en Ramala no manda los fondos ni las medicinas a Gaza. Algo que la Autoridad Palestina (AP) en Ramala niega.

Moneer Al-Bursh, director del departamento farmacéutico de Gaza, dice que el Ministerio en Cisjordania no manda el equipamiento necesario a los hospitales de Gaza, y subraya que las acusaciones de Ramala sobre que la administración de Gaza despilfarra medicinas y recursos, son indemostrables.

Pidió a la AP que elimine los gastos administrativos de los hospitales y clínicas de Gaza, que mande medicinas, equipamiento médico y fondos para los salarios lo antes posible. También pidió a la comunidad internacional que intervenga para resolver esta crisis humanitaria.

Fuente: Motasem A. Dalloul, Middle East Monitor en Español