2017 · 06 · 15 • Fuente: Marwa Fatafta, Global Voices en Español

Cómo conmemoraron los palestinos los 50 años de ocupación israelí

Hay dos fechas que están arraigadas en la memoria del pueblo palestino.

La primera es el 15 de mayo de 1948, fecha que conmemora la expulsión de más de 700,000 palestinos y la destrucción de sus ciudades y aldeas por parte de las milicias judías sionistas. Un día antes, se estableció el Estado de Israel y los contornos de la Palestina histórica cambiaron a la fuerza.

La segunda fecha es el 5 de junio de 1967, cuando Israel ocupó el resto de los territorios palestinos, la península egipcia de Sinaí y los Altos del Golán en Siria luego de la victoria en la Guerra de los Seís Días contra estados árabes vecinos.

Han transcurrido 50 años desde que los palestinos han estado sojuzgados por la ocupación militar más prolongada de la historia moderna.

50 años de ocupación

Pero ¿cómo es vivir medio siglo bajo ocupación militar?

Para conmemorar los cincuenta años de ccupación, palestinos y otros defensores de derechos humanos contaron sus experiencias en línea, con las etiquetas #OccupationIs [Ocupación es] y #50YearsOfOccupation [50 años de ocupación], sobre el sufrimiento, opresión, discriminación institucional y abuso cotidianos de los derechos básicos de los palestinos por parte de Israel.

50 años de violaciones, opresión, racismo, apartheid, discriminación, limpieza étnica, injusticia, desigualdad.
——
50 años de ocupación, enfrento acusaciones por 18 delitos militares por ser defensor de derechos humanos.

Ocupación es que un soldado israelí te haga un perfil racial en un puesto de control cuando vas a trabajar.

Ocupación es un poder visible e invisible que interfiere con las mayores decisiones de tu vida, y las más simples.

Una madre sin repuestas explicando la espantosa escena de soldados apuntando con rifles a los niños cuando vamos a visitar a nuestras abuelas.

Ocupación es cortar pueblos, ciudades, esperanzas y sueños palestinos con un muro del apartheid y eludir caminos y asentamientos.

¡¡¡No puedo construir una casa porque mi terrenos está muy cerca de un asentamiento!!! Mi terreno estaba ahí mucho antes que los asentamientos.

Ocupación es detener a las personas en la cárcel sin acusaciones, juicios con detención administrativa.

El grupo de trabajo palestino en Diplomacia Pública lanzó la campaña en medios sociales llamada #OccupationIs [Ocupación es] en conmemoración del 50 aniversario de la ocupación.

Otras organizaciones también incluyeron voces palestinas que contaron sus historias bajo la ocupación.

Fadwa Khalil tenía nueve años cuando Israel ocupó la Ribera Occidental y desplazó a su familia por segunda vez en 1967.

La primera vez fue en 1948. Ahora vive en el campo de refugiados de Jalazoun cerca de Ramala, ciudad en la Ribera Occidental, y todavía sueña con tener la libertad de visitar su ciudad natal en el Israel actual.

A los palestinos que viven en las ocupadas Ribera Occidental y Gaza no se les permite entrar a Israel, y para ingresar requieren un permiso especial de las autoridades militares israelíes.

“No tenemos ninguna libertad. No nos deberían tratar como si fuéarmos inferiores a otros,. Deberíamos ser iguales”.

Fadwa Khalil tenía nueve años cuando Israel ocupó la Ribera Occidental y desalojó a su familia de su hogar. Era la segunda vez que su familia era desplazada, después de que Israel los obligó a salir como parte de la limpieza étnica de 1948. Ahora vive en el campo de refugiados de Jalazoun cerca de Ramala, ciudad en la Ribera Occidental.

Para restringir el movimiento de palestinos como Fadwa, Israel ha instalado decenas de puestos de control militares a través de la Ribera Occidental y a lo largo de la ‘Línea Verde‘ de 1967.

Estos puestos de control están a cargo de soldados israelíes que revisan a todos los transeúntes, y los someten a largas horas de espera bajo condiciones inhumanas, llueve o truene. Esto además de bloques de cemento y tierra por todas partes, que usan los soldados israelíes para bloquear temporalmente los caminos que entran a las aldeas palestinas.

Ciertamente, los palestinos de la Ribera Occidental tienen prohibido viajar en las 41 pistas que abarcan un total de más de 700 kilómetros de longitud combinada, en tanto que los israelíes pueden usar esas pistas libremente.

Los palestinos que viven en la Franja de Gaza lo pasan peor, y han estado viviendo bajo un completo bloqueo militar y económico desde 2007. Entrar y salir de Gaza, a menudo descrita como una prisión abierta, requiere de milagros menores.

El bloqueo en curso, la economía estancada y las tres guerras consecutivas que han golpeado a Gaza hicieron que Naciones Unidas declarara que la Franja no sería apta para humanos en 2020 si esas condiciones continúan.

Pero las restricciones a la libertad de movimiento son solamente una parte de la historia.

Human Rights Watch resumió en un video cuatro graves violaciones de derechos humanos por parte de Israel, como matanzas ilegales y otros crímenes de guerra realizados con impunidad; desplazamiento forzado, detenciones abusivas y construcción de asentamientos, acompañado de acciones discriminatorias contra los palestinos.

Palestina:

5 décadas de ocupación israelí,

5 derechos humanos fundamentales

Asentamientos tóxicos

Hay cerca de 300,000 colonos israelíes en el este de Jerusalén y 350,000 más que viven en asentamientos construidos en la Ribera Occidental.

Estos asentamientos son ilegales según el derecho internacional, y han sido condenados reiteradamente por la comunidad internacional. A pesar de estas flagrantes violaciones del derecho internacional, Israel continúa construyendo más asentamientos. En los primeros días de junio, la oficina del primer ministro de Israel anunció que planeaba aprobar 2,100 nuevas unidades de asentamientos en la Ribera Occidental.

A menudo motivados por ideología extremista más que por incentivos económicos, los colonos israelíes llegan fuertemente armados y a menudo con intenciones violentas.

En diciembre de 2009, un grupo de colonos israelíes acompañados por fuerzas armadas israelíes, invadieron parte de la casa de Rifka Al Kurd, palestina de 87 años que perdió su casa en 1948 y ahora vive en el barrio árabe en el este de Jerusalén.

Los colonos ya habían tomado la casa de su hijo y procedido a vaciarla de sus pertenencias y arrojado sus muebles a la calle.

“Con frecuencia recibimos ataques físicos: a mi hija, que tiene 50 años, la han mandado al hospital cuatro veces. Saben que tiene problemas cardiacos y siempre la golpean cerca del corazón”, dijo Al Kurd.

El estado destructor

Las demoliciones de hogares palestinos (y también de estructuras relacionadas con la agricultura) también son sintomáticas de la ocupación.

Desde 1967, Israel ha demolido 48,000 hogares palestinos con el pretexto de que carecen de permisos de construcción, que las autoridades israelíes casi nunca emiten a los palestinos.

Por ejemplo, el 6 de abril de 2016, las autoridades israelíes demolieron seis casas en la comunidad palestina de Umm Al Khair, aldea diminuta cerca de la Ribera Occidental en las colinas del sur de Hebrón y hogar de unos 70 beduinos palestinos.

Ese día, 34 palestinos quedaron sin hogar, incluido Salem, de cinco años

Para sentir más de cerca cómo es vivir bajo la ocupación día a día, la organización israelí de derechos humanos B’Tselem hizo un documental interactivo titulado “Los muros invisibles de la ocupación”, que ofrece un recorrido virtual por la aldea palestina de Burqah, cerca de Ramala.

Captura de pantalla de la versión en hebreo de ‘Los muros invisibles de la ocupación’. Fuente: B'Tselem

El sitio web interactivo describe a Burqa como una “aldea de la Ribera Occidental perfectamente ordinaria”.

Su naturaleza común y corriente ilustra cómo es la vida para los palestinos que viven bajo la ocupación israelí.

El recorrido incluye muchas voces palestinas, como un anciano palestino, un agricultor, una muchacha palestina de secundaria que discuten las dificultades asociadas con su vida diaria.

¿Ocupación sin final?

Hasta ahora, han fracasdado todos los intentos diplomáticos, auspiciados por Estados Unidos y la comunidad internacional para llegar a un acuerdo de paz entre Israel y los palestinos.

Los líderes israelíes han demostrado explícitamente que no tienen intención de terminar su ocupación militar de 4.8 millones de personas que viven en la Ribera Occidental, el este de Jerusalén y Gaza.

"No dividiremos Jerusalén, no haremos concesiones, no nos retiraremos de las tierras" Primer ministro Benjamin Netanyahu

——–

"Fortaleceremos los asentamientos en Judea y Samaria." Danny Danon, embajador de Israel en Naciones Unidas

———-

"Nunca retiraremos ningún asentamiento". Yisrael Katz, ministro de Inteligencia.

——–

"Siempre digo que la ocupación es un mito, porque nunca hemos ocupado las tierras de otro pueblo. Estas deben ser para siempre tierras israelíes con leyes israelíes". Tzipi Hotovely, viceministra de Asuntos Exteriores.

——-

Los líderes de Israel han dejado en claro que no tienen intención de terminar la ocupación de la Ribera Occidental, Gaza y el este de Jerusalén.

Escrito por Marwa Fatafta

Traducido por Gabriela Garcia Calderon Orbe

Fuente: Marwa Fatafta, Global Voices en Español