2017 · 06 · 15 • Fuente: Cándida Cotto, Claridad

La lucha palestina no termina

Tras 45 días 1,600 prisioneros políticos palestinos, en cárceles en Israel, dieron por terminada una huelga de hambre, luego de lograr que el régimen israelí cediera a varias de sus principales demandas, según informa la publicación, palestinalibre.org.

En un intercambio de impresiones con este semanario -unas semanas antes de finalizada la huelga- Tawfig Anati, miembro del Comité de América Latina, de la organización, Movimiento de Liberación Nacional de Palestina (FATAH), narró a CLARIDAD que entre este número de prisioneros políticos hay 300 menores de nueve años edad, mientras trajo a la atención que la Ley Internacional establece los 12 años hacia abajo para un menor de edad. Agregó que en el caso de Israel coloca la edad de la adolescencia entre los 12 a los 18 años en contra de los palestinos. Entre el total de prisioneros, hay 57 mujeres, 13 diputados, 18 periodistas, 800 que necesitaban atención médica inmediata y 500 personas bajo detención administrativa. La detención administrativa es cuando la persona es encarcelada sin habersele radicado ninguna acusación, ni haber tenido ningún tipo de juicio.

“No reclaman nada extraordinario, reclaman su derecho a vivir en condiciones humanas”, expresó. Las principales demandas incluían, atención médica, extender las visitas familiares y mejorar la compra de alimentos ya que los presos palestinos tienen que comprar su comida.

El acuerdo se logró cuando los prisioneros estaban llegando a una fecha crítica que ponía en peligro su salud, Anati, había adelantado que para el 27 de mayo los huelgistas entrarían en un proceso peligroso ya que Israel había aprobado una ley para permitir la alimentación forzada.

Abordado sobre la situación del pueblo y los prisioneros políticos palestinos, el miembro de FATH atribuyó que la actitud de organizaciones internacionales como de derechos humanos es una de “vienen a nosotros (quiere decir a Palestina) son ciegos miden con dos barras y llamámos a esas organizaciones de derechos humanos que sean justos y defiendan a todos por igual en definitva nosotros queremos ser libres”.

En esa línea sobre el hecho de que las conversaciones entre el Israel y las organizaciones palestinas se encuentran suspendidas desde hace 2014, el miembro de FATAH, denunció que según el Acuerdo de Olso, se supone que ya para el 2000 hubiese un estado palestino, pero por el contrario Israel ha continuado ocupando territorio palestino y no ha cumplido con ninguna de las cientos de resoluciones de la ONU en favor de Palestina. “No hay fuerza para hacer que Israel cumpla con esas resoluciones”, reconoció, a la vez que comparó que antes de los '90 cuando existía la Unión Soviética había dos fuerzas en el mundo, “ahora hay una sola fuerza o estas conmigo... nosotros como palestinos ya sabemos lo que queremos, llegamos a un camino cerrado dijimos que vamos a volver a las conversaciones si se detiene la construcción de las colonias, sacar los prisioneros detenidos antes del '94 deben cumplir lo que se acordó con la Hoja de Ruta. Toda liberación comienza con armas y termina con armas”.

50 años de ocupación

El pasado lunes 5 de junio se cumplieron 50 años de la ocupación del régimen de Israel sobre el territorio palestino, de Cisjordania, Jerusalén Orienta y la Franja de Gaza. La organización de Amnistía Internacional (AI) ha publicado el informe; 50 años de violaciones de derechos humanos, en donde narra y recopila datos de los daños y los crímenes de guerra cometidos contra el pueblo palestino por Israel.

En estos 50 años la ocupación ha significado el que: Israel se ha apropiado de 100,00 hectáreas de terreno palestino. Eso es cerca del 60% del área de Cisjordania. Más de 600 mil colonos judios viven en estas tierras ocupadas ilegalmente por Israel.

Ha demolido 50 mil estructuras (casas, edificios) de palestinos.

Más de 4.9 millones de personas palestinas tienen restricción de circulación diaria en sus tierras. Entre el 95 al 99% de causas contra palestinos celebradas ante tribunales militares israelíes en Cisjordania ocupada resultan en fallos condenatorios. Los colonos israelíes son juszgados en tribunales civiles.

El 13% del área de Jerusalén Oriental demarcada para construcciones palestinas; los asentamientos ilegales de judíos israelíes en Jerusalén Oriental representan el 35%; Israel formalizó su anexión ilegal de Jerusalén Oriental en 1980.

Además de decidir adónde pueden ir y a quién pueden ver los palestinos, Israel también controla su acceso al agua potable y lo restringe arbitrariamente. Los israelíes consumen al menos cuatro veces más agua que los palestinos que viven en los Territorios Palestinos Ocupados.

AI ha lanzado una campaña con motivo del 50 aniversario de esta ocupación israelí para pedir a los Estados de todo el mundo que prohíban la entrada en sus mercados de bienes producidos en los asentamientos israelíes y que impidan que sus empresas operen en los asentamientos o comercien con bienes producidos en ellos.

Fuente: Cándida Cotto, Claridad