2017 · 06 · 13 • Fuente: TeleSur

¿Cómo era Palestina antes de los asentamientos ilegales israelíes?

Durante más de medio siglo, Israel ha ocupado tierras palestinas mediante la construcción de colonias civiles, que se han extendido a lo largo del territorio palestino.

Los palestinos reclaman la ilegalidad de los asentamientos, lo que es respaldado por la comunidad internacional.

La Organización de las Naciones Unidas (ONU), a través de un informe anual publicado por la Oficina para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (Ocha) reveló que en 2016 registró un número récord de demoliciones de casas y estructuras de subsistencia por parte de las autoridades de ocupación israelíes.

Según este informe, un total de 1.094 viviendas y estructuras palestinas fueron demolidas a manos de las fuerzas de ocupación, la mayor cifra contabilizada desde el año 2009.

Estos asentamientos israelíes han sido condenados por la ONU y la comunidad internacional, al atentar contra los derechos de los ciudadanos palestinos sobre su territorio y contra su propia integridad, al ser víctimas de malos tratos, abusos y agresiones.

La historia de un conflicto

Antes del establecimiento de los asentamientos y de la sociedad israelí en general, los territorios que reclama Palestina formaban parte de lo que le correspondía por derecho.

Hasta 1947, la Franja de Gaza formaba parte del imperio británico y, según el Plan de la ONU para la partición de Palestina de ese mismo año, la actual Franja de Gaza y la mayor parte de la costa occidental del río Jordán debían formar parte del estado árabe palestino.

En el transcurso de la guerra árabe-israelí de 1948, la Franja de Gaza fue ocupada por Egipto, mientras que el territorio de la costa occidental de Jordán, incluyendo Jerusalén, fue ocupado por Transjordania (la actual Jordania) adquiriendo su actual denominación: Cisjordania.

Para este año, los judíos saquearon las tierras de los palestinos y originaron la migración de miles de pobladores.

La población palestina, desde hace más de medio siglo, ha sufrido la invasión y saqueos hacia sus tierras.

Luego de la Guerra de los Seis Días, en junio de 1967, Israel conquistó Cisjordania y la Franja de Gaza, por lo que las autoridades israelíes comenzaron a establecer colonias civiles (asentamientos) en el territorio recién ocupado.

Al inicio, fueron unos pocos. Inicialmente, lo hicieron con objetivos militares y estratégicos, para control de la población local, a través de la presencia de puestos militares, y como moneda de cambio en eventuales negociaciones bajo la política de "tierra por paz".

Posteriormente, los asentamientos crecieron exponencialmente con el paso del tiempo, por lo que llegaron a abarcar todo el territorio palestino ocupado.

Las autoridades israelíes desalojan a ciudadanos palestinos.

Actualmente, hay más de 200 asentamientos, sin incluir los eliminados de la Franja de Gaza en 2005. Algunos asentamientos son grandes ciudades, mientras que otros son pequeños puestos de avanzada, que cuentan con una población de más 600.000 colonos.

Los asentamientos tienen un severo impacto sobre los palestinos, ya sea en términos de desplazamiento, división y fragmentación de la tierra, la explotación de recursos naturales cruciales y tierras fuera de los límites. Los colonos también cometen sistemáticamente actos de violencia contra bienes y personas palestinas, con impunidad.

Condenas del mundo entero

Los asentamientos son considerados ilegales según el derecho internacional, ya que representan una grave violación de la Convención de Ginebra.

En este sentido, las colonias son consideradas ilegales de forma unánime. Esta resolución es apoyada por las Naciones Unidas, así como también por la Corte Internacional de Justicia y la Cruz Roja.

Según Amnistía Internacional, la política de asentamientos de Israel es “intrínsecamente discriminatoria, infringiendo sus derechos a una vivienda adecuada, agua y medios de vida.”

Asimismo, la organización no gubernamental Human Rights Watch describió los asentamientos como “parte integrante de las políticas israelíes que desposeen, discriminan, y abusan de los derechos humanos de los palestinos”.

Hace algunos años, el Comité de la ONU para la Eliminación de la Discriminación Racial declaró que las políticas israelíes en Cisjordania violan la prohibición de segregación y apartheid.

Fuente: TeleSur