2017 · 06 · 01 • Fuente: Agencia EFE

Se inaugura el Festival de Cine LGBT afectado por el movimiento de boicot BDS

Hoy se inaugura en Tel Aviv la décimo segunda edición del Festival de Cine LGBT (lesbianas, gais, bisexuales y transexuales), aunque la celebración se ve afectada por la presión del movimiento BDS (Boicot, Desinversión y Sanciones), responsable de varias cancelaciones.

El festival, uno de los más veteranos de la comunidad LGBT en el mundo, exhibirá películas de más de una veintena de países, con gran presencia latinoamericana y española, con cintas entre otros de México, Chile, España y Ecuador.

Los filmes se proyectarán en varias salas durante los próximos diez días, y una de las películas españolas que se espera es "Pieles", de Eduardo Casanova, cuyo estreno en España coincidirá con su proyección en el festival israelí.

Tras el anuncio del director surafricano John Trengrove, de hace dos días, en el que declaraba que no participará en el festival en apoyo al boicot cultural a Israel promovido por los palestinos, otros tres invitados han hecho lo mismo.

Trengrove también pretendía retirar su película, que inaugura el festival, pero la organización del mismo y la productora del film se han opuesto y "La herida" será estrenada esta noche.

El director del evento, el cineasta Yair Hojner, se lamenta de las presiones del BDS y explica a Efe que cuando "una creación sale al mundo, ya pertenece al mundo, es triste que liguen arte con política".

"Nosotros no boicoteamos a Ken Loach, ni a Emma Thompson ni a Pink Floyd", que apoyan abiertamente el boicot cultural a Israel, "y a mi me encantan todos ellos", aseguró.

El movimiento israelí Pinkwashing Israel (Pintando de Rosa a Israel, ligado al BDS) critica que este festival "promueve el uso cínico de los derechos de los homosexuales -algo que se conoce como "pintar de rosa"- para distraer y normalizar la ocupación israelí, el colonialismo y el apartheid".

Hojner responde: "Conozco a muchos de sus integrantes, son gente con la que no puedes razonar, igual que no puedo razonar con los que apoyan la ocupación y quieren echar a los palestinos de Israel, con estos pasa lo mismo".

El director, con tono bajo, añade: "Nosotros, los de la comunidad LGBT, somos los blancos más fáciles, por minoría, por débiles, tanto para la izquierda como para la derecha, es una pena".

Fuente: Agencia EFE