2017 · 05 · 31 • Fuente: BDS - Madrid

Varios artistas rechazan permitir que su arte encubra las graves violaciones israelíes de los derechos humanos

Al menos cinco de doce ponentes internacionales cuya participación estaba programada en el Festival Internacional de Cine LGBT en Tel Aviv del 1 al 10 de Junio, han confirmado su retirada después que activistas queer palestinos y sus aliados en el movimiento BDS lanzaran una llamada al boicot del evento como propaganda de “lavado de imagen [pinkwashing]” que otorga una cobertura progresista a las graves y continuas violaciones de los derechos humanos de la sociedad palestina perpetuadas por Israel.

Al menos cinco de doce ponentes internacionales cuya participación estaba programada en el Festival Internacional de Cine LGBT en Tel Aviv del 1 al 10 de Junio, han confirmado su retirada después que activistas queer palestinos y sus aliados en el movimiento BDS lanzaran una llamada al boicot del evento como propaganda de “lavado de imagen [pinkwashing]” que otorga una cobertura progresista a las graves y continuas violaciones de los derechos humanos de la sociedad palestina perpetuadas por Israel.

Por respeto a la llamada palestina por un boicot cultural, el galardonado director sudafricano John Trengove se ha retirado de la gala de apertura del Festival de Tel Aviv. En una carta a la organización del Festival, Trengove escribió:

Con el dolor de la lucha contra el Apartheid aún reciente en nuestra conciencia colectiva, esta cuestión es…muy sensible para muchas personas sudafricanas. …sabiendo lo que sé ahora, siento que es imperativo anular mi asistencia…es imposible ignorar el hecho que el festival (y mi participación en él) podrían servir como una distracción de las violaciones de los derechos humanos que siguen siendo cometidas por el estado de Israel.

Más adelante, Trengove añadió,

Un boicot riguroso en contra de TODAS las iniciativas financiadas por el gobierno [Israeli] es necesario…Como sudafricano, he experimentado de primera mano como el boicot ayudó a traer una transformación democrática, y por ende he decidido añadir mi nombre y mi voz a la iniciativa de boicot de Israel.

Trengove ha sido seguido por la nominada al Emmy, productora, directora, escritora y organizadora estadounidense Catherine Gund, por su co-directora Daresha Kyi y por el equipo al completo de Aubin Pictures, que produjo el documental Chavela sobre la famosa cantante mexicana Chavela Vargas. Todos y todas han apoyado la llamada al boicot. La actriz y comediante canadiense Fawzia Mirza también ha cancelado su participación por respeto a la llamada palestina.

Los medios de comunicación indican que también la cineasta alemana Helene Hegemann, la actriz suiza Jasna Fritzi Bauer, y Nadia Abraham, una palestina asentada en Dinamarca que fue preseleccionada para participar en el jurado del festival y en un panel, también han cancelado. Como resultado, el reparto completo del panel Women in Cinema ha sido eliminado de la web del Festival.

En una carta a la organización del festival, Catherine Gund y Daresha Kyi escribieron:

El festival de Tel Aviv está siendo apoyado por entidades gubernamentales de Israel que son profundamente cómplices de violaciones de la ley internacional que incluyen guerras [continuadas y aún] en curso, represión de palestinos, y ocupación de tierras palestinas…Eventos culturales, como este festival, pretenden encubrir estas violaciones…Desde una dimensión personal y política, no podemos apoyar esto. Nuestra película, que propone una visión de paz y libertad, no debería estar en un evento cultural financiado por el gobierno de Israel. Nos posicionamos en solidaridad con el boicot.

La carta concluye afirmando:

Nosotros de Aubin Pictures, Inc., productores de Chavela, daremos cualquier paso para apoyar el boicot. Ningún director, ni otros representantes de la película estarán presentes en este festival. Evitaremos toda prensa que de visibilidad a este festival. Y estamos comprometidos en trabajar con las personas queer palestinas y sus aliados en el movimiento BDS mientras seguimos en la travesía de llevar Chavela por el mundo de una manera segura, respetuosa, que apoya el boicot cultural [promovido por los] palestinos en un esfuerzo para sostener los derechos humanos de los palestinos en todas partes.

Haneen Maikey, directora de Al-Qaws para la Diversidad Sexual y de Género en la Sociedad Palestina, ha comentado:

Como activistas queer palestinos, damos sinceramente la bienvenida al apoyo recibido por artistas de principios honrados como John Trengove, Catherine Gund y Daresha Kyi, quienes se han negado a permitir que su arte encubra y “lave la imagen de [pinkwash]” las graves violaciones israelíes de los derechos humanos de los palestinos. Han rechazado el cínico uso del gobierno israelí de la cultura y eventos LGBTQI para fingir una corrupta solidaridad a costa de otros, y afirman al revés su compromiso hacia un mundo más libre y más justo para todos y todas.

Un portavoz de la Campaña Palestina para el Boicot Académico y Cultural de Israel (PACBI) dijo:

Aplaudimos a estos cineasta por hacer caso a nuestra llamada a participar en la protesta y apoyar nuestra lucha no violenta por la libertad, la justicia y la igualdad. Sus declaraciones demuestran una posición acorde a las circunstancias y con un gran aprecio a la llamada de los oprimidos.

Su apoyo ético a un boicot cultural no violento a Israel para alcanzar los derechos humanos de los palestinos pone en evidencia la orwelliana caracterización del director del festival Yair Hochner para mostrar el movimiento BDS como ‘violencia’, mientras su festival intenta lavar la imagen [pinkwash] de décadas de violencia, limpieza étnica y ocupación militar de Israel.

PACBI añadió:

El movimiento BDS cree firmemente que el arte tiene el poder de realizar el cambio, y que las y los artistas tienen la responsabilidad moral de abstenerse de permitir que su arte perpetúe o encubra la opresión.

El arte financiado por instituciones gubernamentales que son cómplices de crímenes contra los oprimidos pierde ese poder y se convierte nada más que en una herramienta de blanqueo [whitewash], o de lavado rosa de imagen [pinkwash], de las violaciones de los derechos humanos. Al igual que los artistas que rechazaron actuar en Sun City, en Sudáfrica, durante la época del apartheid, cada vez más artistas están negando a Israel la oportunidad de usar su arte para ocultar décadas de ocupación, asentamientos coloniales y apartheid en contra de la población palestina.

La Campaña Palestina para el Boycott Academico y Cultural de Israel (PACBI) se fundó en 2004 para contribuir a la lucha palestina para la libertad, justicia e igualdad. PACBI aboga por un boicot a las instituciones académicas y culturales israelíes, debido a su profunda y persistente complicidad a la hora de denegar los derechos palestinos estipulados en la ley internacional. Visita PACBI en https://bdsmovement.net/pacbi y siguenos en Twitter @PACBI

Fuente: BDS - Madrid