2017 · 03 · 24 • Fuente: Omar Naboulsi, Playground Magazine

Israel prohíbe el paso a 250 atletas de Gaza que querían correr la maratón de Belén

Han estado dos semanas entrenando en las calles de la Franja de Gaza para nada

El conflicto entre Israel y Palestina afecta en todos los ámbitos, a todos los niveles. Por supuesto, el deporte no se queda fuera de la eterna disputa. Sin ir más lejos, esta misma semana el estado de Israel ha denegado el permiso a unos 250 corredores de la Franja de Gaza para participar en la maratón internacional que se disputará en la ciudad de Belén el 1 de abril.

El miembro de la Unión Árabe de Atletismo y jefe de la delegación de atletas que quería llegar a la ciudad de Cisjordania, Nadder Halaweh, asegura que su organización le pidió a Israel que 300 atletas pudieran salir de la franja unos días antes para prepararse.

"Israel redujo el número de 300 a 53 corredores y 20 técnicos y hasta ahora ni siquiera nos han respondido sobre si finalmente darán el permiso de salida a esos 73", explicó Halaweh en EFE.

 

Por si fuera poco, los corredores han estado preparándose para la maratón estas dos últimas semanas en calles, estadios y clubes deportivos de la Franja de Gaza. Obviamente, entrenaban bajo el bloqueo israelí sobre el territorio, vigente desde junio de 2007, cuando Hamás se hizo con el control de la Franja.

El año pasado Israel ya se negó a que los atletas pasaras por su territorio y no pudieron llegar a Belén. "Este año solicitamos los permisos con dos meses de antelación", apuntó Halaweh, pero no les ha servido de nada.

"Estamos considerados por la comunidad internacional como el Estado de Palestina y tenemos el derecho a participar en un maratón que se celebra en territorio palestino. La ocupación israelí y la división interna entre Gaza y Cisjordania no es responsabilidad de los deportistas", denuncia Halaweh.

La organización de la maratón corre a cargo de la Asociación para el Libre Movimiento, en señal de protesta por la imposibilidad de los palestinos de salir y entrar a Cisjordania con total libertad.

Cada año participan 3.000 corredores de unos 30 países diferentes, pero parece que no hay hueco para los palestinos.

Fuente: Omar Naboulsi, Playground Magazine