2017 · 03 · 22 • Fuente: Diego Torres, El País - España

La FIFA estudia si sanciona a Israel

Palestina denuncia que seis clubes israelíes profesionalizados compiten en los territorios ocupados, en contra de lo que disponen los Estatutos de la multinacional

Entrenamiento de La Roja antes del partido contra Israel. E. NARANJO EFE

El fútbol de Israel vivirá este miércoles en un salón de Zúrich una jornada tan decisiva como la del próximo viernes, cuando la selección de Oriente Próximo saldrá a jugar al Molinón contra España. El rival de La Roja en la quinta jornada de clasificación del Mundial de 2018 solo tiene un punto menos (9) que el conjunto de Lopetegui (10). Pero en el plano jurídico puede perder muchos más si esta mañana el Comité de Observación tripartito se pone de parte de Palestina. Este organismo se formó en el seno de la FIFA en 2015 para examinar una posible sanción a la federación de Israel por permitir que sus clubes actúen en Cisjordania, en los territorios ocupados a Palestina, contraviniendo, en su caso, el artículo 72 de los Estatutos.

Gonzalo Boyé, el abogado de la federación de Palestina que forma parte del Comité de Observación, explica que sus representados han sustituido los reclamos radicales por el arbitraje de un tercero: “En su día solicitamos la suspensión o expulsión de Israel de la FIFA. Luego, a petición de varios de los miembros de la FIFA modificamos esa propuesta por la creación de este comité. Nosotros pedimos que se aplique el artículo 72.2 de los estatutos de la FIFA, que impiden que equipos de una federación compitan en el territorio de otra. Aquí hay seis clubes de Israel que juegan competiciones oficiales en los territorios ocupados. Ocupados según indica la ONU y el Consejo de Seguridad en una resolución de 2016. Toda la legalidad internacional y la legalidad de la FIFA respaldan nuestra postura”.

“Habrá tres propuestas”, dice Boyé; “mantener la situación actual, expulsar a Israel, u obligar a que Israel, bajo pena de expulsión de la FIFA, desfedere a esos clubes. Cada una de las partes se posicionará y el resultado se elevará al comité ejecutivo de la FIFA para que se apruebe una resolución en mayo durante el Congreso”.

Los clubes en cuestión son el Maale Adumim, el Ariel, el Kiryat Arbá, el Bikat Hayarden, el Tomer y el Givat Zeev, que compiten en Tercera, Cuarta y Quinta División desde sus bases en Cisjordania. La federación de Israel sostuvo sucesivamente que estos clubes estaban allí antes de que se reconociera el Estado palestino y que se trata de clubes de cantera, no profesionales. La delegación de Palestina desmiente estos puntos. Boyé, además, advierte sobre consecuencias penales.

“La FIFA”, dice el abogado, “es una organización registrada en Suiza y, por tanto, sujeta a la ley suiza. No puede realizar actividades que contravengan la ley suiza. Lo que realiza Israel en los territorios ocupados se llama crimen de guerra de acuerdo con la legislación internacional y a la ley suiza. Eso puede acarrear responsabilidades personales de quienes toman las decisiones. La fiscalía del distrito sur de Nueva York ya ha demostrado que la FIFA no está por encima de la ley”.

Los activistas pro-palestinos insisten en emplear el término "apartheid" para definir la actuación de Israel con los palestinos en los territorios ocupados. Boyé tiene muy presente que el presidente del Comité de Observación es Tokyo Sexwle, héroe del Congreso Nacional Africano. “Tokio", recuerda, "estuvo 16 años recluido en Robben Island con Nelson Mandela. Él sabe perfectamente lo que significa el apartheid. Me imagino, porque lo vamos a descubrir este miércoles, que él aprobará una solución respetuosa con los derechos humanos”.

“Yo no olvido que el boicot que se hizo a los Springbocks fue uno de los detonantes de que Sudáfrica sea hoy un país democrático", concluye Boyé. "El término apartheid está bien empleado si pensamos que en los territorios ocupados hay ciudadanos de primera y de segunda. Para que puedan ir a jugar equipos con Palestina dependemos de la buena voluntad de las fuerzas de seguridad de Israel. Si el Real Madrid quiere donar un juego de camisetas a un equipo palestino tenemos que pedir autorización a Israel para que esas mercancías lleguen a territorio palestino. Palestina es el único país del mundo que tiene dos Ligas: una en Cisjordania y otra en Gaza. Por primera vez, gracias al trabajo de este comité, hemos logrado que este año se juegue una final a ida y vuelta entre los ganadores de las dos Ligas. Nuestro objetivo es que haya una sola Liga. ¿Por qué tiene que haber dos? ¡Porque lo quiere Israel!”.

Fuente: Diego Torres, El País - España