2017 · 03 · 22 • Fuente: AS

Boicot: Pintadas y carteles contra Israel en las calles de Gijón en España

Revivo: “Invito a la gente a dejar la política fuera”. Israel enviará a su embajador a El Molínón y confía en que cese la protesta.

Israel no termina de entender cómo la Federación eligió Gijón para el partido del viernes. Es la única ciudad de Primera División cuyo ayuntamiento apoyó institucionalmente el Movimiento BSD (boicot, desinversiones y sanciones) contra los intereses del país hebreo por su ocupación de los territorios palestinos. “No creemos que lo hicieran con mala idea, simplemente pensamos que fue una casualidad”, dijo anoche a este periódico la portavoz de su embajada, Hamutal Rogel. “Pero más allá de la polémica, en Israel tenemos la esperanza de que lo más interesante se vea dentro del estadio y no fuera, sobre el césped de El Molinón”.

Pasado mañana, dos horas antes del partido, BDS, que es una ramificación del Comité Nacional Palestino, respaldado en Gijón por Izquierda Unida y Xixón Sí Puede, encabezará una manifestación que pretende llegar a las gradas de El Molinón con la exhibición de tarjetas rojas contra Israel durante el partido. En el palco del estadio del Sporting estará el embajador israelí en España, Daniel Kutner, que levantará acta de lo que vea. Kutner prepara la próxima visita oficial a España del presidente de Israel, Reuven Rivlin, respondiendo a la invitación formulada por Felipe VI. “Protestas y manifestaciones organizadas en países extranjeros con cobertura local no ayudan a las buenas relaciones ni al proceso de paz”, advierte Hamutal Rogel, que prefiere ceñirse a “las buenas relaciones entre las grandes instituciones y los grandes partidos de ambos países, y también a la gran imagen que el fútbol español tiene en Israel gracias al Real Madrid y al Barça”. Para dar fe de ello remite a Revivo, que jugó muchos años en la Liga. “En España hay muy buenos aficionados que sabrán dejar la política fuera de El Molinón”, asegura Revivo.

Un despliegue de seguridad sin precedentes

El España-Israel del viernes en El Molinón contará con el mayor dispositivo de seguridad que se haya organizado en Gijón e incluso en el Principado de Asturias, donde los mayores operativos de este tipo suelen montarse con motivo de las visitas de los Reyes. En esta ocasión no se facilitan datos concretos por razones precisamente de seguridad, pero al amplio y mayor número de efectivos de Fuerzas de Seguridad del Estado y de la Policía Local se sumarán los agentes que viajan con la comitiva israelí, incluso de sus servicios de inteligencia del Mossad. Además del control exhaustivo que llevarán a cabo los diferentes cuerpos policiales, las unidades de antidisturbios o desactivación de explosivos, esta vez se cuenta también con el apoyo de unidades de subsuelo, la brigada de Información, la unidad canina e incluso helicópteros. A todo ello se suman las medidas propias del nivel 4 de alerta terrorista que conllevan el refuerzo de presencia policial en calles y estaciones de tren y autobús, así como las infraestructuras consideradas clave.—J. R. R.

Fuente: AS