2017 · 03 · 16 • Fuente: Agencia EFE

ONG israelí alerta del recorte en un 40% de las salidas desde Gaza

Las salidas desde Gaza hacia Israel por el paso de Erez disminuyeron en un 40% en el último año a causa de las restricciones de este país, una cifra que llega al 60% en el caso de los comerciantes (con permisos especiales), denuncio hoy la organización israelí de defensa de la libertad de movimiento Gisha.

En el mes de febrero, la ONG registró 7.301 salidas, "el número más bajo a través del paso de Erez desde el fin de la Operación Margen Protector (2014)", cuando Israel manifestó su intención de mejorar las condiciones de vida de los gazatíes y aliviar el bloqueo en virtud del que impone permisos para entrar y salir de la Franja.

En el mismo mes de 2015 se contabilizaron 14.155 y en 2016 la media mensual de partidas por el cruce fronterizo para personas que conecta el enclave costero con Israel fue de 12.150.

"Esto forma parte de una tendencia mayor que hemos observado en los últimos meses", destaca Gisha.

En Gaza viven más de dos millones de personas que encaran día a día el bloqueo impuesto desde la toma de poder del movimiento islamista Hamás en 2007, por el que quedan restringidos el tránsito de bienes y personas.

Este bloqueo está reforzado por Egipto, que controla el otro cruce fronterizo de personas que hay en la Franja palestina, el de Rafah, que solo se abre de manera intermitente y en general para casos humanitarios.

Gisha asegura que "de las pocas personas que cumplen los criterios israelíes para viajar" a través de Erez, "la categoría que ha visto la mayor caída es la de los empresarios o comerciantes", que sumaron 3.287 salidas el mes pasado comparadas con las 8.226 de hace un año.

Destaca que los permisos vigentes para este sector es de 1.363, un tercio de los que había en 2015.

Desde ese año "Israel ha ido restringiendo a los residentes de Gaza su ya limitada posibilidad de viajar, en contra de su propio interés", asegura Gisha y cita una encuesta suya que refleja que el público israelí cree que mejorar las condiciones económicas en la Franja llevaría a una mayor estabilidad en la zona.

"El sorprendente número de impedimentos por (razones de) seguridad aplicados sobre los individuos que buscan viajar para recibir tratamiento médico o por otras razones humanitarias, o con fines comerciales, plantea serias preocupaciones sobre la toma de decisiones potencialmente arbitraria y desproporcionada en la aplicación de estas restricciones", rechaza.

Un portavoz del Coordinador para las Actividades del Gobierno israelí en los territorios palestinos (COGAT, por sus siglas en inglés), argumentó que "cada petición para entrar en Israel es revisada" por el organismo "de acuerdo a los criterios establecidos por el gobierno y los expertos en seguridad".

Y censuró las cifras de Gisha, asegurando que "no reflejan la realidad" porque diariamente coordinan "unas 1.000 entradas" para comerciantes, pacientes, estudiantes y otros, y siguen un protocolo especial para los casos de emergencia médica.

Fuente: Agencia EFE