2017 · 03 · 15 • Fuente: Middle East Monitor en Español

Testigos afirman que la policía israelí ejecutó a un palestino en Jerusalén

La policía israelí mató a tiros a un palestino de 25 años cerca de la entrada de la Puerta del León en la Mezquita de Al-Aqsa en la Ciudad Vieja ocupada de Jerusalén Este por la mañana, después de que hubiese apuñalado supuestamente a dos oficiales de policía israelíes.

Ibrahim Mahmoud Matar, de 25 años, de Jabal al-Mukabbir [Foto: Maan News Agency]

El hombre fue identificado como Ibrahim Mahmoud Matar, un residente del barrio de Jerusalén Este de Jabal Al-Mukabbir, situado al sur de la Ciudad Vieja.

El tiroteo ocurrió antes de las oraciones musulmanas del amanecer, mientras los adoradores se dirigían a la Mezquita Al-Aqsa.

La policía “controla la situación”

Testigos le dijeron a Ma’an que presenciaron una disputa dentro de un puesto de policía israelí situado cerca de la Puerta del León entre un policía israelí y un palestino “que llevaba un palo”.

La policía israelí obligó al joven a salir del recinto y lo “ejecutó” con cuatro balas, lo que provocó su muerte inmediata, dijeron testigos.

Refiriéndose a la disputa que llevó al tiroteo, testigos presenciales le dijeron a Ma’an que la policía israelí estaba “controlando la situación” y que podría haber detenido fácilmente a Matar sin usar la fuerza letal.

Sin embargo, un comunicado emitido por la portavoz de la policía israelí, Luba Al-Samri, denunció que Matar entró en el puesto de policía con un cuchillo y apuñaló a dos agentes de la policía israelí antes de un tercer disparo y lo mató inmediatamente.

Según Al-Samri, Matar había llegado a la zona en su coche, que estacionó cerca de la Puerta del León. La policía fronteriza israelí lo detuvo mientras trataba de atravesar la Puerta del León y lo llevó a la sala de la policía para registrarlo cuando “atacó” a dos agentes de la policía fronteriza israelíes que estaban dentro.

Un tercer oficial fue capaz de salir de la habitación, y luego mataron a Matar, dijo la policía.

Al-Samri dijo que el primer oficial sufrió lesiones moderadas, mientras que el segundo fue herido levemente. Ambos fueron llevados a un hospital para recibir tratamiento médico.

Bloqueo

Tras el asesinato, hubo un fuerte despliegue de fuerzas israelíes en, y alrededor de la Puerta del León y a muchos palestinos se les impidió llegar a la Mezquita de Al-Aqsa para orar, con testigos diciendo que el cierre duró desde las 04:30 hasta las 06:00.

Más tarde, el lunes por la mañana, las fuerzas israelíes allanaron la casa de Matar en Jabal Al-Mukabbir y detuvieron a su hermano, a sus padres y a su tío, según los locales y la policía israelí.

Después de la incursión, el portavoz de la policía israelí, Micky Rosenfeld, dijo en una declaración escrita que la policía israelí estaba llevando a cabo “medidas generales de seguridad” en las zonas públicas de Jerusalén mientras se celebraban las fiestas judías de Purim durante todo el día y que las investigaciones sobre el tiroteo estaban en curso.

Fuente: Middle East Monitor en Español