2017 · 03 · 14 • Fuente: Blog Sergio Yahni

Israel quiere que palestinos elijan entre la limpieza étnica y el apartheid

El movimiento de Boicot, Des-inversiones y Sanciones (BDS) subvierte las propuestas que presentan como normal una situación donde palestinas y palestinos pierden su personería y su voluntad para quedar sujetos a las necesidades de la coyuntura política en Israel.

Palestino rezando las plegarias de la mañana en el control militar de Qalandia. Solamente palestinos con permisos aprobados por las autoridades militares israelíes pueden cruzar control para llegar a Jerusalén. Foto: EAPPI

En la permanente coyuntura preelectoral que vive la política israelí se propone a los palestinos elegir entre la limpieza étnica y el apartheid.

Avigdor Lieberman, que hace suya la formula de dos estados para resolver el conflicto, propone que Israel y el Estado Palestino a establecerse “intercambien territorios y poblaciones”. Los bloques de colonias serian anexados a Israel mientras que los pueblos y las ciudades en los cuales residen ciudadanos palestinos de Israel serían anexadas al estado palestino.

Para Lieberman el estado civil de los palestinos ciudadanos de Israel no es un derecho sino una situación precaria que se podría manipular de acuerdo a las necesidades.

Por otro lado, el diputado Miki Zohar, del Likud, propone anexar los territorios ocupados durante el conflicto de junio de 1967. Según Zohar los palestinos podrían acceder a la igualdad de derechos sin poder votar.

Zohar, un diputado de segunda linea habla en nombre de lideres del Likud que no quisieran enfrentarse a Netanyahu. Los príncipes del partido, tal como los describe la prensa israelí, Ofir Akunis, Miri Regev y Zeev Elkin, entre otros, saben que su futuro esta en manos del líder. Ellos se oponen a la idea de dos estados pero no pueden hacer publica una propuesta alternativa.

Netanyahu, por su parte, ya ha declarado nulos los acuerdos de Oslo, en su encuentro con Donald Trup, el también ha declarado irrelevante la propuesta de un Estado Palestino independiente al lado de Israel. Pero la política de Netanyahu es no presentar alternativas. En otras palabras, adopta la propuesta de de Miki Zohar, pero sin decirlo, sin anexar Cisjordania, sin comprometerse.

El BDS mantiene viva la realidad palestina en la conciencia de los pueblos al tiempo que fuerza a la comunidad internacional a adoptar un compromiso con el derecho de las palestinas y los palestino a ser personas, sujetos de su voluntad.

Eso es justamente a los que teme Israel.

Fuente: Blog Sergio Yahni