2017 · 03 · 09 • Fuente: Charlotte Silver, The Electronic Intifada / Traducción: Palestinalibre.org

Decenas de mujeres y niñas palestinas permanecen en las cárceles de Israel

La mayoría de las mujeres y niñas palestinas son detenidas en Israel en contravención del derecho internacional que prohíbe el traslado de los detenidos de un territorio ocupado.

En estos más de 50 años de ocupación, más de 10.000 mujeres palestinas han sido detenidas por las fuerzas israelíes. Ahmad Al- Bazz ActiveStills

Decenas de mujeres y niñas palestinas pasaron el Día Internacional de la Mujer dentro de las cárceles israelíes este año.

En la actualidad hay 55 mujeres palestinas detenidas en prisiones y centros de detención israelíes, entre ellas 12 niñas y 16 madres, según una declaración del grupo de derechos Addameer y del grupo pacifista CodePink.

"Los testimonios de mujeres y niñas palestinas ponen de relieve la brutalidad del proceso de detención, así como las condiciones en el interior de los centros de detención e interrogatorios y en las prisiones israelíes e incluso en los hospitales mientras están bajo custodia", informan los grupos en una declaración divulgada esta semana detallando las violaciones de Israel de los derechos de las mujeres detenidas.

Señalan que la Convención sobre la Eliminación de todas las Formas de Discriminación contra la Mujer, un tratado de las Naciones Unidas ratificada por Israel y conocida como la declaración de derechos para las mujeres,-afirma que "la eliminación del apartheid, de todas las formas de racismo, discriminación racial, colonialismo, neocolonialismo, agresión, ocupación y l dominación extranjeras y la injerencia en los asuntos internos de los Estados es esencial para el pleno disfrute de los derechos de los hombres y mujeres".

"Dijo que muriera”

Uno de los casos, es el de Mara Bakir de 16 años, un ejemplo de los abusos que sufren las niñas en cada etapa del proceso de detención de Israel, indican los grupos.

A Mara le dispararon 10 veces antes de que fuera detenida en octubre del año 2015, acusada, según Addameer, de intentar apuñalar a un soldado israelí cerca de su escuela en Jerusalén Este ocupada.

Aunque Marah ha insistido en que no tenía intención de llevar a cabo tal ataque, fue sentenciada en enero a más de ocho años de prisión.

Las fuerzas israelíes llevaron primero a Marah a un hospital, donde su pierna y muñeca estuvieron encadenadas a la cama y fue vigilada por dos guardias varones.

"Uno de los guardias le dijo que muriera, y otro guardia se tomó una 'selfie' con ella contra su voluntad", según el comunicado.

Cuando Marah fue trasladada a prisión, las autoridades israelíes le negaron la atención médica adecuada.

Durante más de cinco décadas de ocupación militar en Cisjordania y en la Franja de Gaza, más de 10.000 mujeres palestinas han sido detenidas por las fuerzas israelíes.

Al igual que los niños y los palestinos, las niñas y las mujeres a menudo son detenidas durante violentos ataques nocturnos o en los controles militares. A menudo se les vendan los ojos con las manos atadas y luego son trasladadas a un centro de interrogatorio en un jeep militar.

Por lo general, no se les dice por qué han sido arrestadas, o se les da acceso a un abogado. Los duros interrogatorios, que a veces equivalen a torturas, pueden durar días.

Tortura

Los interrogadores israelíes utilizan los mismos métodos de tortura en las mujeres que en los hombres, incluyendo la privación del sueño, la negación de los alimentos y el agua, la higiene básica y el acceso a los servicios sanitarios. También son objeto de acoso sexual y posiciones de estrés dolorosas.

Una mujer de 22 años relató a Addameer en junio que un interrogador israelí "me dijo que se quedaría conmigo toda la noche, y entonces él me ató las manos detrás de la espalda de la silla donde me encontraba sentada, Y me mantuvo en esta posición desde las 10 pm a las 4:30 am".

La joven fue detenida en abril pasado por las fuerzas israelíes durante una incursión nocturna en su casa en Abu Dis, un pueblo de la zona de Jerusalén aislada del resto de la ciudad por el Muro de Apartheid israelí, y trasladada al tristemente célebre centro de interrogatorio, Complejo Ruso. Contó que cuando sus ojos se comenzaron a cerrar debido al agotamiento, su interrogador golpeaba una tabla y le gritaba para evitar que ella durmiera.

Se le negó el acceso a un abogado durante 18 días.

Una niña de 16 años que resultó herida en el momento de su arresto el año pasado, señaló a Addameer que un soldado israelí le ordenó que se quitara la ropa y los zapatos antes de que sus pies y manos fueran esposados. La adolescente recordó que los soldados forzaron los puños en su brazo herido, a pesar del dolor que causaba.

Entonces fue puesto en un vehículo y conducido a velocidad, haciéndola golpearse a los lados del vehículo y "causando más dolor en las heridas",  le dijo a su abogado de Addameer.

La mayoría de las mujeres y niñas palestinas son detenidas en Israel en contravención del derecho internacional que prohíbe el traslado de los detenidos de un territorio ocupado.

Addameer y CodePink hacen un llamado a la presión internacional sobre Israel para poner fin a estos abusos, incluyendo "sanciones hasta el final de la ocupación israelí".

Fuente: Dozens of Palestinian women and girls remain in Israel’s prisons

Copyleft: Toda reproducción de este artículo debe contar con el enlace al original inglés y a la traducción de Palestinalibre.org

Fuente: Charlotte Silver, The Electronic Intifada / Traducción: Palestinalibre.org