2017 · 03 · 07 • Fuente: Catherine Rottenberg, Al Jazeera / Traducción: Palestinalibre.org

¿Por qué Hollywood ha abandonado el auspicio de Israel?

La negativa de los nominados a los Oscar a ser auspiciados por marcas pro de Israel podría reflejar un deseo de evitar un debate muy polarizado.

Nominados al Oscar bien pueden haber dado cuenta de que refrendar la “Marca” Israel se ha convertido simplemente demasiado controvertido, escribe Rottenberg [Todd Wawrychuck / EPA]

Como Israel se mueve cada vez más peligrosamente hacia la derecha - lo demuestra la última ley del estado de legalizar la apropiación de tierras palestinas privadas y las designaciones extremadamente “conservadoras” en el Tribunal Supremo. El primer ministro Benjamin Netanyahu parece, paradójicamente, más obsesionado que nunca con la promoción de una imagen positiva de Israel en el ámbito internacional.

De hecho, el actual gobierno ha invertido millones de dólares en su campaña de Promocionar Israel. Sólo el pasado diciembre informó Haaretz que al Ministerio de Turismo "se le concedió su mayor presupuesto de marketing en el último año, ya que se ha intentado cambiar la imagen de Israel como un destino turístico y ampliar la gama de ofertas turísticas".

Al parecer, el gobierno está empeñado en tratar de convencer a la comunidad internacional que el estado judío es y sigue siendo la única democracia en Oriente Medio.

Esta ilusión parece cada vez más difícil de sostener a medida que pasa el tiempo y menos actores internacionales parecen estar comprándola.

A propósito de actores, echemos un vistazo a los últimos informes de Hollywood. En los días antes de la ceremonia de entrega del premio Oscar 2017, una oleada de artículos fueron publicados sobre cómo el Ministerio de Turismo intentó atraer a 26 nominados a Israel con lujosos paquetes turísticos estimados en alrededor de 55.000 dólares cada uno.

Los funcionarios del gobierno justificaron sus acciones al insistir en la importancia de agasajar a las celebridades con el "verdadero Israel".

Está claro que lo que está en juego aquí es la proyección - y una producción coreográfica exorbitante - de normalidad, donde las celebridades son utilizadas como un apoyo vital en la campaña de Promoción a Israel.

Los principales medios de comunicación, sin embargo, informaron de que ninguna de las dos docenas de estrellas había aceptado la invitación. La políticamente incorrecta, Jennifer Lawrence entregó su paquete a sus padres, mientras que Leonardo Di Caprio parece haber estado harto con los paparazis israelíes, durante sus visitas anteriores con su novia, la supermodelo Bar Refaeli.

"No es una declaración política abierta"

La falta de voluntad de estas estrellas de Hollywood para participar en los esfuerzos de la campaña de Promoción de Israel bien podría marcar una importante transformación en las relaciones populares de Estados Unidos e Israel.

Por un lado, estos actores no han hecho ninguna declaración pública o salir públicamente en apoyo al Movimiento Boicot, Desinversión y Sanciones (BDS). Por lo tanto, al negarse a aceptar una visita a Israel con todos los gastos pagados, y más, no debe entenderse como una declaración política activa o abierta.

Por otro lado, la ausencia total de cualquier signo de entusiasmo acerca de visitar "Tierra Santa" por parte de los nominados al Oscar podría apuntar a otra cosa, a saber, un profundo cambio en las percepciones culturales.

A su vez y frente al aumento de la ilegal construcción de asentamientos en tierras palestinas ocupadas, parte del proyecto colonial de Israel, muchos más jóvenes estadounidenses, base principal de fans de estos famosos, consideran que ase país y sus políticas son increíblemente muy divisivas y segregacionistas.

Evitando un debate incendiario

Un reciente  informe de Pew Research Center  -Pew Report- pone en relieve esta tendencia. Aunque la mayoría de los estadounidenses todavía simpatizan más con Israel que con los palestinos, en la última década la opinión pública de Estados Unidos ha cambiado fuertemente.

De hecho,  por primera vez en este siglo - y por ende de la historia - los demócratas liberales están casi igualmente divididos entre simpatizar más con Israel (33%) y con los palestinos (40%).

Por otra parte, entre los Millennials menos de la mitad (43 %) simpatizan más con Israel, mientras que alrededor de una cuarta parte de ellos (27 %) simpatizan más con los palestinos, el porcentaje más alto de cualquier generación.

La negativa de las estrellas de Hollywood de aprovechar de los lujosos paquetes turísticos de Israel, podría reflejar un deseo de evitar entrar en este debate muy polarizado e incendiario.

En otras palabras, estas estrellas, que están promoviendo sin fin marcas y productos (en su mayoría de su preferencia) para un público tan amplio como sea posible (pero sobre todo para los Millennials), pueden haber dado cuenta de que refrendar la marca Israel se ha convertido simplemente demasiado controvertido.

Finalmente, sin embargo, no importa que las convicciones de las estrellas sean vis-a-vis a Israel, la abrumadora falta de respuesta revela, al menos, que Israel ya no es un destino particularmente deseable, incluso para una vacaciones de lujo con todos los gastos pagados.

El lobby israelí, ya no puede tomar Hollywood por sentado como parte de su Campaña de Promoción a Israel. Y esto es significativo.

Además, esto también sugiere que, tal como sucedió con los últimos años del régimen del apartheid Sudafricano, el frente cultural se ha convertido en un importante referente para lucha Israel-Palestina.

De hecho, la semana pasada, otra crisis estalló cuando sólo cinco de 11 jugadores de la NFL se unieron a un viaje a Israel después del Super Bowl.

Como Michael Bennett, jugador  del Seattle Seahawks, declaró, que él "no iba a ser utilizado" por Israel para publicidad. "Cuando yo vaya a Israel - y estoy planeando ir - será para ver no sólo a Israel, sino también visitar Cisjordania y la Franja de Gaza, para que pueda ver cómo es la vida hoy de los palestinos, quienes llevan miles de años en sus tierras y hogares".

A pesar de que la lucha contra Israel se concentra en el apartheid israelí, sin lugar a dudas, ésta debiera seguir librando en una variedad de otros frentes, donde estrellas y superestrellas podrán tener parte cada vez más importante para desempeñar en este drama que esta vez es muy real.

Después de todo, si Hollywood nos ha enseñado algo, es que nunca debemos subestimar el poder o la influencia de la cultura popular.

Catherine Rottenberg es Marie Sklodowska Curie Fellow en el Departamento de Sociología, Goldsmiths College y autor de Performing Americanness: Race, Class, and Gender in Modern African-American and Jewish-American Literature.

Acerca del autor: Catherine Rottenberg enseña literatura americana y la teoría feminista del siglo 20.

Fuente: Why Hollywood has abandoned Brand Israel

Copyleft: Toda reproducción de este artículo debe contar con el enlace al original inglés y a la traducción de Palestinalibre.org

Las opiniones expresadas en este artículo son propias del autor y no reflejan necesariamente la política editorial de Al Jazeera.

Fuente: Catherine Rottenberg, Al Jazeera / Traducción: Palestinalibre.org