2017 · 02 · 10 • Fuente: Ruth Baker-Harbour, Middle East Monitor en Español

Imágenes: Una visión de Gaza

La educación es una de las formas más efectivas de romper el círculo de discriminación y pobreza a las que se suelen enfrentar los niños discapacitados.

En Palestina hay una alta proporción de personas con discapacidad, en comparación con la población general. Unas 113.000 personas sufren de al menos una discapacidad, lo que constituye un 2,7% de la población total.

Los niños con discapacitados son uno de los grupos más marginalizados y excluidos de la sociedad. Se les niega su derecho a la asistencia sanitaria e incluso a la educación. Sus discapacidades también les provocan un mayor riesgo de sufrir abuso físico, y se les suele excluir de recibir el cuidado y la nutrición necesarios durante las emergencias humanitarias. También suelen estar entre los miembros más pobres de la población. Las chicas se enfrentan a una doble desventaja debido a los estigmas sociales y a las barreras de las tradiciones patriarcales.

La educación es una de las formas más efectivas de romper el círculo de discriminación y pobreza a las que se suelen enfrentar los niños discapacitados. Sin embargo, para estos niños, el acceso a la escuela suele verse limitado por una falta de comprensión de sus necesidades; escuelas no adaptadas y pobres recursos e instalaciones de aprendizaje. Más de un tercio de las personas de 15 años discapacitadas de Palestina nunca han ido a la escuela.

El Proyecto Visión, una asociación de colaboración entre la ONG británica Interpal y la Organismo de Obras Públicas y Socorro de la ONU (OOPS), se planificó para contrarrestar las limitaciones a las que se enfrentan los niños con poca o nula visión en la Franja de Gaza, donde los 10 años de asedio israelí han  dejado a los más vulnerables sin los cuidados adecuados. Proporcionar una iniciativa a 217 niños mediante el uso de tabletas electrónicas y la tecnología “VoiceDream Reader” permite que la información digital pueda transferirse a dispositivos móviles y así pueda leerlas una voz humana. Los resultados del proyecto se celebraron en una pequeña ceremonia en Gaza el lunes, a la que acudieron algunos de los niños que se han beneficiado del programa.

Pierre Krähenbühl, comisario general de OOPS, no duda de la importancia del programa; “Este proyecto ha tenido un impacto tangible en las vidas de los niños cuyas perspectivas educativas han sido drasticamente reprimidas”, dijo. “Gracias al Proyecto Visión, ahora tienen una esperanza y cierto optimismo por un futuro mejor.”

El proyecto no sólo ha ayudado a los niños involucrados; también ha capacitado a 33 miembros de personal docente para el uso correcto de la tecnología VoiceDream Reader en las aulas. La aplicación fue donada por su inventor, Winston Chen.

“Como ONG que ayuda a palestinos con problemas, Interpal se enorgullece de haber apoyado el Proyecto Visión”, dijo Ibrahim Hewitt, presidente de la Junta de Síndicos de la ONG. “Estoy encantado de que nuestra subvención a OOPS, la mayor que ha dado nunca Interpal, se haya usado para financiar este proyecto. Nuestro proyecto ayuda a los niños con problemas de visión – cuya discapacidad suele ser causa de un conflicto armado – para que se beneficien de una mejor educación y más oportunidades de vida.”

Cada niño recibió un dispositivo móvil en la escuela, y los libros de texto están digitalizados, abriéndoles las puertas a una gran cantidad de información, oportunidades de aprendizaje e iniciativas creativas. Es un gran paso para complementar su educación básica, y dotarlos de las herramientas necesarias para que se integren en la sociedad palestina.

Además del Proyecto Visión, Interpal también ha subvencionado la instalación de paneles solares en el Centro de Rehabilitación para Discapacitados Visuales de la OOPS en Gaza. El Centro es pionero en tecnologías renovables para asegurar que sus 1,250 usuarios no se vean afectados por los frecuentes apagones, causados por las dañadas infraestructuras. Israel destruyó la única planta eléctrica del territorio asediado, e impide que se importen los materiales necesarios para su reparación, por lo que la planta opera a un nivel limitado.

Niños palestinos y personal del Proyecto de Visión [Interpal]

Niños palestinos y personal del Proyecto de Visión [Interpal]

Niños palestinos y personal del Proyecto de Visión [Interpal]

Niños palestinos y personal del Proyecto de Visión [Interpal]

Niños palestinos y personal del Proyecto de Visión [Interpal]

Fuente: Ruth Baker-Harbour, Middle East Monitor en Español