2017 · 01 · 10 • Fuente: Charlotte Silver, Electronic Intifada / Rebelión (Traducido del inglés para Rebelión por J.M.)

Los soldados israelíes que golpearon a unos periodistas escapan al castigo

El ejército israelí se ha tomado tres años para llevar a cabo un procedimiento disciplinario contra los comandantes que dieron las órdenes.

En 2012 unos soldados israelíes atacaron a un grupo de periodistas palestinos y extranjeros golpeándolos con palos antes de detenerlos.

El ejército israelí se ha tomado tres años para llevar a cabo un procedimiento disciplinario contra los comandantes que dieron las órdenes.

Imágenes del incidente, que tuvo lugar en la ocupada localidad cisjordana de Kufr Qaddum, muestran a un equipo de cinco periodistas con máscaras de gas, cascos, chalecos y distintivos de "prensa", que caminan por una calle vacía.

El video, filmado por un voluntario palestino con el grupo de derechos humanos B'Tselem , se puede ver arriba.

Los periodistas habían estado cubriendo la manifestación semanal del pueblo en contra de ser separados de sus tierras.

Dos vehículos militares israelíes aceleraron su marcha hacia los periodistas que se subieron a un lado de la carretera. Los soldados salieron de los vehículos, detuvieron a los periodistas y comenzaron a quitarles sus equipos y a golpearlos con sus cachiporras.

Al menos dos de los periodistas parecían ser detenidos, mientras que a otro obligaron a tirarse al suelo mientras aullaba de dolor.

Uno de los periodistas heridos en la emboscada fue Jaafer Ashtiyeh, fotógrafo de la agencia de noticias AFP.

En el último mes Ashtiyeh solamente fue informado de que el oficial al mando y el comandante del batallón fueron disciplinados hace más de un año, después de que por tres años la investigación languideció.

Inactivo

Según el diario Haartez de Tel Aviv la policía militar abrió inmediatamente una investigación en el momento del incidente, pero fue dejado en estado latente hasta 2014, cuando Ashtiyeh presentó una demanda civil contra el gobierno israelí.

Las investigaciones militares de Israel son notoriamente ineficaces.

A principios de este año, B'Tselem dejó de cooperar con ellas, declarando "no seguiremos ayudando a un sistema que blanquea las investigaciones y sirve como una hoja de parra para la ocupación".

De los 739 casos de supuesto abuso de palestinos desde 2000 que B'Tselem ha exigido que el ejército investigue, sólo 25 dieron lugar a medidas disciplinarias.

B'Tselem dice que una cuarta parte de las quejas nunca provocaron una investigación en absoluto.

La policía militar sólo comenzó a completar su investigación sobre el asalto a periodistas en Kufr Qaddum después de que la demanda fue presentada por Ashtiyeh.

Un año después, en agosto de 2015, el exprocurador militar general Danny Efroni recomendó que dieran comienzo las actuaciones disciplinarias contra los oficiales al mando.

Sólo siguiendo órdenes

Según Haaretz, el ejército encontró que el comandante de la compañía había ordenado el uso de fuerza excesiva. Después de que él fue reprendido, el comandante dejó el ejército. Haaretz no señala si se le pidió la renuncia.

De hecho, Haaretz informa que el ejército eligió deliberadamente promulgar un procedimiento disciplinario de bajo nivel por consideración a una tragedia personal no vinculante en la vida del comandante.

El comandante del batallón fue reprendido por negligencia por no entrenar lo suficiente a los soldados en el uso de las cachiporras.

"Se encontró ... que mientras se prepara para disturbios violentos por la paz, y al mismo tiempo se pretende limitar el uso de medios potencialmente letales, se decidió dotar a algunos de los miembros de la fuerza [ejército israelí] con cachiporras", dijo el ejército en una declaración a Haaretz .

"Sin embargo, en la realización de las detenciones, los soldados utilizaron la fuerza que superó lo que era necesario".

Ninguno de los soldados que golpearon a los periodistas fue sancionado o acusado, con el argumento de que estaban siguiendo órdenes.

La demanda civil de Ashtiyeh terminó en un acuerdo que incluye una compensación monetaria.

Grupos de derechos humanos han documentado ataques físicos habituales de las fuerzas israelíes contra periodistas palestinos.

A principios de este mes, el Comité de Protección de Periodistas reveló que Israel sigue siendo uno de los peores carceleros del mundo de la prensa, todos los cuales son palestinos.

Fuente: Israeli soldiers who beat journalists escape punishment

Fuente: Charlotte Silver, Electronic Intifada / Rebelión (Traducido del inglés para Rebelión por J.M.)